Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
martes 22 junio |
Santos Juan Fisher y Tomás Moro
home iconActualidad
line break icon

Refugiado por la persecución de Daesh entra al seminario en Irak

DR / Diane de Fortanier

Savim, Iraq

Aleteia Team - publicado el 24/07/15 - actualizado el 07/04/17

Savim quiere ser sacerdote para confortar y ayudar a los cristianos en Irak

De aire dulce y sosegado, Savim, de 22 años, es el benjamín de los siete seminaristas iraquíes siríacos del seminario de Ankawa, el suburbio cristiano de la capital del Kurdistán iraquí, Erbil.

Con su primer año de filosofía acabado, Savim sigue convencido de convertirse en sacerdote siriaco católico, a pesar de que muchos le tratan de “loco” y de las persecuciones que ha sufrido su comunidad, expulsada de la llanura de Nínive por los yihadistas del Estado Islámico.

El sueño del seminario

Entrar al seminario era su sueño desde hacía mucho tiempo. Aunque sus problemas familiares acapararon su atención durante un tiempo, Savim nunca dejó de pensar en su vocación.

En 2008 fue obligado a salir de Mosul con su familia, amenazado a causa de su fe. Tenía 15 años. “Hubo un intento de atentado con bomba en nuestra iglesia”, recuerda, “entonces decidí quedarme a dormir por la noche en la iglesia para protegerla”.

Pero las amenazas contra el joven y su familia se intensificaron en la segunda ciudad del país y él mismo, su madre, sus tres hermanas y su hermano pequeño fueron obligados a huir a la cristiana Qaraqosh.

Un diploma de electricista

Con su diploma profesional de electricista en el bolsillo, el joven empezó a trabajar en una empresa situada cerca de Erbil.

Cuando Qaraqosh se vació de sus habitantes por primera vez, la noche del 12 al 13 de junio de 2014, Savim no temió la ofensiva yihadista y se precipitó al seminario para ofrecer su ayuda.

Los habitantes volvieron y la vida retomó su curso, hasta la noche del 7 de agosto de 2014. Por segunda vez, la mayor ciudad cristiana iraquí fue abandonada por sus habitantes. Y no han vuelto y hoy se concentran en campos de refugiados diseminados por el Kurdistán iraquí.

Savim y los seminaristas no huyeron inmediatamente, pero al día siguiente fueron obligados a salir de su ciudad y a caminar durante horas y pasar los puestos de control para alcanzar Erbil.

Una vocación anterior a la presencia del Estado Islámico

Desde el curso 2012-2013, el joven iraquí había pedido al arzobispo siriaco católico de Mosul y Qaraqosh, monseñor Petros Mouche, la autorización para entrar al seminario.

El prelado se opuso a su entrada inmediata y le recomendó estudiar en la universidad de Mosul. Savim obedeció y volvió entonces a la gran ciudad sunita, que finalmente tuvo que abandonar también porque la situación era demasiado peligrosa.

Tras la caída definitiva de Qaraqosh, monseñor Mouche accedió finalmente al querer del joven cristiano.

Desde su entrada en septiembre de 2014, Savim empezó sus estudios en el seminario de Ankawa: acaba de finalizar su primer año de filosofía y le queda uno antes de los dos años de teología y los tres de pastoral.

Paralelamente, prepara a niños de catequesis para la Primera Comunión y organiza actividades de tipo espiritual y social con sus compañeros seminaristas caldeos y siriacos.

Arrastrado por un grupo de alegres libaneses y seminaristas, de visita unos días en Ankawa, Savim realizó la semana pasada actividades con niños desplazados: voleibol, coral,…

“Ayudar a la gente”

Hace lo que le gusta y lo que lo ha llevado a inclinarse por el sacerdocio: “Ayudar a la gente”.

“La gente necesita que se le escuche, necesitan esperanza”, afirma. “Están contentos cuando ven un joven que sin estar totalmente desprovisto de dinero escoge ser sacerdote en Irak antes que irse del país”.

No todos lo aprueban, empezando por su madre, que se opone a esta vocación. “Yo era el hombre de la casa desde que mi padre se fue”, explica el seminarista.

A los que le dicen que está “loco”, él prefiere no responderles “para no darles poder sobre mí mismo”. ¿Qué le ayuda a mantenerse?. “La oración, es lo primero en la vida". Su obispo decidirá si permanece en Irak o no, pero Savim está convencido de que puede ser feliz en Irak.

Tags:
irakseminario
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
CHIHUAHUA
Jesús V. Picón
El enfermero que moría de COVID y su mensaje de confianza en Dios
2
PASSION OF THE CHRIST
Cerith Gardiner
7 pruebas y tribulaciones que Jim Caviezel enfrentó al interpreta...
3
Pablo Cesio
El Padrenuestro, la oración que asustó a un grupo de delincuentes
4
MARIA VIANNEY
Maria Paola Daud
Para cuando te entra el hambre: Los Matefaims del cura de Ars
5
SAINT JOSEPH
Maria Paola Daud
El asombroso poder de san José dormido
6
father and son
Cecilia Zinicola
Cómo honrar a padres que son difíciles
7
PAUL MCCARTNEY
Jordan Runtagh
«Let it Be»: la verdad detrás de la visita de la Virgen María a P...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.