Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
jueves 03 diciembre |
San Francisco Javier
home iconEstilo de vida
line break icon

7 obras de la misericordia, preparando el año santo con papa Francisco: visitar al enfermo

© Aleteia

Ary Waldir Ramos Díaz - publicado el 05/08/15

Pisando las huellas de la misericordia en los gestos concretos del Papa, visita a los niños enfermos del hospital pediátrico de Acosta Nú, Asunción (3 de 7)

Las obras de misericordia corporales y espirituales “para despertar nuestra conciencia” es lo que ha exhortado el Papa en la bula de convocación del jubileo que se abrirá el próximo 8 de diciembre y concluirá el 20 de noviembre 2016.

Un despertar al dolor de los más débiles. En este sentido, el papa Francisco visitó el pasado 11 de julio a cerca de 90 chicos del hospital pediátrico Acosta Ñu, en las afueras de la capital paraguaya. Niños con daños al corazón, invadidos por el tumor o a la espera paciente de un donador. 

El encuentro entre Francisco y los pequeños enfermos “significó un fuerte apoyo espiritual, una luz de esperanza y un reconocimiento a las familias que luchan con problemas serios y graves, y también para los funcionarios del hospital que hacen el esfuerzo de cuidar esas familias”, dijo a Aleteia el doctor Pío Alfieri, director del hospital pediátrico Niños de Acosta Ñú de Asunción.

Alfieri, médico pediatra de 58 años, acompañó al Papa en los repartos de urgencia y reanimación oncológica, donde se encuentran los chicos golpeados por el cáncer. “Fue un evento muy singular e importante para la vida del hospital y por su puesto para los niños y sus padres, así como para el personal”, agregó. 

Los gestos concretos por los que sufren. “Gracias a esta visita aumentaron los requerimientos de personas que quieren ayudar, que se han sensibilizado, que ofrecen desde ayuda espiritual, esparcimiento,  hasta compromiso material”, expresó Alfieri.

Después del encuentro hubo una explosión de solidaridad. “Fíjese, aquí en Paraguay, el 16 de agosto es el día de los niños y ya tengo 30 pedidos de gente que quieren venir a acompañar; grupos juveniles de las diferentes iglesias, laicos que quieren ayudar a los niños”.

Tras abrazar a los pequeños, rezar por ellos, y darles un caricia, el Papa ha bendecido las manos de los médicos. “Cuando tuvo el primer contacto con los niños trasplantados, acompañados por su cardiocirujano, algunos le pidieron de bendecir una camándula o un rosario, pero el Papa dijo que primero iba a bendecir sus manos por el ‘trabajo extraordinario’ que se veía en esos niños”.

Asimismo, también hubo un especial gracias para quienes asisten a los enfermitos. Al final, el Papa salió de “urgencias” donde conversó con los empleados del hospital, pero en las salas de la estructura manifestó “siempre un continuo agradecimiento” a enfermeras, médicos, oficinistas, limpiadores, celadores con los cuales tuvo contacto, “un mensaje generoso, franco, muy afectivo. Ellos aún hoy se me acercan para agradecer por haber tenido ésta visita tan especial”, contó Alfieri.

“Una explosión de jubilo”, así fue definido- por el testigo – el  encuentro con los empleados, los niños, y sus familias. “El Papa es una persona diferente, con cualidades únicas, le distingue notablemente su capacidad de compasión, de sentir el dolor ajeno como propio y ser capaz de transmitir una palabra de esperanza”, recordó el director.

Al respecto, el Papa al convocar el  año santo (11 de abril) aseguró: “no podemos escapar a las palabras del Señor y en base a ellas seremos juzgados […]” y que solicitan nuestro tiempo para acompañar al que está enfermo o en prisión (cfr Mt 25,31-45)”, y de las cuales deriva llevar esperanza, ayuda concreta y conforto.

De hecho, la visita del Pontífice a los niños enfermos conmocionó un Continente, y un país, y  “generó una exposición del hospital que estamos seguros se va a transformar en cosas buenas para los enfermos, de esto no cabe alguna duda”, concluyó el director del hospital pediátrico su testimonio para este especial.

Tags:
año santomisericordiapapa francisco
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia hoy se publica diariamente en ocho idiomas: francés, inglés, árabe, italiano, español, portugués, polaco y esloveno.
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
FATHER JOHN FIELDS
John Burger
Muere el sacerdote voluntario para el ensayo ...
HUG
Dolors Massot
El médico que abrazó al enfermo de coronaviru...
MARIA DEL MAR
Rodrigo Houdin
Fue abandonada en un basural, pero buscó a su...
HOMELESS
Javier González García
La historia de Marina: De vivir en la calle a...
EMANUELLE CUETO RAMOS
Jesús V. Picón
Sacerdote con cáncer terminal: Pierde los ojo...
Philip Kosloski
Cuando sientas que todos conspiran contra ti,...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.