¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Jeb Bush: “La influencia hispana en mi familia es algo importante en mi vida”

Gage Skidmore-CC
Comparte

En precampaña para obtener la candidatura a la presidencia de Estados Unidos por parte de su partido, el Partido Republicano

No todos los Bush son iguales. O cuando menos no todos lo son cuando están en precampaña para obtener la candidatura a la presidencia de Estados Unidos por parte de su partido, el Partido Republicano.
 
Tal es el caso del ex gobernador de Florida, Jeb Bush, el tercero de la familia que pretende llegar a la Casa Blanca, quien se comprometió a "solucionar el problema de 11 millones de indocumentados y arreglar el sistema migratorio de Estados Unidos" si llega al poder.
 
Las uvas de la ira
 
Es la bandera de muchos, pero, sobre todo de los candidatos demócratas. Pero Jeb Bush -quien lleva la ventaja a sus competidores en Florida, Estado muy importante en la nominación del candidato republicano-tiene que enfrentar ahora la ira de millones de hispanos, enardecidos por las declaraciones xenofóbicas de su colega y contrincante Donald Trump.
 
El aspirante presidencial, en entrevista con la cadena de televisión hispana Telemundo, dijo que su plan es que esos indocumentados "salgan de las sombras y reciban un permiso de trabajar". Bush que dijo que se sintió "herido" por los comentarios del magnate Donald Trump sobre los inmigrantes mexicanos, y que eso no ayuda a solucionar el problema migratorio (quizá también está herido porque Trump le lleva 3 puntos de ventaja, según una encuesta de CNN).
 
"Estoy herido de escuchar a una persona hablando tan vulgar, esto hace más difícil de resolver este problema, cuando hay políticos que hablan así", dijo el menor de la dinastía Bush en una entrevista realizada en español, idioma que conoce por que su esposa es de León (México).
 
"Además de eso se ofende a millones de personas que están aquí legalmente, no tiene sentido, en términos políticos es malo y en términos de crear un ambiente donde se puede resolver el problema es peor", añadió, Jeb Bush.
 
Lo de Cuba, una charada
 
En otra parte de la entrevista con Telemundo, Bush enfatizó que difiere "totalmente" con las medidas del presidente Barack Obama para el restablecimiento de relaciones diplomáticas con Cuba y su pedido del fin del embargo comercial a la isla.
 
"Estoy totalmente en contra, creo que la política debe ser que siempre queremos la libertad de Cuba, queremos la democracia, queremos cambiar la relación, pero basado en hechos. En este caso (Obama) ni promesas ha recibido para hacer esto", señaló el menor de la dinastía. "Los dictadores no se van quietamente en la noche. Hay que ser vigilantes y este presidente no reconoce eso", agregó al referirse a los hermanos Castro, Fidel y Raúl, actual presidente de Cuba.
 
Señaló, además, sobre la influencia hispana en su familia que "Columba es bien mexicana, orgullosa de su ciudadanía de este país, pero comemos comida mexicana en la casa, nuestros niños son hispanos en muchos de los aspectos".
 

"La influencia hispana en mi familia es algo importante en mi vida", dijo al citar en tono de broma que en su casa se habla más español "particularmente cuando mi primera dama está enojada conmigo".
 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.