Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
domingo 17 enero |
San Fulgencio
home iconEstilo de vida
line break icon

¿Por qué hablar con tu bebé es tan importante?

donnie-ray-jones-cc

Kathleen M. Berchelmann - publicado el 10/08/15

Consejos de una pediatra y mamá para ayudaros a hablar con vuestro niño

Hay un momento en que la madre habla por primera vez a su niño – en general unos segundos después del nacimiento, cuando el pequeño bañado y lloroso es acomodado sobre el cuerpo de la mamá. Adoro ver la alegría que transpiran los ojos de la nueva mamá y escuchar las palabras que elige para dar la bienvenida al mundo a su bebé.

Para la mayor parte de las mamás, la primera conversación es espontanea, no planificada y natural. Cuando el papá toma en brazos al niño, a menudo permanece en silencio. En general, las palabras no le salen tan fácilmente.

He comprobado este hecho en más de una década de asistencia a los partos, así que no me sorprendió cuando un estudio mostró que era verdad: los papás no responden a las vocalizaciones de los niños como las mamás.

Los investigadores han acoplado dispositivos de grabación digitales a los vestiditos de los bebés, y han medido cuántas veces las mamás y los papás respondían a las vocalizaciones de los pequeños.

Para el estudio se recogieron más de 300 horas de audio. Cada niño fue estudiado en tres momentos: recién nacido, al mes y a los 7 meses. En cada edad, las mamás hablaban más a los niños respecto a los papás, y los niños tendían a responder más a las conversaciones de las mamás que a las de los papás.

Es interesante que los padres suelen responder preferencialmente a los niños en base al género: al mes de edad, es más probable que los papás hablen con los varoncitos, y las mamas con las niñas.

Estos datos son más que meras banalidades interesantes – sabemos que cuanto más un niño esté expuesto al lenguaje, más facilidades tendrá para hablar, en el vocabulario e incluso en las relaciones interpersonales. Estos beneficios parecen durar años, si no toda la vida.

Los niños que no oyen hablar caen en lo que se llama “déficit de la palabra”. “El déficit de la palabra se refiere a la disparidad de palabras que los niños oyen y aprenden del nacimiento a los 4 años. Los niños de familias de rentas (lingüisticas) altas oyen hasta 30 millones de palabras más que las familias con una renta baja, en las que hablar, leer y cantar no tienen la misma importancia”, explica Ann O’Leary, vice-presidente y directora de Too Small to Fail, una organización que trabaja para ayudar a colmar el “déficit de la palabra”.

Debo confesar que me resulta difícil hablar a mis hijos tanto como debería. En general empiezo con decisión, mirando a mis niños a los ojos, leyendo libros y cantando para ellos. Pero pronto las necesidades de mis otros hijos y las diversas ocupaciones parecen imponerse, y al final es muy fácil que pase varias horas sin hablar a mis pequeños.

En los últimos diez años he tenido cinco hijos, y he encontrado algunos trucos que me ayudan a hablarles más:

1. El momento de cambiar el pañal se convierte en un momento para hablar: es un momento en el que tu niño tiene toda tu atención, por que aprovecha y empieza a hablarle. ¿No sabes qué decirle? Habla con sencillez del pañal o canta una canción infantil.

2. Usa una mochila: llevar a tu hijo contigo le da la posibilidad de oír todo lo que dices. No te perderás ninguno de sus ruiditos. Los niños que vienen llevados así lloran menos. La mochila infantil se ha asociado a significativos beneficios médicos tanto para la madre como para el niño.

3. Canta: ¡si no sabes qué decir, canta! Aunque creas que no tienes una buena voz, tu niño será feliz incluso con pequeñas melodías. Yo consigo pasar más tiempo cantando a mi niño que manteniendo una conversación.

4. Lee en voz alta: en nuestra unidad de terapia intensiva neonatal, hay algunos padres que llevan un libro y se sientan junto a su bebé para leerle en voz alta.

5. Reza con y por tu bebé: usa sus deditos para rezar el rosario, o reza en voz alta. Enseñarás a tu hijo palabras que duran toda la vida.



Kathleen M. Berchelmann, MD es asistente de Pediatría en la Washington University School of Medicine de St. Louis y madre de cinco niños. Su sitio es KathleenBerchelmannMD.com.

Tags:
familiainfancia
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia hoy se publica diariamente en ocho idiomas: francés, inglés, árabe, italiano, español, portugués, polaco y esloveno.
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
POPE FRANCIS,ASH WEDNESDAY
Ary Waldir Ramos Díaz
¿Cómo será la imposición de la ceniza en la é...
DEMANDE EN MARIAGE
Edifa
No te cases sin haberte hecho estas tres preg...
WOMAN
Ary Waldir Ramos Díaz
El papa Francisco autoriza que las mujeres pu...
CHRISTMAS ORNAMENT
Tom Hoopes
Oración para quitar los adornos de Navidad
Catholic Link
¿Eres madrina o padrino? ¿Sabes lo que signif...
MARY AND JOSEPH
Philip Kosloski
Fiesta de los Santos Esposos celebra el matri...
LONELY MAN,BEACH
Redacción de Aleteia
8 grandes santos que tuvieron depresión, pero...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.