Recibe Aleteia gratis directamente por email
Los mejores contenidos espirituales de la red, ¡recíbelos en tu email!
¡Inscrítebe a la newsletter gratuita!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Sanaciones y exorcismos en cultos neopentecostales y afroamericanos, ¿qué hay de cierto?

Richard Masoner - Cyclelicious-cc
Comparte

Muchos de estos casos son inducidos con técnicas psicológicas, no hay verdadera actividad demoniaca

Al hablar de neopentecostales, especialmente en el marco hispanoamericano donde estos grupos desarrollan características particulares, popularmente surgen imágenes bien definidas y que suelen apuntar a una serie de fenómenos considerados, en mayor o menor medida, relacionados con aspectos sobre o preternaturales. Carismas extraordinarios, sanaciones portentosas y exorcismos, todos ellos en medio de gritos jubilosos, en ocasiones desgarradores, convulsiones, desmayos, aplausos, abrazos, golpes y sacudidas.

Estos son quizás, algunos de los aspectos que más impresionan a la sociedad y que facilitan, en ocasiones, la adhesión de personas a cultos de tipo pentecostal. Ello también se ve favorecido, por el incremento de un pensamiento o conciencia de tipo mágica en nuestra sociedad actual, al que coadyuvan ciertas técnicas publicitarias, especialmente utilizadas en medios gráficos y televisivos, como la denominada traslación pavloviana.

La comprensiva angustia que provoca en el ser humano el enfrentamiento con el misterio que implica la enfermedad, el dolor y la muerte, hace que, amén de ejercer una disminución en las capacidades de discernimiento, pensamiento lógico y análisis crítico, se busquen soluciones rápidas, concretas y, en no pocos casos, de carácter mágicas. Y es este el carácter que revisten en no pocas circunstancias las afamadas sanaciones y exorcismos que, en medio de un gran despliegue escenográfico, realizan diversos pastores de estos cultos en toda América Latina.

Sin embargo, tales efectos no parecen responder a algo mágico, misterioso, sobre o preternatural, sino más bien a la consecuencia lógica de una técnica psicológica conocida como Inducción a Crisis. Es decir, que responde a una técnica que trata de lograr una crisis, un shock de tipo histeriforme en uno o más sujetos.

Dicha técnica es utilizada por diversos movimientos y, en forma preferencial, por parte de aquellos que dicen realizar sanaciones y exorcismos. En estos grupos se observa frecuentemente que al hacer una imposición de manos u otro ademán ya estipulado por parte del pastor o quién dirige el culto, se registren desmayos o crisis convulsivas en medio de fuertes y desgarradores gritos, o fenómenos de trance diversos.

La forma de llevar a cabo una inducción a crisis es relativamente sencilla, máxime si se cuenta con un auditorio previamente preparado. Para ello, si bien pueden encontrarse variantes entre los diversos movimientos, pueden observarse las siguientes fases:

Fase I: Ofertando un Producto

Las amplias campañas publicitarias, tanto masivas como selectivas, invitando a tales eventos, no dejan de resaltar que son la respuesta a todos los problemas, cualquiera sea su índole y, si bien como consecuencia de la predestinación calvinista se incluye también el aspecto laboral, social y económico, apuntan especialmente a cuestiones más existenciales como la enfermedad, el dolor y la muerte.

En las campañas masivas no dejan de resaltar estos aspectos, incluyéndose en algunas oportunidades, grabaciones donde se registrarían los efectos de sanación o liberación demoníaca, causando gran impresión en una sociedad que también se caracteriza por una muy pobre formación en su propia religión católica.

Como se expresara párrafos atrás, muchos de los asistentes van en busca de una respuesta concreta y ansiosamente esperada: la sanación de una enfermedad personal o de un ser querido, o la liberación de una opresión de difusas características, teniendo como punto común ambas posibilidades, el registro de un alto montante de angustia, muchas veces flotante, y presta a revestir diversas causas que sean presentadas como posible explicación.

Páginas: 1 2 3 4 5

Boletín de Noticias
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.