Aleteia

Ningún país latinoamericano está exento de censura a la prensa

Comparte

Los periodistas en el punto de mira

La 71ª Asamblea General de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) que reunió en la ciudad de Charlestón, en el Estado norteamericano de Carolina del Sur, a más de 300 directores de medios y periodistas, finalizó con un llamado a desterrar en América las prácticas de censura y presión en contra de la libertad de expresión

En las conclusiones, los participantes, miembros de la SIP destacaron que “ningún país de América está a salvo de la corriente censuradora que se extiende como inmensa mancha de aceite”.

La censura ocurre hoy inclusive en países tradicionalmente garantistas de la prensa libre, y en algunos casos bajo el paradójico argumento de promover mayor pluralismo, de garantizar el derecho al olvido o de poner freno al “discurso del odio”.

“Esto, sumado al avance de sicarios del narcotráfico y pandillas urbanas, genera riesgos ciertos para las libertades ciudadanas, y las de expresión y prensa en particular, y por ende para la consolidación de la democracia en el continente”, dicen los miembros de la SIP en su documento final.

En la mira los periodistas

Esta avalancha de censura e ilegalidad que compromete el futuro del continente dejó, desde marzo último, un saldo de 11 periodistas asesinados: 3 en Brasil, otros tantos en México, 2 en Guatemala y 1 en Colombia, Honduras y República Dominicana, respectivamente.

En varios países de la región –destacó la SIP– se produjeron agresiones físicas, atentados, coacciones o amenazas contra periodistas y medios por razones vinculadas al ejercicio de su actividad.

En Bolivia, tres periodistas fueron detenidos y encarcelados temporalmente en represalia por sus denuncias sobre corrupción en la administración pública. En Guatemala y Argentina hubo represión a reporteros que cubrían procesos electorales, y en Perú, Ecuador y Brasil, a quienes informaban sobre conflictos y reclamos sociales.

Los casos Venezuela y Cuba

En la parte continental, se destacó, durante la reunión de la SIP, el “caso” Venezuela, donde “se consolida un totalitarismo comunicacional de Estado”.

En ese país, siempre según las estadísticas de la SIP, se registraron en lo que va del año 287 violaciones al derecho a la libertad de expresión, entre agresiones a periodistas, criminalización de la actividad periodística y limitaciones del acceso a la información.

“Un hecho positivo es el fallo de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH, organismo de la Organización de Estados Americanos) conocido a comienzos de septiembre que ordena restituir equipos y licencias a RCTV, aunque la sentencia ha sido desconocida hasta el momento por el gobierno de Nicolás Maduro.

En Cuba, pese al restablecimiento de relaciones entre los gobiernos de ese país y Estados Unidos, hay pocos avances en las libertades de expresión, asociación y prensa, y siguen encarcelados dos periodistas.

“Persiste la censura sobre sitios digitales críticos, se revisa el correo electrónico, se suspende la telefonía móvil y se agrede de manera física y verbal a activistas y periodistas independientes, entre otros esquemas represivos”, sentencia el reporte.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.