Aleteia

El maestro, la historia de un héroe italiano

European Dreams Factory
Comparte

Llega la versión cinematográfica de una serie TV de éxito en Italia

Se estrena El maestro, versión cinematográfica de una miniserie dirigida por el director italiano Giacomo Campiotti (Bakhita, Prefiero el Paraíso, Moscati, Blanca como la leche, roja como la sangre,…) cineasta habitual de la cadena estatal RAI para miniseries de ficción. La película nos cuenta la historia de Alberto Manzi, un maestro de escuela que llegó a ser muy estimado por el público italiano cuando se convirtió en el presentador del programa educativo de televisión “Nunca es demasiado tarde” (Non è mai troppo tardi). Este programa, emitido desde 1960 a 1968, representó un importante hito en la batalla contra el analfabetismo en Italia.

La versión en cine de esta miniserie necesariamente acorta el metraje original, suprimiendo periodos de la vida de Manzi y centrándose en la época en la que el protagonista trabajó con los menores del reformatorio «Aristide Gabelli» de Roma. Manzi fue un maestro que nadó siempre contra corriente. Desde posiciones moderadas de izquierda, siempre luchó por enseñar a leer y escribir a los más pobres, para que pudieran llegar a tener un pensamiento libre y propio. Al menos, esto es lo que destaca Campiotti de su personaje. La película muestra algunos factores esenciales de la tarea educativa, en especial, esa fe inquebrantable del educador en la condición humana, que por muy deteriorada que se encuentre, siempre está herida por un deseo de bien y belleza que alimenta el interés por la realidad que despierta el maestro. Otro factor muy interesante es el constante riesgo de la libertad que señala el film, expresado de manera muy persuasiva en la secuencia de la salida campestre, en la que los reclusos, si quieren, pueden huir. El dilema que se plantea es muy interesante: ¿qué promesa es más real para su vida, la fuga de la cárcel, tantas veces soñada y deseada, o su relación con el maestro?

La película es muy bien dirigida e interpretada, sobre todo por el actor Claudio Santamaría, que encarna con mucha fuerza al personaje de Manzi. Muy importante en la vida de Manzi fue el amor de su vida, Ida (Nicole Grimaudo), que no sólo fue la madre de sus hijos, sino también un ferviente apoyo en todos sus a menudo polémicos métodos.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.