Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
martes 02 marzo |
San Ceada
home iconEspiritualidad
line break icon

Católicos: ¡Entren en la batalla!

© Gervasio Varela / Flickr / CC

Mano y fuego

Omar Aguilar - publicado el 30/09/15

La fuerte exhortación del obispo de Phoenix ante "el desaliento y la desconexión de católicos como ustedes y yo"

«Empiezo esta carta con un llamado fuerte y claro para ustedes, mis hijos y hermanos en Cristo: hombres católicos, no duden al entrar en la batalla que se pelea alrededor de ustedes, la batalla que está hiriendo a nuestros niños y familias, la batalla que está distorsionando la dignidad tanto de hombres como mujeres. Esta batalla está oculta, pero es muy real. Esta batalla es primordialmente espiritual pero está matando progresivamente lo que queda del carácter cristiano de nuestra sociedad y cultura, e incluso en nuestros propios hogares».

Así comienza la exhortación apostólica promulgada por el obispo de la diócesis de Phoenix Arizona, Thomas J.Olmsted, en la fiesta de los Arcángeles, 29 de septiembre, de 2015.

«Aunque sabemos que Cristo le da la bienvenida a todo pecador arrepentido, sucede que cantidades enormes de hombres católicos están fracasando en el cumplimiento de las promesas que hicieron en el bautismo de sus hijos niños de llevarlos a Cristo y criarlos en la fe de la Iglesia», escribe.

«Esta crisis se hace evidente en el desaliento y la desconexión de hombres católicos como ustedes y yo; de hecho, es precisamente por eso que considero necesaria esta exhortación, e incluso la razón de mi esperanza», continúa.

«Porque Dios constantemente supera el mal con el bien; la alegría del Evangelio es más fuerte que la tristeza traída por el pecado -asegura-. Una cultura del descarte no puede resistir la luz y vida nueva que constantemente irradia de Cristo».

«¡Por eso los llamo a que abran sus mentes y corazones a Él, el Salvador que los fortalece para permanecer firmes en la brecha!», escribe el obispo en su carta.

Y presenta tres preguntas fundamentales para todo hombre de fe:

1. ¿Qué significa ser un hombre cristiano?

2. ¿Cómo ama un hombre católico?

3. ¿Por qué la paternidad, adecuadamente entendida, es tan crucial para cada hombre?

En la “nueva evangelización”, la respuesta de los hombres católicos es fundamental; si el hombre católico basa su vida en la proposición de que todo se hace nuevo en Jesucristo entonces puede entrar en la batalla. “Tengan confianza, ¡Sean audaces! ¡Hacia adelante, firmes en la brecha!».

Pero, continúa el obispo, «el ser humano es una criatura, y por lo tanto en relación a Dios un receptor de amor y coraje antes de que él o ella pueda transmitírselo a otros. Nemo potest dare quod non habet es el famoso termino en latín creado por la Iglesia sobre esta verdad fundamental; no puedes dar lo que no tienes».

Y para ello, recuerda que «María -nuestra madre, la gran receptora del amor de Dios en su propio cuerpo- es el modelo para nosotros como católicos, pero no solo María, todo gran santo, o sea, gran amante, ha sido modelo en la historia de nuestra Iglesia».

«No hay un camino corto hacia la santidad, para convertirnos en los grandes hombres católicos que estamos llamados a ser -constata-. ¡No hay un atajo mas allá de la ancestral batalla interior que cada uno de nosotros debe pelear!».

Y termina haciendo una pregunta muy seria y profunda: ¿Dónde está la fe de nuestros padres hoy?

En su exhortación, el obispo se refiere a Planned Parenthood: «Como esta agencia infame recibe cada año alrededor de medio millón de dólares (mas de 500 millones) del gobierno de los EE. UU. para continuar con su masacre a los inocentes, ningún ciudadano americano, y ciertamente ninguno de nosotros hombres, podemos permanecer callados frente a esta deformación de nuestros tiempos», afirma.

«Tenemos que dejar de permanecer al margen, levantarnos, e ir al frente de la defensa de la vida -concluye-. Necesitamos fe como la de nuestro padres quienes defendieron a los hijos de las generaciones pasadas, y quienes dieron su propia vida antes de abandonar su fe en Cristo. Mis hijos y hermanos, hombres de la Diócesis de Phoenix, ¡Necesitamos mantenernos firmes en la brecha!

La exhortacion en su totalidad:
http://www.intothebreach.net/firme-en-la-brecha/

Tags:
estados unidoshombreobispo
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
BAPTISM
Pablo Cesio
Bautizan a la bebé que nació viva tras “aborto legal” y la llaman...
2
Kathleen Hattrup
El hombre que besó la frente del Papa dice que la Virgen lo curó ...
3
DEMANDE EN MARIAGE
Edifa
No te cases sin haberte hecho estas tres preguntas
4
TIMOR LESTE
Redacción de Aleteia
La última frase de san Juan Pablo II antes de morir
5
Ary Waldir Ramos Díaz
Papa Francisco: «Vendrá un nuevo diluvio si no cambiamos de rumbo...
6
BABY
Aleteia Team
El bebé que nació agarrado al DIU
7
NEWBORN
Cerith Gardiner
12 nombres de bebés varones que combinan bien con «María»
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.