¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

¿Acaso los miembros del Sínodo no saben lo que es una familia?

© Mazur/catholicnews.org.uk
Comparte

El cardenal Vingt-Trois recuerda: somos célibes, pero también somos hijos, hermanos, nietos…

El Papa Francisco abrió los trabajos del sínodo de la familia este lunes 5 de octubre en el Vaticano, precisamente confiándolo al Espíritu Santo para evitar debates personales contrarios a la necesidad pastoral de las familias heridas.

No obstante, vuelven cuestiones fuera del aula sobre la metodología de la Asamblea, así salió la pregunta: ¿Por qué padres sinodales célibes deben reflexionar sobre familia? Una cuestión dirigida a dos altos prelados representantes de los padres sinodales que después de la primera congregación general accedieron a un encuentro con la prensa en el aula Juan Pablo II del Vaticano.

Los obispos son hermanos, nietos, incluso algunos hijos de padres separados…

“Vivimos en el tejido de un núcleo, somos hermanos, hijos…no porque se opta por la fe y el celibato, las familias, nuestras familias, nos han negado la pertenencia”, dijo el cardenal André Vingt-Trois, miembro de la presidencia del Sínodo junto a otros cuatro arzobispos.

Ser obispos entre las familias

Por su parte, monseñor Bruno Forte, secretario especial del sínodo, presentó a los sacerdotes u obispos como pastores atentos a la vida real y concreta de las familias. Esta experiencia “nos ha llevado muy cerca de la gente en el cotidiano, especialmente a través del ministerio de la confesión y de la guía espiritual”, expresó.

“Yo creo que lo que verdaderamente une en la experiencia humana es este enorme deseo de amor, y la búsqueda de este amor. Una vivencia auténtica en la vida consagrada y en la familia hace más cercanas estas dos experiencias (familia y vocación) de lo que se pueda pensar”, concluyó monseñor Forte.

Yo soy hijo de padres separados: cardenal Schönborn

Los padres sinodales llegan a Roma con debajo del brazo las necesidades de sus fieles y las familias no tradicionales. Y ellos mismos no son extraterrestres, son hombres, dados a luz por una mujer y, a su vez, miembros de una familia. El caso del cardenal Schönborn, hijo de padres separados ha sido una muestra en el sínodo anterior.

El cardenal Christoph Schönborn, ofreció un testimonio directo en la anterior asamblea, la extraordinaria: “Un día en un colegio, un joven me preguntó: ¿cuál ha sido el momento más difícil de su vida? Espontáneamente –se me escapó-, le respondí: La noche en que me enteré que mis padres se iban a divorciar”.

Y prosiguió: “Siempre les digo a los padres: ¿Acaso no habéis hecho cargar sobre las espaldas de vuestros hijos el peso de vuestro conflicto? ¿No les habéis tomado como rehenes?”, recordó el también arzobispo de Viena, presidente de la Conferencia Episcopal (Austria), en una entrevista a la cadena televisiva Sel et Lumière (Aleteia 13.10.2014)

La metodología del Sínodo y el Concilio Vaticano II

El camino como lo define el Papa está marcando por tres etapas, además señaladas por el cardenal Badisseri, secretario general de la Asamblea, en la apertura del evento en el aula: la escucha de los desafíos de la familia, el discernimiento de la vocación y la reflexión sobre su misión.

Antes del Sínodo ordinario, el Papa ha querido madurar las ideas propuestas desde las parroquias y otras organizaciones para encontrar soluciones para la familia. En este sentido, se han utilizado cuestionarios y los obispos han encontrado con varios grupos eclesiales y de fuera de la Iglesia. Todo ha quedado condensado en el Instumentum laboris que sirve de guía para los trabajos del sínodo ordinario (4-25 octubre 2015).

Ahora la Asamblea ordinaria seguirá la disertación espiritual y concreta querida por el Papa desde el inicio de su pontificado y ampliada a todos los episcopados del mundo. Además cabe mencionar que es un sínodo de obispos siguiendo la tradición consolidada en el 50 aniversario del Concilio Vaticano II.

¿Quiénes participan al Sínodo?

270 padres sinodales conforman en total la Asamblea, además de 18 laicos/familias auditoras invitadas. Participan en el Sínodo 42 ex oficio, 15 jefes de las Iglesias Orientales, 183 los obispos elegidos (sínodo de los obispos y las conferencias episcopales), 10 religiosos (elegidos por la unión de Superiores generales), y 25 jefes de los dicasterios (curia romana) del Vaticano, además de 45 miembros nombrados directamente por el Papa.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.
Para que nuestra luz siga brillando en la oscuridad

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.