Recibe Aleteia gratis directamente por email
Estilo de vida, espiritualidad, noticias positivas... Recibe Aleteia por email
¡Suscríbete!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

¿Te dormirás durante el Apocalipsis?

ALARM CLOCK
Comparte

No hay excusas para no tener en orden la propia casa espiritual – antes de que sea demasiado tarde

A veces, incluso un experto en humanidades como yo lleva a cabo algún experimento. Escribí en Google: “El snooze [el botón del despertador que sirve para que la alarma deje de sonar momentáneamente, n.d.t.] es malo”. Resultado: 145.000 entradas en 0,39 segundos.

Miré la primera página y vi entradas del tipo: “¿El snooze es malo para ti?”, “Por qué apretar el snooze arruinará el resto del día”, “Por qué el snooze te está estropeando el sueño”, y quizás el aparentemente más autorizado: “La historia de los relojes snooze y por qué son malos”.

No hace falta mucha imaginación para prever el contenido de estos resultados.

Hice una tercera búsqueda, más específica: “El snooze pondrá en peligro tu salvación”. Resultado: 28.300 entradas en 0,63 segundos.

Algunas parecían directamente relevantes: “¿Estas apretando un snooze espiritual?” y “Cómo dejar de apretar tu snooze”.

En la mayor parte de los casos, sin embargo, parecían vinculados a sermones para niños, y no hubo que esperar mucho para que aparecieran fotos de gatos.

Afiné ulteriormente mi búsqueda: “Apretar el snooze puede hacerte dormir durante el Apocalipsis”. Resultados: 84.600 entradas en 0,64 segundos.

La única que iba bien era esta: “5 alarmas extremas para estar seguro de levantarse cada mañana”. Encontré la “alarma de la bomba que desactivar” la más … digamos … alarmante.

Ninguna de las que vi mencionaba el Apocalipsis, por lo que creo que voy a decir algo nuevo.

Habiendo vivido en varias partes del Tercer Mundo, donde levantarse antes del alba y trabajar hasta bastante después del anochecer es la única forma de sobrevivir, considero la literatura que documenta y reflexiona sobre el drama de quedarse en la cómoda cama (“¡Sólo diez minutos, esta vez de verdad!”) más un “problema de Primer Mundo”, como dicen ellos.

En otras palabras, si el snooze es el problema más grande de la vida, es que no se está acostumbrado a afrontar un peligro mortal o un claro peligro moral.

En cualquier caso, creo poder afirmar que la mentalidad que está detrás del snooze (por ejemplo, “Siempre puedo encontrar una pequeña excusa”) supone un verdadero peligro espiritual.

– Refuerza la ilusión de que siempre queda tiempo (pero sabemos que la ilusión es falsa: http://www.searchquote.com tiene 18.973 páginas con el título “La muerte llega a todos”)

– Refuerza la ilusión de que podemos escondernos de los poderes de la vida y de la muerte que nos van a pedir cuentas (la Escritura rechaza esta ilusión – cfr. Salmo 139)

– El problema no es el snooze en sí, sino lo que simboliza. El problema es que no querer ordenar la propia vida es evadir los propios deberes.

El snooze ofrece en cambio la promesa seductora de una vía de escape, aunque sea breve, de las exigencias de la vida. Cuando hace falta orden, el snooze favorece el desorden.

La elevada tolerancia para las excusas es difícil de conciliar con el discipulado cristiano, cuando el Señor promete que volverá como un ladrón en la noche (Mt 24, 43).

Esta tolerancia para las excusas es difícil de conciliar también con la advertencia de San Pedro de ser prudentes y vigilar (1 Pt 5, 8).

Imaginen esto:

Estás convencido, sin duda alguna, de que en cualquier momento puedes afrontar una amenaza contra tu vida o contra tu salvación

Estás convencido, sin duda alguna, de que en cualquier momento puedes verte en la tesitura de tener que rescatar una vida o un alma humana

Estás convencido, sin duda ninguna, de que Dios juzgará tu disposición a afrontar estos desafíos.

Si estás tan convencido, ¿cómo ordenarías tu vida? ¿Apretarías un snooze?

El hecho es que cada uno de nosotros puede ser llamado inesperadamente a dar testimonio de la propia fe ante un arma, a poner el propio cuerpo entre un malvado y un inocente, o a ser acusado por el Estado a causa de la propia fe.

Todos, seguramente, tendremos que dar a Dios cuenta de nuestra vida. Todos queremos la ilusión de poder escondernos aunque sea un poco de las inconveniencias y de las pruebas de la vida, así como de las exigencias de la eternidad.

Pero lo que encontramos cuando apretamos el snooze es sólo eso – una ilusión. Si somos honrados con nosotros mismos, tenemos que admitir que no podemos permitirnos el lujo de la ilusión.

Ahora que te he recordado todo esto, ¿cómo planificarás tu vida? ¿Tu proyecto incluirá un botón de snooze?

——-

Padre Robert McTeigue, S.J. es miembro de la provincia de Maryland de la Compañía de Jesús. Profesor de Filosofía y Teología, tiene una larga experiencia en dirección espiritual, ministerio de retiros y formación religiosa. Enseña Filosofía en la Ave Maria University de Ave Maria, Florida, y es conocido por sus lecciones de Retórica y Ética Médica.

 

Boletín de Noticias
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.