Aleteia

Serie TV: The Enfield Haunting, un thriller paranormal agnóstico

Sky Living
Comparte

La mini-serie no va tanto de los acontecimientos paranormales, como de la agónica sensación de vacío interior de uno de los investigadores

https://www.youtube.com/watch?v=4jKtZD34Fo4

NO RECOMENDADA PARA MENORES DE 17 AÑOS – Imágenes de alto contenido violento o sexual

En 1977, la policía acudió a una llamada de emergencia a Enfield, un barrio periférico del norte de Londres. Allí vivía una mujer divorciada y sus cuatro hijos. Al parecer los muebles habían comenzado a moverse solos, a dar golpes y escucharse horribles sonidos. Poco después, Maurice Grosse y Guy Lyon Playfair, de la Sociedad para la Investigación Psíquica de Inglaterra, comenzaron a seguir el caso de cerca.

El mismo Ed Warren, el único parapsicólogo legitimado por la Iglesia católica en Estados Unidos, visitó Londres y confirmó que allí había un caso paranormal y llegó a asegurar que una de las niñas, Janet, de once años, estaba poseída. Un buen día, después de dos años de investigaciones parapsicológicas, los sucesos cesaron del golpe. El caso se dio a conocer en 1979 cuando todo había terminado.

No obstante, el caso fue y sigue siendo cuestionado por numerosos investigadores que están convencidos de que nos es más que una elaborada travesura de Janet. Aunque se supone que hay documentación fotográfica (que se puede buscar sin problemas en Internet) y numerosos testigos de los hechos, sigue habiendo una turbia sombra de sospecha sobre este conocido caso.

El conocido como “poltergeist de Enfield” será el punto de partida de la esperada Expediente Warren 2 que se estrenará el año que viene. No obstante, este mismo año el suceso también ha inspirado una interesante serie de televisión titulada The Enfield Haunting. Producida en Inglaterra por la cadena Sky Living, la serie consta únicamente de tres capítulos y, de momento, es inédita en España.

Dirigida por Kristoffer Nyholm y basada en el libro que Playfair publicó sobre el caso, The Enfield Haunting, sin dejar de ser un relato de terror es en el fondo un drama sobre el perdón. Ofreciendo alguna que otra interesante vuelta de tuerca al relato clásico de fantasmas, la mini-serie no va tanto de los acontecimientos paranormales que sufre la familia en Enfield como de la agónica sensación de vacío interior de uno de los investigadores, Maurice Grosse.

Interpretado magistralmente por Tymothy Spall (un rostro habitual en el cine británico), Grosse empezó a sentir curiosidad por lo paranormal cuando al morir su hija tuvo la profunda sensación de que quería contactar con él. De este modo Grosse, ahondará en lo sobrenatural y creará unos especiales lazos afectivos con la niña poseída (del mismo nombre que su hija fallecida) para sus pesquisas paranormales y más aún, como búsqueda de una liberación interior. Grosse quiere saber si su hija muerta le perdonó sus errores como padre.

Lo interesante de The Enfield Haunting es que sin llegar a ser una propuesta estrictamente pagana, la serie parece empeñada en mantener las distancias con lo espiritual y lo católico. Cuando surge la opción de extraer el espíritu de la pequeña Janet uno de los personajes pregunta “¿Un exorcismo?”, “no, un desposeimiento”. Es una forma curiosa de ordenar la realidad que se escapa a lo terreno, pero obviando que se está ante un problema espiritual.

A renglón seguido alguien pregunta “¿Con un cura?”, “no, nada de curas”. La sensación que queda es la de querer atajar un incidente sobrenatural sin acudir a la religiosidad. Echando manos de médiums y sesiones de espiritismo The Enfield Haunting es antes que nada un drama por el perdón y en un segundo plano, un thriller sobrenatural agnóstico. Lo que no deja de tener su miga, por paradójico y a veces incluso, contradictorio.

 

 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.