Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
jueves 28 octubre |
El Señor de los Milagros
Aleteia logo
home iconActualidad
line break icon

La Iglesia y el cine de superhéroes

Jorge Martínez Lucena - publicado el 28/09/15

La posibilidad de que el mundo sobreviva a las múltiples amenazas que nos acechan consiste más bien en una labor colectiva

El escritor Emmanuel Carrère ha dejado el siguiente titular en su entrevista para El Cultural de hace unas semanas: “La historia del cristianismo parece un relato de ciencia ficción”. No deja de tener su parte de razón: la encarnación tiene su qué, los múltiples milagros también, y ya no te digo lo de la resurrección, que supone algo bien difícil de imaginar. Traduciendo a la cultura pop podríamos decir que Jesús es una especie de superhéroe en versión galilea siglo primero. De hecho, hay pintores que se lo han imaginado así (véase Giuseppe Veneciano).

Se me ocurre que, si le damos la vuelta al símil, se podría decir también que el cine de superhéroes nos puede enseñar cosas sobre nuestro cristianismo. Por ejemplo, en Superman Returns (2006), de Brian Singer, el único descendiente de la estirpe de Kripton es tan crístico que resulta imposible negarlo.

Creo recordar que incluso resucita al tercer día. Además, remite al cristianismo porque es una fecundación de la historia por parte de lo eterno, un abajamiento de lo divino (por lo menos de lo sobrehumano) hacia lo humano que supondría su salvación.

También Batman Begins (2005) o El caballero oscuro (2008), de Nolan, retratan un cierto aspecto de cristianismo. Su componente de peregrinación, de arduo recorrido del creyente, con todo su mal, su sufrimiento y su redención.

O los 3 Spider-Man de Raimi (2002, 2004, 2007), que nos muestran algunos de los posibles decaimientos de la fe cristiana, como su reducción individualista y su reducción voluntarista, con una interpretación del superhéroe muy made in USA. Algo que se soluciona en su versión posterior, The Amazing Spider-Man (2012), que presenta a un héroe mucho más para adolescente pero que no tiene que seguir negando su felicidad para salvar el mundo.

En esa línea del super-hombre prometeico, del selfmade man, tenemos también a los sucesivos Iron-Man (2008, 2010 y 2013) o a los últimos Hulk (2003 y 2008).

Sin embargo, cada vez hay más películas de superhéroes que van más allá de esa soledad constitutiva del héroe y reconocen que la solución cristiana no es la prometeica y voluntarista sino que la posibilidad de que el mundo sobreviva a las múltiples amenazas que nos acechan consiste más bien en una labor colectiva, comunitaria incluso.

Lo vemos en versión animada en Los increíbles (2004) de la PIXAR, donde la familia unida jamás será vencida. Lo vemos en X-Men orígenes: Lobezno (2009), donde el drama personal del protagonista queda recogido en sus relaciones de amistad en la academia de Charles Xavier. Algo parecido a lo que sucede con Marvel Los Vengadores (2012), en Los Cuatro Fantásticos y Silver Surfer (2007) o incluso en El caballero oscuro: la leyenda renace (2012), donde la victoria de Batman pende claramente de la inesperada fidelidad de Catwoman (Anne Hathaway).

Podríamos incluso conjeturar que en las películas de superhéroes vemos también dos modos de entender la Iglesia. La una, neocon y autorreferencial: el ejército de la verdad guiado por el Capitán América (2011) contra los bárbaros. La otra, posmoderna y descentrada: una comunidad minoritaria de mutantes, como la que se puede ver en los sucesivos X-Men (2000, 2006, 2009, 2011, 2014), que viven su condición de escogidos dándose al prójimo, a pesar de ser perseguidos por ello incluso por otros mutantes como Magneto y compañía. El Papa invita a la segunda.

Tags:
cinegrandes producciones
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Ary Waldir Ramos Díaz
El Papa cuenta que vio un milagro por intercesión de la Virgen de...
2
READING
Gelsomino del Guercio
Las tres reglas fundamentales para los lectores en la misa
3
QUIÑONEZ
Pablo Cesio
Álex Quiñónez, una muerte cargada de violencia que vuelve a enlut...
4
ABUSE
Pablo Cesio
La niña de 11 años embarazada tras ser violada que reabre el deba...
5
Hardship of Life
Dolors Massot
Premio Siena Award a la fotografía de un refugiado sirio con su h...
6
SINDONE 3D
Lucandrea Massaro
El Hombre de la Sindone, reconstruido en 3D: ¡Son verdad los Evan...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.