Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
viernes 22 enero |
San Vicente Mártir
home iconA Fondo
line break icon

El sexo X: ¿Pueden elegir los padres el sexo de sus hijos?

Feliciana Merino Escalera - publicado el 11/08/15

La “intersexualidad” es un fenómeno que requiere comprensión y sensibilidad

La noticia de que el gobierno alemán permite a los padres dejar en suspenso la decisión sobre el sexo de sus hijos, optando por un “tercer sexo” ambiguo llamado “X”, ha provocado una ola de confusión, de malinterpretaciones y de comentarios ideológicos interesados en todo el mundo. Leyendo las noticias se percibe cómo algunos grupos (especialmente desde la cultura LGTB) han querido manipular la información que llegaba al público sobre esta materia, ocultando el gran problema de fondo que se intenta resolver.

Por supuesto que la idea de que los padres seleccionen el sexo de su nueva criatura según su arbitrio y en contra de la realidad es sencillamente descabellada; pero la nueva legislación alemana no se refiere a esta cuestión en absoluto, sino a otra muy distinta, y muy seria.

Se trata de la “intersexualidad”, a la que antiguamente algunos denominaban –de manera poco técnica- como “hermafroditismo”: una anomalía orgánica consistente en que el recién nacido presenta características fenotípicas y genéticas tanto de varón como de mujer, a veces con órganos de ambos sexos que normalmente no están completamente desarrollados o lo están de manera confusa.

Aquí se encuentra la clitoromegalia, el micropene, la fusión parcial de los labios genitales, el caso de los testículos que no han descendido y que podrían ser en realidad ovarios o, también, masas labiales o inguinales que podrían desarrollarse en el futuro como testículos, entre muchos otros supuestos.

En casos así los padres se suelen encontrar ante una terrible tesitura: el registro civil exige que se inscriba al niño como varón o como mujer, cuando en estas situaciones normalmente la sexualidad no queda definida con claridad hasta que se producen los cambios propios de la pubertad. En tantas ocasiones la presión de los médicos y del Estado obligaba a los padres a determinar el sexo del recién nacido a través de una intervención quirúrgica, y los supuestos en los que el desarrollo posterior ha contradicho la opción paterna han sido muchos en la historia y han provocado mucho dolor y sufrimiento.

¿Cuál es la solución que adopta la ley alemana? Se permite, únicamente en el supuesto de que nos encontremos ante una anomalía propia de la “intersexualidad”, y con el informe médico correspondiente, que los padres puedan optar por dejar indefinido el sexo del neonato hasta que la naturaleza se manifieste de manera indudable. De este modo se intenta impedir que se caiga en equivocaciones que afecten posteriormente a la identidad del individuo, especialmente si se acometen acciones quirúrgicas que serán  irreversibles.

La “intersexualidad” es un fenómeno que requiere comprensión y sensibilidad. Algunas personas que la han sufrido terminaron por eliminar los rastros físicos del sexo del que no formaban parte, pero también encontramos muchas situaciones en las que la sexualidad no queda nunca definida, y desde luego no podemos obligar a nadie en contra de su libertad a remarcar su identidad pasando por quirófano.

Uno de los principales activistas que se esfuerza por dar visibilidad a esta problemática es Mauro Cabral, que subraya la importancia de que no se actúe médicamente antes de tiempo y que se espere al desarrollo y a la libre elección del sujeto. Comenta que las operaciones “mutilan la diversidad de nuestros cuerpos; mutilan nuestra sensibilidad genital y nuestra capacidad para el goce sexual, nuestra identidad y, en muchos casos, nuestra capacidad para optar por cirugías deseadas al llegar a ser adultos. Mutilan nuestro derecho a decidir aspectos centrales de nuestra vida, y nuestro sentido de merecer ser queridos y aceptados aún sin cirugías.”

  • 1
  • 2
Tags:
hijospaternidadsexualidad
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia hoy se publica diariamente en ocho idiomas: francés, inglés, árabe, italiano, español, portugués, polaco y esloveno.
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Rodrigo Houdin
Sacerdote tras la explosión: “Estoy atrapado en el quinto piso, r...
2
CHRISTIAN TOMBSTONE
Francisco Vêneto
Encuentran en Israel una losa de 1.400 años con una inscripción m...
3
MARTIN LUTHER KING
Jorge Graña
¿Sabías que Martin Luther King apreciaba mucho el Rosario?
4
TudoSobreMinhaMae.com
Cómo desarmar el berrinche de tu hijo con una pregunta
5
LIBBY OSGOOD
Sandra Ferrer
Libby Osgood, la científica de la NASA que se hizo monja católica
6
AGUILAR
Alvaro Real
España: ¿Por qué retiran una cruz de la puerta de este convento?
7
COUPLE
Orfa Astorga
¿Qué hacen los matrimonios que quieren seguir queriéndose?
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.