Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
miércoles 03 marzo |
San Ceada
home iconEspiritualidad
line break icon

“Juan Pablo II fue muy cauteloso con los hechos de Medjugorje”

© MANUEL ROMANO / NURPHOTO

Gian Franco Svidercoschi - publicado el 22/07/15

El cardenal Dziwisz recuerda la actitud del papa Wojtyla: le impresionaban los frutos espirituales de ese lugar

Ya es escandaloso que saliera ese libro [el autor se refiere a Por qué es santo, de Slawomir Oder, sobre Juan Pablo II, n.d.t.], sobre todo antes de la beatificación. Y que el libro contuviese los textos – destinados a permanecer secretos – de algunas “deposiciones” recogidas en el tiempo del proceso canónico; y de las cuales, por añadidura, se tenía la impresión de que algún testigo, aunque de buena fe, acabara por mostrar su propio pensamiento y no el de Juan Pablo II.

Pero para el cardenal Stanislao Dziwisz, ex secretario particular del Papa y ahora arzobispo de Cracovia, fue aún más escandaloso que, sobre la base de una frase dicha confidencialmente por Wojtyla a un amigo polaco, y después referida en el proceso, se entendiera una presunta aprobación pontificia de los hechos de Medjugorje.

Recuerdo aún la reacción de Dziwisz, cuando le comuniqué la noticia por teléfono. “¡No! ¡No! ¡No es verdad! ¡Las cosas no fueron así!”. Dos años después, en el libro “He vivido con un santo”, volvió sobre el tema de Medjugorje.

Explicó que, dado que “el ejercicio del servicio petrino exigía un continuo discernimiento espiritual, especialmente en las cuestiones difíciles”, el Papa había confiado el problema por entero a la Congregación para la doctrina de la fe.

Después, el cardenal entró también en la cuestión: “…tengo que decir que el Santo Padre estaba impresionado por el espíritu de oración, de penitencia y de conversión que caracterizaba la peregrinación de los fieles a la Madre de Dios. Sin embargo, siempre conservó una prudente distancia. Y, por esto, no recibió en audiencia a los ‘videntes’”.

Me impresionaron en seguida dos puntos de aquel comentario. Ante todo, que el Papa estuviera impresionado positivamente por el gran número de personas que iban a Medjugorje; y, más aún, que iban a rezar, a volver a empezar a rezar, y de donde a menudo se volvían c onvertidos.

Y después, esa referencia a la “Madre de Dios”. Como diciendo que, todo ese fervor espiritual, ese transformarse de Medjugorje – independientemente de cómo hubiera iniciado – en un lugar de oración, todo esto no se habría podido concebir, ni menos explicar, sino con una “presencia”. ¡Esa “presencia”!

Y aquí, claramente, se advertía toda la piedad mariana de Karol Wojtyla. El Papa que se consideraba milagrosamente salvado por la Virgen de Fátima, el día en que Alí Agca le apuntó con su pistola para matarlo. “Una mano disparó y otra guió la bala”.

Y, antes aún, el joven polaco que, en Czestochowa, había aprendido a ser un hombre de “gran confianza”, a “no tener miedo”. Y más tarde, de sacerdote y de obispo, iba a Jasna Gora porque – decía – allí delante de la imagen de la Virgen Negra se podía sentir cómo latía el corazón de la nación en el corazón de su gran protectora.

Pero había también otro punto interesante, en el comentario escrito por el cardenal Dziwisz: y era el de haber puesto la palabra videntes entre comillas. ¿Qué significaba eso? Se lo vuelvo a preguntar hoy.

– Eminencia, ¿había algún motivo particular?

Era solo para acentuar esa ‘prudente distancia’ que el Santo Padre quería mantener hacia el tema, mientras era examinado por la Congregación para la Doctrina de la Fe, y también en relación a los videntes.

– Una de las videntes, Mirjana, cuenta que tuvo una conversación privada con Juan Pablo II, y que él le habría dicho que “si no fuera Papa ya habría ido a Medjugorje”.

Puedo excluirlo de la forma más absoluta. Dicen que una de las videntes, pero no se sabe si fue esta Mirjana, o la otra, Vicka, vino un día a la audiencia general, quizás acompañada por alguno, y haya saludado al Santo Padre mientras pasaba. Pero no le dijo nada, de lo contrario él se habría acordado, y sobre todo el Papa ni siquiera entendió quién era.

  • 1
  • 2
Tags:
aparicionesmedjugorjevirgen maria
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
BAPTISM
Pablo Cesio
Bautizan a la bebé que nació viva tras “aborto legal” y la llaman...
2
DEMANDE EN MARIAGE
Edifa
No te cases sin haberte hecho estas tres preguntas
3
Ary Waldir Ramos Díaz
Papa Francisco: «Vendrá un nuevo diluvio si no cambiamos de rumbo...
4
Kathleen Hattrup
El hombre que besó la frente del Papa dice que la Virgen lo curó ...
5
TIMOR LESTE
Redacción de Aleteia
La última frase de san Juan Pablo II antes de morir
6
NEWBORN
Cerith Gardiner
12 nombres de bebés varones que combinan bien con «María»
7
BABY
Aleteia Team
El bebé que nació agarrado al DIU
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.