Recibe Aleteia gratis directamente por email
Los mejores contenidos espirituales de la red, ¡recíbelos en tu email!
¡Inscrítebe a la newsletter gratuita!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Dachau: un sacerdote polaco, asesinado por “no hacer bien la cama”

© Dale Cruse
Comparte

Historias de la Segunda Guerra Mundial que no habría que olvidar

En diferentes circunstancias morían los sacerdotes – prisioneros: al lado de la carretilla llena de nieve, en el taller, en la plaza de la llamada, en la enfermería, de agotamiento, a causa de enfermedades, por los malos tratos… Más a menudo morían en soledad, sin ningún consuelo humano.

También eran asesinados por ciertos caprichos absurdos de aquellos que disponían de la vida de los prisioneros. Tal como el obsesivo cuidado en hacer la cama.

“Sauberkeit y Ordnung (limpieza y orden) se unían, dando origen al máximo tormento con la llamada Bettenbau. No se trataba de hacer la cama, simplemente; había que ‘construirla’. El jergón debia estar perfectamente nivelado, con los bordes rectos, ajustados con el cobertor y el cabezal de paja, y, por supuesto, la posición de cada lecho debía quedar perfectamente alineada con los otros”. Kazimierz Majdanski, “Un obispo en los campos de exterminio”, p. 50

El sacerdote Jan Brzeziecki, vicario de la parroquia de Rudlice (distrito de Wielun), fue deportado al campo de concentracion de Dachau. Número de campo 28190. Allí murió el 27 de agosto de 1.942. El Padre Alexander Konopka, un compañero de cautiverio describe su muerte: “Recuerdo como murió el padre Jan Brzeziecki, joven sacerdote de nuestra diócesis”.

“Llegó a la sala un hombre de las SS, todos se pusieron de pie en posición de firmes, y el fue a inspeccionar las camas. Una de ellas, según el estaba mal hecha. Jasiu se acercó y comenzó a mejorarla, entonces el hombre de las SS lo derribó y lo pateó de forma brutal, en un espacio muy estrecho, era imposible retirarse. Jasiu fue llevado a la enfermería, donde murió. Tenía las costillas rotas. No había nadie a quien quejarse. Recé por él como un mártir “.

Era sacerdote diocesano perteneciente a la diócesis de Czestochowa. Nació el 3 de agosto de 1913. Desde el 24 de agosto de 1938 fue vicario de la parroquia de Rudlice, estaba recién ordenado. Ejerció su ministerio pastoral muy diligente y desinteresadamente. Durante la ocupación alemana el 6 de octubre de 1941 fue arrestado junto con el párroco, el padre Franciszek Wtorkiewicz por gendarmes alemanes. En el distrito de Wielun fueron arrestados 18 sacerdotes, sólo uno regresó con vida del campo de concentración.

Fueron trasladados junto con otros sacerdotes detenidos a un campo de tránsito en Konstantynów cerca de Łódź. El padre Wtorkiewicz fue liberado debido a la vejez y a su mala salud. Sin embargo no se le permitió llevar a cabo ninguna actividad pastoral.

Boletín de Noticias
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.