Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
jueves 17 junio |
San Alberto Chmielowski
home iconViajes
line break icon

El «Ironman» de las peregrinaciones cristianas

dingbat2005 / Flickr

Píldoras de fe - publicado el 03/08/15

La visión del Purgatorio de San Patricio ¿Te animarías a visitarlo?

El Purgatorio de San Patricio es catalogado popularmente como el «Ironman de las peregrinaciones cristianas». Recibe aproximadamente a unos 15.000 visitantes al año, En una pequeña isla en medio de un lago irlandés llamado Lough Derg. Ha sido un lugar de peregrinación a lo largo de la historia del pueblo irlandés.

La historia del Purgatorio de San Patricio se remonta más de 1.000 años. En el siglo V, cuando, según los textos antiguos, luego de que San Patricio tuvo una disputa contra los druidas y los venció, Dios le concedió la gracia de ver a través de esta cueva el purgatorio y los castigos que allí sufrían las almas penitentes.

La isla ha permanecido como un lugar de peregrinaje durante muchos siglos, en la que, la oración, la conversión y la reparación de los pecados es el eje fundamental de aquellos cristianos que quieren visitar la Isla. Y a pesar de las frías y heladas noches, el hambre, los mosquitos las personas dicen salir de allí completamente rejuvenecidos. Sólo unos pocos y decididos, muy devotos y valientes, realizan la peregrinación por cuenta propia, y la gran mayoría de los que lo hacen, usualmente regresan al próximo año.

El peregrinaje dura 3 días e implica un ayuno muy riguroso (excepto por pan, agua, té y café) Por lo tanto, no se recomienda ni para ancianos o personas enfermas. A la isla se le llega a través de una embarcación, con lo cual, los peregrinos, antes de tocar tierra, deben quitarse los zapatos y permanecer descalzos durante toda su estancia. Hay algunas restricciones de edad y físicas.

CC
Entrada del St. Patrick's Purgatory

El sitio web local de Lough Derg incluso promociona la peregrinación como «el más duro de toda Europa, tal vez incluso en todo el mundo cristiano».

A continuación, se muestra un extracto de la plantilla de admisión que se le entrega a cada peregrino a fin de cumplir con todas las exigencias de la Isla:

Admisión: Para ser admitidos los peregrinos deben estar decididos a realizar tres días de peregrinación y penitencia. Estos días deben estar dispuestos a estar descalzos y seguir las reglas del ayuno. Deben tener al menos 15 años de edad, y ser capaces de caminar y de avanzar arrodillados sin la ayuda de nadie. Deben también estar libres de enfermedades que les impidan realizar el ayuno. Son recomendadas ropas de abrigo y de lluvia.

No está permitido tener en Lough Derg:

Ningún tipo de comidas, ni de dulces, ni chicles.
Ningún tipo de bebidas, alcohólica o no alcohólica.
Cámaras fotográficas, teléfonos celulares, radios, walkman.
Instrumentos o juegos musicales.
Artículos y literatura para leer o distribuir.

Check in y recepción:

Llegue a la recepción.
Quítese todo calzado.
Recoja la ropa que utilizará.
Vaya hasta la Basílica de San Patricio y utilice alguno de los casilleros por si desea guardar sus cosas.

Ayuno:

El ayuno comienza a las 0:00 hs. (medianoche 12:00 am) del primer día y finaliza a las 12:00 hs. del tercer día.
Completo ayuno de comida y de bebida debe ser observado durante tres días.
En caso de necesidad y pidiendo la debida solicitud puede solicitarse una vez al día una taza de te o café y un pedazo de pan seco.
Agua y medicaciones prescriptas bajo receta son permitidas en todo momento.

Ejercicios de peregrinación:

Nueve estaciones deben completarse durante los tres días.
Los peregrinos realizan de la estación 4 a la 7 juntos en la Basílica.
Los peregrinos deben reunirse en la Basílica para la Liturgia y para la oración cuando suena la campana.

La Vigilia (desde las 10:00 pm del primer día hasta las 10:00 pm del segundo día) Este es el ejercicio central de penitencia de todo peregrino y requiere que cada peregrino este completamente despierto y de pie durante al menos 24 horas. Cualquiera que sea sorprendido tratando de dormir en la primera noche, los otros peregrinos que estén despiertos o los mismos organizadores, pueden pincharlo con agujas o con piedras filosas

  • 1
  • 2
Tags:
turismo religioso
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
PASSION OF THE CHRIST
Cerith Gardiner
7 pruebas y tribulaciones que Jim Caviezel enfrentó al interpreta...
2
Histórias com Valor
Después del coma, un niño asustó a su madre al decirle que conoci...
3
MIRACLE
Maria Paola Daud
Mateo se perdió en el mar… ¡y apareció en brazos de papá!
4
Ramón Antonio Pérez
María de San José y su ayuno total: “Durante diez años solo consu...
5
SAINT ANTHONY OF PADUA
Philip Kosloski
¡Esta oración a san Antonio triunfa sobre todos los obstáculos!
6
Lucía Chamat
Una curiosa foto de «Jesús» que conmueve a Colombia
7
Ary Waldir Ramos Díaz
El Papa cuenta que vio un milagro por intercesión de la Virgen de...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.