¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

¿Fotos íntimas? ¡No las mandes!

Comparte

Este tipo de actividad termina siendo algo denigrante y humillante ¡No es un juego!

¡Hola! Tengo 17 años. Vi algunos testimonios en La Opción V acerca del “sexting” y me parecieron muy interesantes. Me animaron a contar mi historia, pues yo estuve en una situación muy parecida, así que aquí va.
 
A mí me gustaba mucho un chico y yo le atraía. Salimos varias veces para besarnos y él me tocaba, algo que era nuevo para mí. Seguimos hablando hasta que él me llenó la cabeza de ideas, diciéndome que para qué esperar hasta el matrimonio y muchos cuentos más. Yo le hice caso y empezamos a hablar cosas sexuales y planeamos el día para tener relaciones.
 
Error #1: permitir besos cuando no son nada, sólo porque te gusta; Error #2: dejar que te toque y “seguir el juego” de las caricias íntimas; Error #3: no tener una posición clara, firme, y dejarte convencer; Error #4: hablar de cosas sexuales con un chico, todo lo anterior solo va llevando a despertar la imaginación, la fantasía, la curiosidad y a inflamar los deseos sexuales; Error #5: (planear) tener sexo sin ningún compromiso, sin matrimonio.
 
NUNCA FUIMOS NOVIOS, sino “amigos con derechos”. Él me mandaba fotos y yo le mandaba mías, aunque nunca enseñando la cara y nunca desnuda, sino en ropa interior muy sexy, y así seguimos como por dos meses hasta que me di cuenta que él habían hecho una apuesta con unos amigos de llevarme a la cama antes de cierta fecha. Habían apostado $40, que en mi país no es nada. Ese era el precio que le habían puesto a mi virginidad.
 
Error #6: aceptar una relación de “amigos con derechos”; Error #7: aceptar fotos íntimas de otras personas y mandar propias (sexting);
 
También me di cuenta que le había enseñado mis fotos y chats a todos sus amigos, que son amistades mías también. ¡Cuando me enteré me quería morir! Yo le reclamé y corté toda relación que teníamos. Eso fue hace casi un año, pero aun conservo la foto de él para defenderme.
 
Fue un grave error por el que me voy a arrepentir toda mi vida, y no quisiera que ustedes, especialmente las más jóvenes e ingenuas, cometan el error que yo cometí a mis 16 años.
 
Hay chicos que se las van a pedir, por favor, NO manden fotos de sus partes íntimas aunque no se les vea la cara, aunque sea aunque sea en ropa interior o en bikini, aunque sean sus parejas de hace mucho tiempo… Sencillamente, ¡NO LO HAGAN! Además de exponerse a la vergüenza de que las fotos empiecen a circular entre tus amistades, en el colegio e incluso lleguen a verlas tus familiares, puedo decirles desde mi experiencia que este tipo de actividad termina siendo algo denigrante y humillante para una.
 
Por favor, chicas, piensen en las consecuencias antes de que se les ocurra mandar una foto así. ¡No es juego!
 
Artículo originalmente publicado por La Opción V
 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.