Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
viernes 27 noviembre |
Nuestra Señora de la Medalla Milagrosa
home iconEstilo de vida
line break icon

30 cosas que necesitas dejar de hacer ya

Young happy woman in canola field on sunset.

Young happy woman in canola field on sunset. © IBushuev / Shutterstock

Young happy woman in canola field on sunset.

Claudia Soberón - publicado el 31/08/15

La felicidad te está esperando

1. Deja de perder tiempo con personas equivocadas

La vida es muy corta para perder tiempo con personas que absorben tu alegría. Si alguien te quiere en su vida, hará espacio para ti. Tú no deberías tener que luchar por un lugar. Nunca, jamás insistas en aparecer frente a alguien que subestima tu valor.

Y recuerda, tus verdaderos amigos no son las personas que están a tu lado cuando estás viviendo tus mejores días, sino aquellos que permanecen incluso en los peores momentos.

2. Deja de huir de tus problemas

Enfréntalos. No, no va a ser fácil. No hay nadie en el mundo capaz de salir ileso de cada golpe que se lleve. No es esperando como estamos listos para resolver inmediatamente cualquier problema. Simplemente no estamos hechos de esa forma.

En verdad, estamos hechos para molestarnos, entristecernos, lastimarnos, tropezar y caer. Y esta es la razón misma de vivir: encarar los problemas, aprender, adaptarse, y resolverlos a lo largo del tiempo. Eso es lo que efectivamente nos moldea en la persona que nos volvemos.

3. Deja de mentirte a ti mismo

Puedes mentirle a cualquier otra persona en el mundo, pero a ti mismo no puedes hacerlo. Nuestras vidas mejoran sólo cuando arriesgamos enfrentar las oportunidades, y la primera y más difícil oportunidad que podemos enfrentar es ser honestos con nosotros mismos.

4. Deja de poner tus necesidades en segundo lugar

Lo más doloroso es perderse a sí mismo en el proceso de “amar” a alguien más, y olvidar que eres especial también. Sí, ayuda a los demás, pero ayúdate también. Si existe un momento para ir detrás de tu pasión y hacer algo que realmente te importa, es ahora.

5. Deja de intentar ser alguien que no eres

Uno de los mayores desafíos en la vida es ser uno mismo en un mundo que intenta hacerte igual a los demás. Alguien siempre será más guapo, más inteligente, más joven, pero jamás serán tú. No cambies para gustar a los demás. Sé tú mismo y las personas adecuadas amarán a la persona que eres realmente.

6. Deja de apegarte al pasado

No puedes comenzar el próximo capítulo de tu vida si continuas releyendo el anterior.

7. Deja de tener miedo de cometer errores

Hacer algo y fallar es al menos diez veces más productivo que no hacer nada. Todo éxito deja una estela de fracasos tras de sí, y cada fracaso es un paso hacia el éxito. Uno termina arrepintiéndose mucho más de las cosas que no hizo, que de las que hizo.

8. Deja de regañarte por viejos tropiezos

Nosotros podemos amar a la persona equivocada y llorar sobre las cosas equivocadas, pero no importa cuán equivocadas se vuelvan las cosas, una cosa es cierta: los errores nos ayudan a encontrar a la persona y las cosas que son buenas para nosotros. Todos cometemos errores, tenemos tropiezos e incluso nos arrepentimos de las cosas de nuestro pasado.

Pero tú no eres tus errores, ni tus tropiezos, y tú estás aquí ahora con el poder de definir tu día y tu futuro. Toda y cada cosa que sucedió en tu vida te está preparando para un momento que aún vendrá.

9. Deja de intentar comprar felicidad

Muchas de las cosas que deseamos son caras. Pero la verdad es que las cosas que realmente nos satisfacen son totalmente gratuitas: amor, risas y trabajar en aquello que nos apasiona.

10. Deja de buscar la felicidad exclusivamente en los otros

Si no estás feliz con quien eres por dentro, tampoco serás feliz en una relación a largo plazo con nadie. Necesitas crear estabilidad en tu vida en primer lugar, antes de que puedas compartirla con alguien más.

11. Deja de estar inactivo

No pienses de más o crearás un problema que no existe, para empezar. Evalúa las situaciones y toma acciones decisivas. No puedes cambiar lo que te rehúsas a enfrentar. Progresar comporta asumir riesgos. Punto. No puedes ir a la segunda base teniendo un pie en la primera.

12. Deja de pensar que no estás listo

Nadie realmente se siente 100% listo cuando una oportunidad aparece. Y eso sucede porque las mayores oportunidades en la vida nos obligan a ir más allá de nuestras zonas de confort, es decir, que no estaremos totalmente cómodos, al principio.

13. Deja de involucrarte en relaciones por las razones equivocadas

Las relaciones deben escogerse con sabiduría. Es mejor estar solo que mal acompañado. No hay necesidad de tener prisa. Si algo debe ser, será: a su debido tiempo, con la persona adecuada y por la mejor de las razones. Enamórate cuando estés listo, no cuando estés solo.

14. Deja de rechazar nuevas relaciones porque las anteriores no funcionaron

En la vida entenderás que existe un propósito para conocer a cada persona que vas conociendo. Algunas te pusieron a prueba, otras te usaron, y otras te enseñaron. Pero lo más importante es que algunas despertaron lo mejor que hay en ti.

15. Deja de competir con todo el mundo

No te preocupes por lo que los otros hacen mejor que tú. Concéntrate en romper tus propios récords todos los días. El éxito es una batalla contigo mismo solamente.

16. Deja de envidiar a los demás

La envidia es el arte de contar las bendiciones ajenas, en lugar de las propias. Pregúntate lo siguiente: “¿Qué es lo que tengo que desean los demás?”.

17. Deja de reclamar y sentir pena por ti mismo

Las “bolas con efecto” de la vida son jugadas por un motivo: para cambiar tu camino en una dirección que es para ti.

Puedes no entender o ver todo en el momento en que sucede, y puede ser difícil, pero piensa en esas “bolas curvas” negativas que fueron jugadas para ti en el pasado. Entenderás que al final ellas te llevarán a mejores lugares, personas, estados de espíritu, o situaciones. Por lo tanto, sonríe. Deja saber a todos que hoy eres más fuerte de lo que eras ayer, y entonces lo serás.

18. Deja de guardar rencor

No vivas tu vida con odio en el corazón. Terminarás lastimándote mucho más que a las personas que te rodean. Perdonar no es decir “lo que hiciste mal conmigo no tiene importancia”, sino “yo no voy a permitir que lo que me hiciste sea la ruina eterna de mi felicidad”.

Perdonar es la respuesta… desapégate, encuentra paz y libértate. Y recuerda, el perdón no es sólo para otras personas, es para ti mismo también. Y debes perdonarte, seguir adelante e intentar hacerlo mejor la próxima vez.

19.  Deja de permitir que los demás te rebajen a su nivel

Rehúsa reducir tus patrones de calidad para acomodarte a los de aquellos que rehúsan elevar los suyos.

20. Deja de perder tiempo explicándote a los demás

De todas formas, tus amigos no lo necesitan y tus enemigos no lo van a creer. Sólo haz lo que tu corazón señala como el camino correcto.

21. Deja de hacer las mismas cosas una y otra vez sin una pausa.

La hora correcta para respirar profundamente es cuando no tienes tiempo para ello. Si continúas insistiendo en lo que estás haciendo, vas a continuar obteniendo el mismo resultado. A veces, necesitas distanciarte un poco para ver las cosas más claramente.

22. Deja de olvidar la belleza de los pequeños momentos

Aprovecha las pequeñas cosas, pues un día podrás mirar atrás y descubrir que estas eran las grandes cosas. La mejor parte de tu vida estará compuesta de los pequeños e innombrables momentos que pasas sonriendo junto a alguien importante para ti.

23. Deja de intentar alcanzar la perfección

El mundo real no recompensa el perfeccionismo, sino a las personas que consiguen hacer las cosas.

24. Deja de seguir el camino del menor esfuerzo

La vida no es fácil, especialmente cuando planeas alcanzar algo de valor. No tomes el camino más fácil. Haz algo extraordinario.

25. Deja de actuar como si todo estuviera bien, cuando no lo está

Es perfectamente normal derrumbarse por un momento. No siempre necesitas fingir que eres el más fuerte, ni constantemente intentar probar que todo está yendo bien. Tampoco deberías preocuparte por lo que los demás piensan; llora si es necesario, es saludable secar tus lágrimas. Cuanto más temprano lo hagas, más temprano estarás listo para sonreír genuinamente otra vez.

26. Deja de culpar a los demás por tus propios problemas

La dimensión con que conseguirás realizar tus sueños depende de la dimensión con la que asumas la responsabilidad de tu propia vida. Cuando culpas a los demás por lo que estás pasando, estás negando responsabilidad y le das a otros poder sobre esa parte de tu vida.

27. Deja de intentar hacer todo para todos

Alcanzar eso es imposible, e intentarlo sólo te llevará al agotamiento. Pero hacer sonreír a una persona puede cambiar el mundo. Tal vez no todo el mundo, pero el mundo de esa persona sí. Por lo tanto, céntrate.

28. Deja de preocuparte por los demás

La preocupación no quitará los obstáculos del mañana, sino que quitará las delicias del día de hoy. Un manera de comprobar si algo vale la pena el esfuerzo es hacerte la siguiente pregunta: “¿Esto importará de aquí a un año? ¿tres años? ¿cinco años?”. Si no, entonces no es nada que valga la pena el esfuerzo de preocuparse.

29. Deja de mirar aquello que no quieres que suceda

Enfócate en aquello que quieres que suceda. El pensamiento positivo está a la delantera de toda gran historia de éxito.

Si te despiertas todas las mañanas con el pensamiento de que algo maravilloso sucederá en tu vida hoy, y prestas mucha atención, con frecuenta descubrirás que tienes razón.

30. Deja de ser ingrato

No importa cuán buenas o malas estén las cosas, despierta todos los días agradecido por tu vida. Alguien en algún lugar está desesperadamente luchando por su propia vida. En lugar de pensar en lo que falta, intenta pensar en lo que ya tienes y que casi todo el mundo no tiene.

Traducción del original publicado por viralliga.com

Tags:
felicidad
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia hoy se publica diariamente en ocho idiomas: francés, inglés, árabe, italiano, español, portugués, polaco y esloveno.
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
EMANUELLE CUETO RAMOS
Jesús V. Picón
Sacerdote con cáncer terminal: Pierde los ojo...
READING
Gelsomino del Guercio
Las tres reglas fundamentales para los lector...
Orfa Astorga
¿Hasta qué edad es sano vivir en casa de los ...
Aleteia Team
Fotografiaron el martirio de este sacerdote p...
WREATH
Maria Paola Daud
¿Has preparado ya tu corona de Adviento?
Redacción de Aleteia
7 señales de personas con “depresión escondid...
TRINIDAD Y TOBAGO
Ramón Antonio Pérez
¿Por qué Trinidad y Tobago “echa al mar” a 16...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.