Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
martes 28 septiembre |
San Wenceslao
home iconEspiritualidad
line break icon

Sacerdote, joven y rapero: Se convirtió ante el Santísimo

Aleteia Team - publicado el 21/07/15

"Atravesó mi corazón como continúa haciéndolo hoy, porque me dijo que me amaba aunque yo estaba viviendo gravemente en pecado", recuerda

Un joven sacerdote católico a quien le gusta la música rap tenía algo que confesar sobre su fe y su música: cuando era joven no le gustaba la Iglesia católica, y no quiere ser conocido simplemente como "el cura rapero". Pero lo cierto es que su fama arranca de sus habilidades con ese estilo musical, que mantiene vivo en una radio católica con el programa de hip hop Díselo al mundo.

A sus 27 años, Joshua Johnson, de la iglesia de Cristo Rey, en la Louisiana State University, es el cura más joven de la diócesis de Baton Rouge (Estados Unidos), su ciudad natal. Fue ordenado sacerdote en 2014 tras años escapando de su vocación.

Participó hace unos meses como orador destacado en un Congreso de la Juventud Afroamericana celebrado en Lafayette (Louisiana) por Catholic Extension, y contó su historia ante más de seiscientas personas.

"Me educaron como católico, pero nunca me gustó la Iglesia católica. Me parecía algo aburrido y no lo comprendía", explica. Su mayor dificultad venía de la Eucaristía: "Nunca creí que se tratase del Cuerpo y la Sangre de Jesucristo, como enseña la Iglesia".

Paradójicamente, su conversión vino del mismo lugar que aborrecía: Jesús Sacramentado. Fue en su último verano de instituto, a los 17 años, durante un retiro al que le invitaron en la cercana ciudad de Alexandria.

Amor a pesar del pecado

"Aquella noche, en adoración, cuando el obispo expuso a Jesucristo en la Eucaristía, todo lo que puedo decir es que la gracia de Dios me derrotó", recuerda el padre Joshua: "Mirando la forma consagrada, supe que era Dios, que era Jesucristo. Fue como un enamoramiento instantáneo. Comencé a llorar. Estaba de rodillas adorando a Dios… y lo primero que Le escuché decir fue ´Te amo´, y atravesó mi corazón como continúa haciéndolo hoy, porque me dijo que me amaba aunque yo estaba viviendo gravemente en pecado".

Aquel día recibió otro llamado, el de ser sacerdote. Pero no se sentía preparado, así que ingresó en la universidad: "No quería ser sacerdote, así que estaba intentando huir de ello".

La huida duró sólo curso y medio: "No podía dejar de pensar en el sacerdocio. Todo el tiempo que estuve en la Southern University supe que donde debía estar era en el seminario".

Rapeando en el seminario… y después

A partir de ese momento Joshua no se separó de una capilla de adoración perpetua, y en 2006 empezó el primer curso en el Seminario de San José de Covington, además de estudiar un grado de Teología en el Seminario Notre Dame de Nueva Orleáns. "Fueron algunos de los mejores años de mi vida", explica a The Advocate: "Fue un tiempo de profunda intimidad con Jesús, porque tenía mucho tiempo para rezar y mucho tiempo para estudiar".

Lo único que no dejó de su vida pasada fue el rap: "Crecí haciéndolo como diversión y continué en el seminario como diversión", para sí mismo y para sus compañeros. Pronto descubrió el potencial evangelizador del hip hop para acercarse a los más jóvenes, y ahora conserva su vieja costumbre con tal finalidad.

"Cuando los chicos me escuchan rapear, gano su atención. Yo siempre rapeo sobre Jesucristo y sobre lo que Él trajo a mi vida. Algunas personas contactan conmigo tras ver mi música en Youtube o Facebook y me dicen: "Te llamo porque he visto este vídeo y quiero entregar mi vida a Cristo ahora".



Sacerdote rapero, sacerdote negro

¿Durante cuánto tiempo seguirá rapeando? "Sé que tengo que mantener mis ojos fijos en Dios y en lo que Dios me ha llamado a hacer. Todo lo que me diga que tengo que hacer por la santificación de la gente a quien se debe mi ministerio, eso haré".

Y aclara que no canta para agradar a la gente, sino para agradar a Dios: "En sí mismo el rap no es malo, no es pecado. Forma parte de una cultura. Podemos utilizarlo.

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Tags:
eucaristiasacerdotetestimonio
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Aleteia Brasil
La pareja que festejó su matrimonio dando de cenar a 160 personas...
2
Claudio de Castro
El purgatorio y la misteriosa alarma de las 3 a.m.
3
lobo cordeiro fumaça
Gelsomino del Guercio
«El humo de Satanás entró en la Iglesia»: ¿qué quiso decir el Pap...
4
O Catequista
La polémica sobre el cuerpo incorrupto del Padre Pío
5
PADRE PIO
Philip Kosloski
Cuando Padre Pío rezaba por alguien, decía esta poderosa oración
6
P. Paulo Ricardo
¿Por qué la Iglesia católica está en contra de los métodos antico...
7
VIRGIN
Patricia Navas
Oración a la Virgen de la Merced para romper cadenas
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.