Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
jueves 29 julio |
Santa Marta
home iconActualidad
line break icon

La “cobardía” de Fray Junípero Serra

Mark Wilson/Getty Images/AFP

WASHINGTON, DC - SEPTEMBER 16: House Speaker John Boehner (R-OH) (C) participates in a walk through of Statuary Hall in front of the Blessed Junipero Serra statue thatÊPope Francis will canonize during his visit to the CapitolÊSeptember 16, 2015 in Washington, DC. Next week Pope Francis will be visiting the United States and will speak before a joint meeting of Congress. Mark Wilson/Getty Images/AFP

Manuel Bru - publicado el 23/09/15

No tuvo coraje para despedirse de sus padres, lo cual dice mucho de su dolor y de su sacrificio al responder a la llamada misionera

Prácticamente hasta principios del siglo XX los misioneros que partían a tierras lejanas, a otros continentes, se despedían para siempre de sus familiares y allegados. Se iban para siempre. No era ni fácil ni económico ni previsible volver. Además la mayoría de ellos morirían a los pocos años contagiados por enfermedades de las que, lógicamente, no estaban inmunizados. Mucho más aún en aquella gran aventura misionera de las Américas interrumpida desde el siglo XVI y que tuvo en los siglos XVII y XVIII un apogeo extraordinario.

Fray Junípero Serra, que será canonizado por el Papa Francisco en su viaje a Estados Unidos, es uno de los máximos exponentes de aquella gloriosa historia de los misioneros españoles de las Américas.

Pero Fray Junípero no se despidió de sus padres. No porque pensará volver a verlos, sino porque no tuvo coraje para hacerlo, lo cual dice mucho de su dolor y de su sacrificio al responder a la llamada misionera.

Habiendo abandonado su Mallorca natal, y esperando barco en Cádiz, escribe a un hermano de religión, fray Francisco, una memorable carta para que fuese leída a sus padres analfabetos. Esta carta es uno de los más preciados tesoros de la literatura misionera y una bellísima meditación sobre la voluntad de Dios. Entre otras cosas les decía en esa carta a sus ancianos padres: “Decirles que yo no dejo de sentir el no poder estar más cerca de ellos, como estaba antes, para consolarles, pero pensando también que lo primero es lo primero, y que antes que ninguna otra, lo primero es hacer la voluntad de Dios cumpliéndola; por amor de Dios los he dejado, y si yo por amor de Dios y con su gracia, tengo fuerza de voluntad para dejarlos, del caso será que también ellos, por amor de Dios, estén contentos al quedar privados de mi compañía”.

¿Quien dijo que la ternura esta reñida con la valentía? Fray Junípero Serra no tuvo el coraje de despedirse cara a cara de sus padres, pero si de responder a la llamada del Señor a dejar casa, padre, madre, y todo, por su Reino. Y también tuvo el coraje de escribirles esa maravillosa carta, y de hacerlo con tanta ternura, seguro que con lágrimas en los ojos. Las mismas lágrimas que derramaría por Dios en su larga y dilatada misión por las Américas, que le deben no sólo la conservación de sus culturas indígenas, sino su más preciado tesoro: su fe en Cristo Jesús.

Tags:
estados unidospapa franciscosantosviaje apostólico
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.