Aleteia logoAleteia logoAleteia
martes 17 mayo |
San Pascual Bailón
Aleteia logo
Espiritualidad
separateurCreated with Sketch.

Donald Calloway: De encarcelado reiteradamente a convertirse en sacerdote

WEB-FATHER-DONALD-CALLOWAY-Courtesy-Image – es

Courtesy-Image

Camino Católico - publicado el 15/07/15


centro de rehabilitación. En poco tiempo se escapó de allí y volvió a las drogas tomando muchas más sustancias: heroína, crack, LSD, estimulantes, tranquilizantes.

Y entonces las chicas. "Llegó un punto en el que inicié la "Gran Muerte" y que viví en lugares como el tronco de un árbol", recuerda el sacerdote. "En Louisiana, terminé en la cárcel. Fue un caos absoluto".

Estaba abandonado, con el pelo hasta la cintura, tatuado. Se trataba de "un ciclo de vida hacia la muerte." Hubo otro intento de rehabilitación, pero por supuesto, no alcanzó a finalizarlo exitosamente. De hecho, el consumo de drogas se hizo aún más pesado nuevamente.

"Entonces, una noche en 1992 supe que mi vida cambiaría radicalmente, de que algo iba a suceder en mi vida a causa de un cambio radical", dice. "Sabía que algo iba a suceder. Algo iba a suceder."

Fue esta súbita y poderosa intuición peculiar la que le cambió la vida. Un sentimiento tan poderoso que él rechazó las llamadas de amigos para salir de fiesta como lo hacía todas las noches. Todavía tiene problemas para explicar exactamente lo que sucedió. ¿Las oraciones de una madre?

Durante un tiempo Calloway se mantuvo en su cuarto en espera de este desconocido "algo" que debía llegar, luego fue a la sala en busca de una revista o un libro para leer mientras esperaba, guiado por un sentimiento interior.

"Quería ver una especie de revista con fotos mientras yo estaba esperando, algo así como National Geographic, con fotos y me fui por ahí y había un libro que me llamó la atención", dice. Tenía escrito: “La Reina de la Paz. Visitas a Medjugorje".

Era un libro sobre el lugar de las apariciones en Bosnia-Herzegovina por el padre Joseph A. Pelletier y Calloway no podía comprender lo que significaban las palabras, porque estaba en un idioma extranjero.

Él en las fotos vio a seis niños mirando a la nada. Se preguntó si los videntes habían tenido una aparición, algo de lo que nunca había oído hablar. Leyó el título y dijo que estaban buscando a la "Virgen María". Estaba tan poco familiarizado con la religión que no tenía idea de quién era la “Virgen”.

"Creo que Jesús fue como Santa Claus", recuerda. "Yo era una pizarra en blanco". Siguió viendo más imágenes, y vio otras palabras, como el Rosario, la comunión y la Eucaristía, sobre los cuales tenía una idea muy vana.

Estaba en lenguaje católico, pero él comenzó a leerla con avidez. No podía dejar de leerlo. "Leí el libro entero antes de las 3:30 o 4 de la mañana", dice. "Me comí ese libro como si fuera la vida. Lo consumí. Y me dije, ‘Eso es verdad. Todo en ese libro es cierto".

Ella decía que Jesús era Dios, y pensé, todo lo que dice es verdad. Parecía tan hermoso y perfecto. Ella cautivó mi corazón". Y Donald dijo entonces: ‘Yo me entrego totalmente a esta mujer. "

El joven se dirigió a su madre a la mañana siguiente y le dijo que quería ver a un sacerdote. Ella se sorprendió. Conocía a un capellán de la base, y ahí es donde terminó yendo, saltando de alegría como un niño pequeño con su pelo largo que aún conservaba. 

Cuando Calloway se encontró con el capellán de la Armada, el sacerdote le dijo que fuera a la iglesia y se sentara mientras decía misa, y luego hablaría con él. Donald lo hizo.

Con un pequeño grupo de mujeres filipinas recitó una oración repetitiva, por supuesto era el Rosario. Luego llegó el momento en que cambió su vida. El sacerdote se cambió de ropa. Calloway pensó que era algún tipo de rito.  No tenía idea de lo que estaba pasando. "Me sorprendió. Todas estas mujeres se arrodillaban y ponían de pie al mismo tiempo."

Pero acaba de hacer clic. De repente, este joven  adicto a las drogas fuera de control "sabía" lo que estaba pasando:

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
Tags:
sacerdotetestimonio
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...





Envía tu intención a la red de 550 monasterios


Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.