Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
viernes 23 abril |
San Jorge
home iconEspiritualidad
line break icon

Lectio Divina: Domingo de la XVIII Semana del Tiempo Ordinario

<a href="http://www.shutterstock.com/pic.mhtml?id=226763065&amp;src=id" target="_blank" />Woman hands praying with a bible</a> © GongTo / Shutterstock

&lt;a href=&quot;http://www.shutterstock.com/pic.mhtml?id=226763065&amp;src=id&quot; target=&quot;_blank&quot; /&gt;Woman hands praying with a bible&lt;/a&gt; &copy; GongTo /&nbsp;Shutterstock

Fundación Ramón Pané - publicado el 02/08/15 - actualizado el 20/09/18

Una guía para rezar con la Escritura

Invocación al Espíritu Santo:

Ven Espíritu Santo,
Ven a nuestra vida, a nuestros corazones, a nuestras conciencias.
Mueve nuestra inteligencia y nuestra voluntad
para entender lo que el Padre quiere decirnos a través de su Hijo Jesús, el Cristo.
Que tu Palabra llegue a toda nuestra vida y se haga vida en nosotros.
Amén

TEXTO BÍBLICO: Juan 6, 24-35

6,24: Cuando la gente vio que ni Jesús ni sus discípulos estaban allí, se embarcaron en los botes y se dirigieron a Cafarnaún en busca de Jesús. 6,25: Lo encontraron a la otra orilla del lago y le preguntaron:
—Maestro, ¿cuándo llegaste aquí?
6,26: Jesús les respondió:
—Les aseguro que no me buscan por las señales que han visto, sino porque se han hartado de pan. 6,27: Trabajen no por un alimento que perece, sino por un alimento que dura y da vida eterna; el que les dará el Hijo del Hombre. En él Dios Padre ha puesto su sello.
6,28: Le preguntaron:
—¿Qué tenemos que hacer para trabajar en las obras de Dios?
6,29: Jesús les contestó:
—La obra de Dios consiste en que ustedes crean en aquél que Él envió.
6,30: Le dijeron:
—¿Qué señal haces para que veamos y creamos? ¿En qué trabajas? 6,31: Nuestros padres comieron el maná en el desierto, como está escrito:
Les dio a comer pan del cielo.
6,32: Les respondió Jesús:
—Les aseguro, no fue Moisés quien les dio pan del cielo; es mi Padre quien les da el verdadero pan del cielo. 6,33: El pan de Dios es el que baja del cielo y da vida al mundo.
6,34: Le dijeron:
—Señor, danos siempre de ese pan.
6,35: Jesús les contestó:
—Yo soy el pan de la vida: el que viene a mí no pasará hambre, el que cree en mí no pasará nunca sed.

BIBLIA DE NUESTRO PUEBLO

1.- LECTURA: ¿Qué dice el texto?
Estudio Bíblico.

Este Domingo es el XVIII del tiempo ordinario, y continuamos con la lectura del evangelio de San Juan en su capitulo sexto. Este texto es parte del conocido “discurso sobre el Pan de Vida”, que esta  íntegramente relacionado al suceso anterior de la multiplicación de los panes.

La gran multitud sigue a Jesús, y lo hace de la forma que puede, sin importar el esfuerzo que ello conlleve, en este caso se acercan en barcas hasta Cafarnaúm. Pero no se busca a Jesús por Jesús mismo, sino lo material por encima de lo espiritual que permanece. Recordemos el signo milagroso de la multiplicación de los panes, este suceso había ocurrido solo pocas horas a tras, y los protagonistas eran en la mayoría estos mismos que se acercan y  lo “buscan”.

Jesús les hace notar el interés que los embarga y moviliza; “ustedes me buscan, no porque vieron signos, sino porque han comido pan hasta saciarse”. Es decir, no vienen porque reconocen plenamente a Jesús como el Mesías, sino como aquel que logro a través de un signo sobrenatural, darles pan hasta el cansancio. Ellos seguían buscando signos para creer. Jesús les reprocha su actitud, y los exhorta a buscar y trabajar no por el alimento perecedero, sino por el que permanece para la vida eterna.

Este pan, es el que dará el Hijo del Hombre, es decir Jesús, quien ha sido marcado por el Padre. Hijo de Hombre, es un de los títulos con los cuales se designa a Jesús en los Evangelios, el más utilizado, y llamativamente el que utiliza Jesús para designarse a sí mismo. Jesús no se llama a sí mismo Hijo de Dios, como sí lo hizo Pedro, y otros en las escrituras, sino que a través de esta designación muestra su abajamiento, y humildad.

Entonces el Pan de Vida, lo dará el Hijo de Hombre; Jesús, que fue marcado por el Padre. Marcar es poner signo propio, para que una cosa no se confunda con otras. Se marca algo para reconocerlo, para destacarlo por sobre lo demás.  Dios Padre marca a Jesús para compartir con él su naturaleza y atributos divinos.

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Tags:
biblia
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
ROBERTA MASCENA
Redacción de Aleteia
Se gradúa con el uniforme de limpiadora de su madre
2
Juan Daniel Escobar Soriano
¿Por qué un católico no puede pertenecer a la masonería?
3
SPANISH FLU
Bret Thoman, OFS
Lo que Padre Pío vio en la Gripe Española de 1918
4
Claudio de Castro
Un alma desde el Purgatorio clama: “¡Ayúdame!”
5
Salvador Aragonés
La gran preocupación del Papa (y de la que no hablan los medios)
6
PADRE PIO
Philip Kosloski
Cuando Padre Pío rezaba por alguien, decía esta poderosa oración
7
couple
Anna Gebalska-Berekets
La receta «irresistible» del Padre Pío para un matrimonio feliz
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.