Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
martes 27 julio |
San Pantaleón
home iconEspiritualidad
line break icon

Dedicarse a los demás sí es construir

christen-cc

Carlos Padilla Esteban - publicado el 21/07/15

Es un arte ser pacientes, tener el corazón flexible, saber esperar, aguardar con paz, perder el tiempo por amor

Jesús nos espera siempre. Esa paciencia de Dios conmigo me conmueve. Me gustan las personas que saben esperar, que tienen una paciencia aparentemente infinita. Yo no la tengo.

Ser paciente con el débil, con el que se equivoca, con el que nos hiere no una vez, sino mil veces. Paciente con el que no me da lo que necesito, con el lento, con el que no llega nunca a tiempo. Paciente con el que se aleja y exige, con el que es crítico y mordaz. Paciente con las personas a las que amo, con los que me buscan insistentemente. Paciente con el que siempre quiere más.

¡Qué difícil tener paciencia para educar! Paciencia sin ver resultados. Respetando los tiempos. Esperando cambios que no llegan.

Esperar es una actitud que hoy en día no practicamos mucho. Todo va demasiado rápido. Nos cuesta esperar al que llega tarde. Nos cuesta hacer largas colas para conseguir algo. Esperar es un arte. Nos cuesta perder el tiempo sin hacer nada. El tiempo vale oro. Por lo menos el nuestro. Y no queremos perderlo sin sentido.

Jesús era un especialista en perder el tiempo. Lo perdía con los hombres. “No les quedaba tiempo ni para comer”. Perder el tiempo con el que lo necesita era su actitud fundamental.

Yo valoro mucho a las personas que saben perder el tiempo con los que se encuentran en el camino. Con aquellos que irrumpen sin estar antes incluidos en la agenda. Me gusta ese corazón libre de los que saben detenerse ante el que sufre y cuidar al que está en su vida.

Es un arte ser pacientes, tener el corazón flexible, saber esperar, aguardar con paz, perder el tiempo por amor.

Yo también quiero aprender a cambiar mis planes por amor. A no agarrarme a ellos. Me da miedo perder el tiempo y dejar escapar la vida. Me gusta ese Jesús sin tiempo ni planes. Me gustaría parecerme más a Él, ser más libre. Dejarme tiempo para estar con el que sufre.

Yo también busco a Jesús por las orillas, y le doy gracias porque baja de la barca para venir a buscarme. Él lee en mi corazón mi miedo y mi soledad, mi sed y mis preguntas, mi enfermedad y mis sueños. Él se baja de la barca por mí. ¿Yo me bajo de mi barca por el que me necesita?

Jesús viene a mi encuentro. Siempre llega. Él me enseña que en la vida lo más importante son las personas. Cuidarlas, llevarlas aparte y dedicarles momentos, bajar de mi barca si alguien me espera. Perder el tiempo con ellos. Cambiar mis planes.

Y yo pienso en la eficacia, en los números. Tengo que aprender a mirar el corazón de cada hombre. Hoy Jesús me invita a acercarme al que sufre, a amar hasta el extremo. Para eso necesito aprender de Jesús. Voy en la barca con Él. Me espera cuando llego de mi misión. Le espero yo en mi orilla. Quiero estar con Él. Ese es el sentido de mi vida.

Tags:
alma
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
st charbel
Aleteia Líbano
¿Acaso no está sucediendo lo que dijo san Charbel?
2
SEPARATION,
Ks. Michał Lubowicki
Lista de causas de nulidad matrimonial (más habituales de lo que ...
3
MEXICO
Jesús V. Picón
Quería ser sacerdote para demostrar que Dios no existía
4
Ks. Michał Lubowicki
Lista de impedimentos para casarte (hay más razones de las que cr...
5
Claudio de Castro
Cómo salvar nuestras almas en el último instante
6
ANGEL,CHILD,STATUE
Philip Kosloski
¿Te preocupan tus hijos? Haz esta oración a los ángeles de la gua...
7
Kathleen Hattrup
Posible milagro revelado en fotos exclusivas
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.