Aleteia

El papel de la mujer en la conservación de la naturaleza

Comparte

10 propuestas sobre dos temas claves del papa Francisco

La Fundación Fernando González Bernáldez, EUROPARC-España y ALTEKIO han desarrollado el proyecto “Mujeres, motores para la diversificación económica en el medio rural y para la mejora de la gobernanza a través de los espacios naturales protegidos”. En él destacan como “Las mujeres juegan un papel vital en la conservación y uso sostenible de la diversidad biológica […] y es necesaria su completa participación en la formulación y ejecución de políticas para su conservación”.

Según este colectivo y haciendo suyo el Convenio sobre la Diversidad Biológica (1992), destacan: “La mujer tiene conocimientos especiales de los vínculos ecológicos y de la ordenación de los ecosistemas frágiles”.

En el estudio muestran un decálogo sobre el papel de la mujer en las áreas protegidas:

1. Reconocer el papel de las mujeres en la conservación de la naturaleza y en el uso sostenible de los recursos naturales.

2. Visualizar el papel de las mujeres en las áreas protegidas, en tanto que herramientas fundamentales para la conservación de la naturaleza y para el apoyo a la dinamización del mundo rural.

3. Reforzar el trabajo en red para el desarrollo de las actividades socioeconómicas ligadas a las áreas protegidas.

4. Garantizar la igualdad de oportunidades para el acceso de las mujeres a puestos directivos, de representación y de participación en la gestión de áreas protegidas.

5. Mejorar la integración entre las políticas de conservación y de desarrollo rural en las áreas protegidas, poniendo en valor el papel de la mujer.

6. Aprovechar las oportunidades para la actividad y el empleo identificadas por los equipos de gestión de las áreas protegidas y por el tejido empresarial, potenciando el papel de las mujeres.

7.  Apoyar la participación activa de las mujeres en las iniciativas de emprendimiento, así como en las asociaciones profesionales locales y regionales.

8. Apoyar la incorporación de las mujeres en igualdad de condiciones al sector agrario como principal eje de actividad rural, complementariamente con otros sectores más temporales como el turismo y los servicios culturales.

9. Invertir en sensibilización, formación y capacitación sobre la importancia de incorporar la perspectiva de género en las administraciones, en las empresas y en las asociaciones.

10. Incentivar la integración efectiva de las mujeres en las áreas protegidas a través del empoderamiento, el emprendimiento y el impulso del tejido asociativo.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.