Aleteia logoAleteia logoAleteia
jueves 29 febrero |
San Augusto Chapdelaine
Aleteia logo
Espiritualidad
separateurCreated with Sketch.

¿Por qué los ángeles no son iguales?

ANIOŁ STRÓŻ

Unsplash | CC0

Fernando Cárdenas Lee, Foyer de Charite - publicado el 07/08/15

El orden angelical no es discriminatorio, sino una riqueza que habla de Dios

El futuro de Aleteia depende de la generosidad de sus lectores.
Para garantizar que Aleteia siga siendo y para difundir la esperanza,
haz una donación a Aleteia

DONE AHORA

Con motivo de un escrito titulado “¿Sabías que algunos ángeles están más cerca de Dios que otros?”,(http://aleteia-imported-es.vip.hmn.md/2015/07/22/sabias-que-algunos-angeles-estan-mas-cerca-de-dios-que-otros/) y en el cual hacía referencia a la Jerarquía angelical, es decir al orden que existe en estas criaturas espirituales, se suscitaron diferentes reacciones entre los lectores.

Con el fin de dar respuesta a los interrogantes y cuestionamientos que los lectores han hecho, me he permitido agrupar los mismos en los siguientes temas (valga aclarar que esto tiene consecuencias para nuestra vida espiritual que serán tratados al final del presente artículo).

1. Cuestionamientos acerca del origen de la jerarquía entre los ángeles. 

Este grupo de interrogantes resultan importantes porque permiten reafirmar la fuente de nuestra fe, pues el estudio de los ángeles se encuentra dentro del marco del magisterio de la Iglesia.

El papa Juan Pablo II afirmó en la Audiencia del 9 de Julio de 1986 que, sobre este tema de los ángeles, “… a veces, la confusión es grande, con el consiguiente riesgo de hacer pasar como fe de la Iglesia respecto a los ángeles cosas que no pertenecen a la fe o, viceversa, de dejar de lado algún aspecto importante de la verdad revelada”.

Por lo anterior, ir a las fuentes de nuestra fe siempre es algo necesario y saludable en este tema de los ángeles.

Teniendo en cuenta lo anterior, la Sagrada Escritura presenta varios textos donde se hace mención a los coros de los Ángeles.

De esta manera el libro del Génesis menciona a los Querubines (Gn. 3,24), el profeta Isaías a los Serafines (Is. 6,2), San Pablo en diversas cartas hace alusión a los Tronos, Dominaciones, Potestades, Principados (Ef. 1,21; Col. 1,16).

Además de los anteriores textos Sagrados y de muchos otros que no cito en este escrito para no cansar al lector, se encuentra la Tradición de la Iglesia.

El papa Benedicto XVI en la Catequesis pronunciada el 28 de Enero de 2009 mencionaba que “ lo esencial de la estructura católica [es]: Escritura y Tradición”.

Por esto se hace necesario acudir al testimonio de la tradición, la cual es unánime desde el siglo VI d.C. en presentar un orden existente entre los ángeles.

Esta enseñanza la retoma por ejemplo san Juan Pablo II en su Catequesis del 6 de Agosto de 1986 al afirmar que “los autores antiguos y la misma liturgia hablan también de los coros angélicos (nueve, según Dionisio el Areopagita)”.

Dionisio Areopagita, padre de la Iglesia del siglo VI, escribe precisamente en su obra titulada “La Jerarquía Celeste” que “la Escritura ha cifrado en nueve los nombres de todos los seres celestes “, y atribuye el orden que él da a estos nueve “nombres” a su maestro, quien “los ha clasificado en tres jerarquías de tres órdenes cada una” (Serafines, Querubines, Tronos, etc).

Menciono aquí solamente a Dionisio, sin embargo hay varios padres de la Iglesia como san Gregorio Magno, san Buenaventura, santo Tomás y otros que tratan sobre la existencia de un orden angelical.

El Catecismo de la Iglesia Católica hace alusión a esta existencia al decir que “Dios quiso la diversidad de sus criaturas y la bondad peculiar de cada una, su interdependencia y su orden” (Cat. 353, la negrita no es del texto)

A los anteriores datos de fe, se suman otros que hacen referencia al reflejo que los ángeles como criaturas de Dios, manifiestan de su Creador.

Así si una obra de arte viene a manifestar las cualidades del artista, así también en el mundo de los ángeles se refleja de una manera muy imperfecta el orden, la armonía que existe en Dios, su Creador.   

2. El lugar o la posición que ocupan los ángeles dentro de esta jerarquía 

Algunos lectores se sorprendieron al leer que dentro de la jerarquía los Arcángeles no son los más elevados o los superiores, sino que vienen a ocupar un lugar inferior (son el octavo coro).

Ya el mismo Santo Tomás se había hecho esta pregunta.

Para una mejor comprensión es necesario tener presente que independientemente de la posición que se ocupe, a todos los ángeles les llega la luz de Dios, todos contemplan a Dios (Mt. 18,10).

Por esta razón el lugar que ocupan dentro de la jerarquía se debe o a sus perfecciones espirituales o a su misión (cfr. Santo Tomás de Aquino, Summa Theologica, q. 108, art. 5).

Por esta razón los arcángeles tienen la luz divina, la transmiten pero no alcanzan la perfección de un serafín.

Esto es algo muy bello pues la victoria de san Miguel es la victoria de un pequeño, de uno de los del octavo coro. El triunfo de san Miguel nos tiene mucho que enseñar: vencen los pequeños y humildes.

3. Significado del orden angelical (¿no es acaso una discriminación?)

El hecho de que algunos ángeles estén más cercanos a Dios que otros no implica una discriminación.

Así como la existencia de diferentes flores, no todas pueden ser orquídeas ni rosas, manifiesta la riqueza que hay en Dios, así también la existencia de  diferentes coros de ángeles y su posición lejos de manifestar discriminación, viene a manifestar la belleza y la armonía que hay en Dios.

Tal vez sirva el ejemplo que Paulina, la hermana de santa Teresita, le enseñó cuando la santa le manifestara su extrañeza de que Dios no diera la misma gloria en el cielo a todos los elegidos.

A lo cual Paulina, para responder, toma un vaso grande al lado de otro más pequeño y los llena de agua. Le pregunta a Teresita cual de los dos estaba más lleno, a lo que la Santa responde que ambos y que era imposible echar más agua.

Así comprendió Teresita que en el cielo Dios daría a sus elegidos tanta gloria como pudieran contener y así no tendrían nada que envidiar.

4. La jerarquía angelical y nuestra vida de fe 

Lo que se ha dicho nos lleva a una meta que es Dios. De hecho toda la visión de la jerarquía angelical se basa en el hecho de estar orientados hacia Dios.

Si hay tres coros, que señalamos en el anterior artículo, es porque Dios es Trino, si hay un orden es porque Dios es uno.

El centro del mundo de los ángeles es Dios. Y esta diversidad de seres espirituales están continuamente alabando a Dios y por ello la jerarquía angelical trae la armonía y la alabanza a Dios.

Los ángeles, los santos ángeles nos llevan a Dios y es necesario conocer su misión y su tarea.

La Santa Sede advierte ante a una falsa angelología tomada de la Nueva Era donde se hace un estudio de los ángeles de manera “poco sistemática, pues las distinciones en este ámbito no siempre se consideran útiles, sobre todo si son demasiado precisas, ya que « hay muchos niveles de guías, entidades, energías y seres en cada octava del universo… Están allí para que los escojas y elijas según tus propios mecanismos de atracción-repulsión»”.

Es necesario conocer qué tipo de ayuda nos da cada ángel, cada orden, pues como enseña san Buenaventura: “si elevamos nuestra mente a esta jerarquía que nos ofrece  todo lo que Dios nos quiere dar, no seriamos pobres.

Si hubiera algún pobre, y alguien le ofreciera todos los bienes, seria éste muy bobo si no le abriera la puerta. Los ángeles nos dicen: ‘Recibid nuestros ejemplos y servicios y ministerios’; y nosotros somos groseros, porque les cerramos las puertas a su influencia”

Tags:
doctrina
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...




Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.