Aleteia

Una campaña de Amnistía Internacional arremete contra la Iglesia y promueve el aborto

© Amnesty International UK
Comparte

El vídeo busca modificar la octava enmienda de la Constitución de Irlanda, que reconoce “el derecho a la vida del no nacido, con el debido respeto al igual derecho a la vida de la madre”

Amnistía Internacional (AI) lanzó una nueva campaña para forzar la legalización del aborto en Irlanda, la cual ha sido calificada por los críticos como “vergonzosamente anticatólica”. Irlanda, que prohíbe el aborto bajo cualquier circunstancia, es uno de los países con menor tasa de mortalidad materna en Europa y el mundo.

En su anuncio televisivo titulado “Chains” (“Cadenas”) Amnistía Internacional presenta inmerso en una bruma gris a un templo católico en ruinas y abandonado, mientras que el actor Liam Neeson –contratado como locutor– asegura que “un fantasma acecha a Irlanda, un fantasma cruel del siglo pasado todavía ligado al país. Ciegamente trae sufrimiento, incluso muerte, a las mujeres cuyas vidas toca”.

La campaña de AI busca modificar la octava enmienda de la Constitución de Irlanda, que reconoce “el derecho a la vida del no nacido, con el debido respeto al igual derecho a la vida de la madre”, según informa Aciprensa.

“Es la sombra del país que esperamos haber dejado atrás. Irlanda no tiene que estar encadenada a su pasado. Rechaza la octava”, finaliza el actor. A colores, sin la iglesia antigua, el video concluye pidiendo ayuda para que se derogue la octava enmienda de la Constitución irlandesa.

En el diario británico The Telegraph, el periodista Tim Stanley calificó la campaña de Amnistía Internacional como “vergonzosamente anti-católica”, y señaló que el video promocional “te dice todo lo que necesitas saber sobre las verdaderas motivaciones detrás de su cruzada secular”.

“Esto no parece una campaña contra las leyes de aborto de Irlanda. Parece una campaña para exorcizar de Irlanda a la Iglesia Católica”, denunció.

Stanley advirtió además que con su activismo abortista la organización está “destruyendo la reputación de la propia Amnistía Internacional”.

“Amnistía Internacional fue creada por personas profundamente religiosas, con la meta de preservar las vidas de los oprimidos y no representados. Si Amnistía debe ser algo algo, debe ser pro-vida”, señaló.

El político británico David Alton expresó también su rechazo a la campaña de Amnistía Internacional, con la que ha trabajado en muchas ocasiones desde su época como estudiante, y lamentó que traicione los valores sobre los que la organización fue fundada.
¿Qué diría el fundador católico de Amnistía Internacional?

En declaraciones al sitio web Catholic Herald, Alton indicó que la misión de Amnistía Internacional, “elaborada por Peter Benenson –su fundador y católico– era hablar por los que no tienen voz y buscar la protección de los que están siendo perseguidos, torturados y cuyas vidas están en riesgo debido a leyes injustas o regímenes totalitarios”-

El objetivo de AI al ser creada, subrayó, “no era quitarle la protección del derecho a la vida de un niño no nacido”.

Alton calificó a la campaña como “simplemente deshonesta”, pues se anuncia “como si quisieran abortos solamente donde el bebé va a morir”, pero “si investigas más profundamente descubres que quieren ‘retirar el artículo 40.3.3 de la Constitución irlandesa para retirar la protección del derecho a la vida del feto’. Esas son sus palabras, no las mías”.

“Me pregunto: ¿qué tendría que decir Peter Benenson sobre esta campaña? Probablemente estaría pidiendo que retiren su nombre del edificio, la Casa Benenson, que acoge los cuarteles generales de Amnistía”, aseguró.

Artículo originalmente publicado por Forum Libertas

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.