Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
jueves 16 septiembre |
San Cornelio y san Cipriano
home iconEstilo de vida
line break icon

¿Cómo distinguir lo bueno de lo malo?

<a href="http://www.shutterstock.com/pic-192230474" target="_blank" />confused man chooses road</a> © Falcona / Shutterstock

<span>&lt;a href=&quot;</span>http://www.shutterstock.com/pic-192230474<span>&quot; target=&quot;_blank&quot; /&gt;</span>confused man chooses road<span>&lt;/a&gt; &copy;&nbsp;</span>Falcona<span>&nbsp;/&nbsp;<span class="il">Shutterstock</span></span>

Henry Vargas Holguín - publicado el 28/07/15

De esta manera no avanzamos sino que retrocedemos porque se pierde el norte (Dios) a causa de la perdida de la noción de pecado.

Vivir la vida es algo muy sencillo pero a menudo lo complicamos. Ni los animales ni los otros seres vivos de la creación se complican, no se preocupan por su pasado ni se afanan por el mañana. Sólo nosotros los seres humanos somos capaces de convertir, por ejemplo, un "sí hasta que la muerte nos separe" en un "me quiero divorciar", "no aguanto más", etc.. Igual pasa en las relaciones, en los negocios, en el trabajo y en otros ámbitos de la vida.

Dios nos dio esa capacidad de elegir. La vida es una constante elección y nuestra elección es la que nos hace libres o esclavos. El elegir el bien es ser libres y el elegir el mal es respuesta pasiva a una tentación que nos esclaviza, nos quita la libertad.

Y sin libertad olvidamos nuestra verdadera identidad como hijos de Dios y nos perdemos el maravilloso destino de la vida. De toda la creación al único ser que Dios le dio la capacidad de elegir es al hombre.

En el libro del Génesis vemos que  Dios le dio al ser humano un mandato: "Puedes comer de todos los árboles del jardín, pero del árbol del conocimiento del bien y del mal no deberás comer. El día que de él comas, ciertamente morirás" (Génesis 2.16b).

Ya conocemos cómo termina la historia y sabemos que hoy sufrimos las consecuencias de la elección de Adán y Eva. Su elección trajo muerte, esclavitud, sufrimiento y maldición.

Nosotros no podemos ya cambiar nuestro pasado, pero sí que podemos cambiar nuestro futuro a partir de hoy mediante dos pasos: pedir el perdón a Dios en la confesión por los pecados pasados y presentes, y después elegir bien teniendo los mismos sentimientos de Cristo y sin excluir la cruz.

Se trata de elegir bien el bien y actuarlo bien. Si elegimos bien el bien, nos irá bien en la vida. Elijamos con Jesucristo. Él es el camino que hay que escoger para caminar en la verdad y dirigirnos al reino de los cielos, es la luz en dicho camino, y es la puerta al final del mismo. Y es una puerta estrecha.

Jesús quiere ser el indicador del camino a recorrer. Si nosotros realmente buscamos con sinceridad la verdad y el camino del bien y de la verdadera felicidad debemos confiar en Él. Con Él aprenderemos a ser sinceros, honrados, puros, humildes, generosos, para tener siempre la alegría a flor de piel y para ser fuertes para saber luchar contra quien nos seduce a recorrer otro camino.

En el mundo hay muchas luces y muchos buenos ejemplos a tener en cuenta, por ejemplo los santos. Vivamos bien, vivamos para la eternidad, y con nuestra luz tomada de la luz de Cristo iluminemos el camino de tantos otros que necesitan nuestra ayuda, nuestro ejemplo y nuestra amistad.

  • 1
  • 2
Tags:
moral

Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Arthur Herlin
Una biblia hallada en un infierno
2
Claudio de Castro
La oración que rezo después de comulgar
3
SINDONE 3D
Lucandrea Massaro
El Hombre de la Sindone, reconstruido en 3D: ¡Son verdad los Evan...
4
Ary Waldir Ramos Díaz
Papa Francisco: «Este vuelo tiene algo de despedida…»
5
EUCHARIST
Philip Kosloski
Esta hostia eucarística fue filmada sangrando y latiendo como un ...
6
Ary Waldir Ramos Díaz
El Papa al clero: «Por favor ¡no más homilías largas de 40 minuto...
7
IMAGINE
Angeles Conde Mir
El Vaticano hace las paces con “Imagine” de John Lennon
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.