Recibe Aleteia gratis directamente por email
Estilo de vida, espiritualidad, noticias positivas... Recibe Aleteia por email
¡Suscríbete!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

La cuestión es estar siempre preparado para el salto final

www.rfea.es
Comparte

La historia del Padre Pipe: De diploma olímpico a sacerdote del Opus Dei

Luis Felipe Areta Samperiz, consiguió el primer diploma olímpico del Atletismo español en Tokio 1964. Empezó a jugar al baloncesto a los 15 años y fue uno de los mejores atletas españoles de su época: 13 campeonatos de España de salto de longitud y 21 de Triple salto.

Participó en los Juegos Olímpicos de Roma 60, Tokio 64 y México 68. En Tokio, con su sexto puesto lograría el diploma olímpico. Fue medalla de oro en los Juegos Iberoamericanos (Madrid 62) y en los Mediterráneos (Nápoles 63).

Luis Felipe Areta se retiró del deporte y se hizo sacerdote. Desde entonces es el Padre Pipe y ha sido profesor y director espiritual. En “La Contraportada” de “El Partido de las 12” de la Cadena COPE es entrevistado por Victorio Duque, a quien le cuenta anécdotas de aquella época y su relación con San Escrivá de Balaguer, fundador del Opus Dei.

“Con esto de los saltos tuve una gran relación con el fundador del Opus Dei. Le regalaba trofeos. Él me animaba y me decía cosas que me venían bien: Prepárate a fondo, al mismo que tiempo que te preparas para el salto final…pero dentro de 90 años, eh”, explica el Padre Pipe.

“Tendras alegrías, tendrás cosas que van bien y otras que van mal. Tendrás lesiones, tendrás dificultades pero la cuestión es estar siempre preparado para el salto final”, añade el sacerdote, “qué es lo que estoy haciendo ahora”.

Su paso del atletismo al sacerdocio fue un paso normal en su vida. El Padre Pipe era del Opus Dei desde los 17 años. Pidió la admisión al Opus Dei tres días después de batir el récord de España y cuando se la dieron, siguió saltando y siendo el mismo: “Eso sí hacía las cosas tratando de ver a Dios, en todo y en los demás”, afirma en la entrevista: “La providencia de Dios nos lleva a cada uno por un camino particular para llegar a la meta”.

“Son preguntas que te haces: la pregunta que todos nos hacemos: ¿Yo, qué? ¿Qué hago aquí? ¿El Por qué y el Para qué? ¿La finalidad?, explica el sacerdote, que recuerda que hubo mucha prensa, en aquella época.

Conoce aquí la vida del Padre “Pipe”
 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.