Aleteia

Padre Damián: “La gente está harta de discursos, pongamos corazón”

© Padre Damian / Facebook
Damián
Comparte

Segunda parte de una extensa entrevista a la estrella del programa «La Voz» España

Continuamos charlando con el Padre Damián, el sacerdote que se presentó a La Voz España, el talent show (concurso musical) más importante del momento. Con una audiencia media del 23,8% de cuota de pantalla y con más de tres millones y medio de espectadores, el Padre Damián, al igual que lo hizo Sor Cristina en Italia, se coló en las casas de toda España y parte de Latinoamérica generando lo que se ha llamado el fenómeno del Padre Damián
 
En la primera parte de esta entrevista, publicada el 10 de julio en Aleteia[1] (http://www.aleteia.org/es/arte-y-espectaculos/entrevistas/padre-damian-me-costaria-ser-santo-si-no-fuera-artista-5878069243936768 ), pudimos hablar con él de todo esto y de las sombras y luces que había provocado su presentación al programa.
 
Damián, como le gusta que le llamen, nos confesó que tenía miedo de ser el cura friki y de centrarlo todo solo en sí mismo; nos contó también que ser sacerdote no le hace inmune ante los riesgos del mundo de la música, y que le costaría ser santo si no pudiera ser artista.
 
De su infancia nos dijo que tenía, junto a sus hermanas, un grupo con el que iban cantando por los pueblos de Granada, y que tenía raíces musicales en su familia.
 
Estuvimos hablando de Rosa López, Ruth Lorenzo y de que sería un placer para él poder representar a España en Eurovisión. Se mostró muy agradecido por la respuesta que había tenido de Latinoamérica y dijo que no querría un disco de temática religiosa sino uno con letras motivadoras y elegantes pero también con un punto atrevido.
 
Ante todo, expresó tener una gran certeza interior y personal con Dios, gracias, en gran parte, a su congregación, que le tira de las orejas si es necesario. Por último, nos confío un deseo: que le gustaría que todos los cristianos no dejasen de poner sus talentos y cualidades al servicio de Dios y del Evangelio.
 
Se considera parte de una generación nueva que quiere un vuelco al modo en el que hemos sido Iglesia durante mucho tiempo.
 
Laura Pausini fue lo primero que te preguntó y parece que a España le pareció justa la pregunta, la repetimos: ¿Qué has venido a hacer aquí? ¿Has venido a anunciar la Palabra de Dios?
 
Pues, con tu permiso, repito la misma respuesta: Vengo a cantar aquello en lo que creo. Y a que, a través de mi voz, las personas puedan experimentar y sentir aquello en lo que yo he puesto mi confianza.
 
Tratemos de conocer un poco más a la persona que hay tras el personaje público, ¿qué haces justo cuando te levantas y qué es lo último que haces al acostarte?
 
Cuando me levanto, decir: ¿por qué me toca levantarme de nuevo? Me cuesta muchísimo despertar… Al mismo tiempo soy de los que por la mañana trato, a veces se me olvida, de que mi primer pensamiento sea para Dios, trato de decir gracias Señor o Señor para Ti.
 
Y por la noche lo último que hago cuando me acuesto es rezar un Padrenuestro o un Gloria; soy muy de la oración del Gloria; me parece que tengo la protección de Dios mismo que es Trinidad.
 
Cuando ganaste la primera batalla en el programa felicitaste a tu contrincante como si él, que había perdido, hubiera ganado también e incluso le dijiste que ese premio también era suyo; sorprendió bastante tu respuesta. ¿Crees que podría interpretarse como una respuesta cristiana?
 
No sé, me salió del corazón en ese momento, además en esos momentos es cuando menos se piensa, te lo aseguro; porque hay un subidón de luces, de gente, aplausos, y ahí es cuando menos piensas en qué quieres decir y me salió del corazón.
 
Habíamos preparado la canción entre los dos, habíamos vivido muchos momentos entre los dos antes de cámara, y le dije que esto también era suyo. Se interpreta a lo mejor como los comentarios que he leído:
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.