Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
miércoles 16 junio |
Santa Julita y san Quirico
home iconLa gran aventura de mi vida
line break icon

Celebrar el cumpleaños con plenitud

Joven soplando las velas de cumpleaños

© Christopher Paquette-cc

Joven soplando las velas de cumpleaños

Claudio de Castro - publicado el 31/08/15

Siempre que se acerca esta fecha ocurren tres cosas importantes

Mañana es mi cumpleaños.

Siempre que se acerca esta fecha ocurren tres cosas importantes.

1) Me acosan las tentaciones más insólitas.

2) Hago propósitos para vivir el año

3) Me confieso

Por algún motivo de pronto, inesperadamente tengo estastentaciones, y a punto de caer, a un segundo de rodar por el fango, me digo: “Señor, te prefiero a Ti”. Y de pronto, llega la gracia. Lo que era oscuridad se ilumina de formas misteriosas que nunca he logrado comprender. Veo todo con tal claridad y me doy cuenta que Dios siempre estuvo a mi lado.

Su pedagogía no la supera nadie. Es dolorosa. Incomprensible. Pero tiene aires de eternidad. Somos sus hijos y Él es nuestro Padre. Me encanta saber que es mi Padre.

Unos días previos pienso mucho en los propósitos para el año que estoy por vivir.

Un año pensé en la confianza. Y me cayeron todos los males que puedas imaginar. Ahora me cuido mucho al elegir estos propósitos.

He pensado mucho en la misa y dónde me siento. Suele ser atrás, de último. Recordé cuando fui Ministro Extraordinario de la Comunión. Un día el buen sacerdote me pidió que me sentara a su lado durante la Eucaristía. Detrás de nosotros estaba el sagrario. Por esas ocurrencias mías volví a mirar hacia atrás y le decía: “Hola Jesús. ¿Estás allí?”. Me impactaba profundamente saberlo tan cercano.

Prosiguió la misa. El sacerdote elevó la hostia consagrada e ingenuamente pensé: “Jesús quiere ver mejor a los que han venido a misa para bendecirlos”.

De pronto empiezan a cantar esta bella canción:

Tan cerca de ti.
Tan cerca de mí,
que hasta lo puedo tocar,
Jesús está aquí.

Apenas podía creerlo. Volví a verlo y le sonreí emocionado.

Sentí su presencia amorosa. Lo sabía a mi lado, conmigo, con todos.Sí… Jesús estaba allí, conmigo, contigo. Experimenté emociones nuevas y me emocioné como un niño.

Sólo podía decir: “Qué bueno eres Jesús”.

Este año quiero sentarme cerca de Jesús, al frente, no de último, durante las misas. Y cuando el sacerdote lo eleve, aprovecharé para saludarlo y decirle entusiasmado: “Aquí estoy Jesús”.

El propósito más importante que me hice fue éste: “Amarlo más”.

Dedicaré este año de mi vida en amar a Jesús. No me distraeré con las redes sociales, ni con profecías, ni las cadenas, ni nada que distraiga mi atención. Porque amando a Jesús podré amar más a mi familia, a los que me rodean, al pobre, al que nunca volteo a ver.

Como mi amor es imperfecto y limitado, le he pedido a la Virgen un poquito de su Amor, que es puro, perfecto, ilimitado.

Quiero amarlo como cuando era un niño y cruzaba la calle para verlo en aquella capilla de las Siervas de María. Quiero tenerlo contento. Deseo ser agradecido, como aquél leproso al que Jesús curó y se devolvió para darle las gracias.

Si amo más podré ser humilde y agradecido. Hay tanto en mí que debo cambiar… Y no tengo las fuerzas para hacerlo. Pero Él sí. Y sé que lo hará.

Por último, una buena confesión. Empezaré este camino con el alma limpia. Así podremos estar juntos Él y yo. Mi mejor amigo. Mi gran amigo. ¡Qué maravilla!

Anhelo ser un sagrario vivo y llevar a Jesús a los demás, donde quiera que vaya para que todos lo sientan, lo conozcan y lo amen. Son cosas que están más allá de nuestra pobre humanidad. Pero sé que nada hay imposible para Él.

Y tú querido lector, recuérdame ante el sagrario.

Dios te bendiga.

Tags:
alma
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
PASSION OF THE CHRIST
Cerith Gardiner
7 pruebas y tribulaciones que Jim Caviezel enfrentó al interpreta...
2
Histórias com Valor
Después del coma, un niño asustó a su madre al decirle que conoci...
3
MIRACLE
Maria Paola Daud
Mateo se perdió en el mar… ¡y apareció en brazos de papá!
4
Ramón Antonio Pérez
María de San José y su ayuno total: “Durante diez años solo consu...
5
SAINT DOMINIC SAVIO
Philip Kosloski
¿Te preocupa tu adolescente rebelde? Aquí tienes a tu santo patró...
6
Lucía Chamat
Una curiosa foto de «Jesús» que conmueve a Colombia
7
SOS DESAPARECIDOS
Alvaro Real
Olivia, Anna y el mal: ¿Por qué? Nos queda llorar y rezar
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.