Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
martes 18 mayo |
San Pascual Bailón
home iconActualidad
line break icon

Colombianos, confíen, el bien siempre es más fuerte

Agencia Prensa Rural-cc

Monica Ibáñez Sarco - publicado el 22/07/15

Mensaje Final de los Obispos de Colombia

Hace quince días en la ciudad de Medellín se clausuró la CXIX Asamblea Plenaria del Episcopado. Este año los Obispos se dieron cita en la Ciudad de la Eterna Primavera para reflexionar en oración sobre el don de la vida consagrada para la Iglesia de Colombia. Sin embargo, se dieron la oportunidad de abordar otros temas de profundo interés social.

Los Obispos pudieron compartir inquietudes sobre el tema de la paz, las injusticias y diferencias sociales, el buen uso de los recursos naturales, la promoción de la vida y dignidad de toda persona humana y la institucionalidad del matrimonio, entre otros.

A continuación les compartimos el Mensaje de los nuestros Obispos de Colombia que lleva por título VENCE EL MAL CON LA FUERZA DEL BIEN (Rom 12,21)

1. Del 6 al 10 de julio, los Obispos colombianos nos hemos reunido en Medellín para orar y reflexionar, en espíritu de comunión fraterna, sobre las esperanzas y desafíos de la Vida Consagrada en nuestro país. Animamos y agradecemos a nuestros hermanos y hermanas consagrados en su misión de anunciar a Cristo el Señor, incluso ofrendando su vida, en su opción de entrega al Evangelio, en su servicio profético a los más pobres, en la construcción de la paz y en la defensa de la vida humana. Nos comprometemos a acompañarlos, con renovado empeño, en esa tarea común y los invitamos a hacernos uno en la enorme tarea por la paz en Colombia.

2. Durante estos días, los Obispos hemos compartido nuestras experiencias pastorales y hemos reflexionado sobre la compleja realidad que vive hoy nuestra Patria. Como Pastores y hermanos, nos hacemos solidarios con el sufrimiento de las comunidades, personas y familias, que han sido víctimas de las acciones violentas de los grupos armados, particularmente de las FARC y del ELN. Rechazamos esos hechos dolorosos e invitamos a los violentos a reflexionar sobre estas crueles acciones y a asumir su responsabilidad en las mismas. Tales actos no sólo han tenido consecuencias para la sociedad y el medio ambiente sino que han minado profundamente la confianza del pueblo colombiano en los diálogos y en la voluntad de los grupos armados al margen de la ley de buscar una salida negociada al conflicto. ¿Cómo hacer creíbles los esfuerzos de paz que se desarrollan en La Habana ante tantas muestras de crueldad y violencia? Se requieren gestos valientes y audaces en el camino de la reconciliación y la paz. Más allá del anuncio de un cese temporal de sus acciones violentas, el pueblo colombiano clama por un compromiso de las FARC y el ELN de un cese definitivo de hostilidades. 2 Invitamos al Estado a favorecer las condiciones para alcanzar este propósito, y por otro lado, proponer una pedagogía que permita a todos comprender el alcance de esta negociación. Alentamos a la sociedad civil a vencer la desesperanza y la apatía. Todos tenemos el derecho y el deber de ser constructores de paz. La Conferencia Episcopal de Colombia ratifica su convicción y su apoyo a la salida negociada del conflicto armado.

3. Constatamos el surgimiento de nuevas formas de violencia y de conflicto asociadas, entre otras, a la explotación de recursos naturales y la generación de energía cuando no se actúa en el marco de la legalidad o con la necesaria responsabilidad ambiental y social. Unidos a la voz del Santo Padre Francisco, hacemos un nuevo llamado al Gobierno nacional y a la Comunidad internacional para que se atiendan las exigencias de las comunidades afectadas y se tomen medidas oportunas para dar respuesta a la crisis ecológica que hoy afecta a nuestra Nación.

4. Sentimos la angustia de muchos colombianos, especialmente de los más pobres, que padecen las consecuencias de la profunda crisis del sector de la salud. Reiteramos nuestro rechazo a las decisiones de los Órganos del Estado que atentan contra la dignidad y contra los derechos fundamentales de la persona humana, a través de la promoción del aborto y de la eutanasia, lo mismo que los atentados contra el matrimonio y la institución familiar a través de la equiparación de las uniones homosexuales a la familia y la promoción de la adopción de menores por parejas del mismo sexo.

  • 1
  • 2
Tags:
colombiafarcviolencia
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Gaudium Press
¿Sabías que el anillo de matrimonio puede llegar a tener la fuerz...
2
Esther Núñez Balbín
¿Qué hay detrás del caso de Lina?… Madre a los cinco años
3
Philip Kosloski
5 revelaciones sorprendentes del «tercer secreto» de Fátima
4
PASSION OF THE CHRIST
Cerith Gardiner
7 pruebas y tribulaciones que Jim Caviezel enfrentó al interpreta...
5
ROBERTA MASCENA
Redacción de Aleteia
Se gradúa con el uniforme de limpiadora de su madre
6
Catholicus
¿Qué significa el escapulario? ¿Es sólo una moda?
7
SAINT JOSEPH
Philip Kosloski
Esta antigua oración a san José es “conocida por no fallar nunca”
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.