Aleteia logoAleteia logoAleteia
miércoles 01 diciembre |
Beato Carlos de Foucauld
Aleteia logo
Espiritualidad
separateurCreated with Sketch.

Lectio Divina: Domingo XV semana del tiempo ordinario

Renan Marks / Flickr / CC

Fundación Ramón Pané - publicado el 12/07/15


“Cuando entren en una casa, quédense allí hasta que se marchen”, signo de hospitalidad, y de buen comportamiento para con las familias que los reciben.  “Si en un lugar no los reciben ni los escuchan, salgan de allí y sacudan el polvo de los pies como protesta contra ellos”, este es un gesto simbólico que expresaba que no se tenía nada en común con los habitantes de esa casa o ciudad.

Luego de esto los apóstoles salen a la misión, y el evangelista rescata las  principales características de esta. La predicación, unida al llamado a la conversión, expulsión de demonios, y curación de enfermos; ungiéndolos con óleo. En el uso del óleo, se manifiesta la costumbre de la Iglesia de ungir a los endemoniados y enfermos, infundiéndoles la gracia del Espíritu Santo. La unción significa, la misericordia de Dios, el remedio de la enfermedad, y la purificación del corazón, manifestando tanto la dimensión corporal como espiritual.

Los doce apóstoles son el signo más evidente de la voluntad de Dios, con respecto a la existencia y la misión de la Iglesia. Cristo esta presente hoy en su pueblo a través de la Iglesia, construida sobre el fundamento de los apóstoles, esta viva por la sucesión de los Apóstoles. Así tambien los laicos, por el bautismo forman parte de la misión profética de Cristo, y están llamados a vivir en plenitud su vocación discipular.

Reconstruimos el texto:


    ¿De que forma envía Jesús a los Apóstoles? ¿Qué poder les otorga?
    ¿Qué les ordena que no llevaran en el camino?
    ¿Y con respecto a la vestimenta, como debían ir?
    ¿Qué les pide que hagan en aquellas casas en que les den alojamiento?
    ¿Y en aquellas que se le niegue alojamiento, o sean tratados con indiferencia?
    ¿En la misión de los apóstoles, que otras obras acompañan a la predicación?

2.- MEDITACIÓN: ¿Qué me o nos dice Dios  en el texto?

Hagámonos unas preguntas para profundizar más en esta Palabra de Salvación:

    ¿Qué significa para mí ser Apóstol de Cristo? ¿Elegí serlo, o por sobre todas las cosas me siento llamado, y convocado por Dios? ¿Entiendo que es un don, regalo del Señor que puso sus ojos en mí? Ser Apóstol es también una tarea. ¿Pongo mi esfuerzo, para hacer la voluntad de Dios, y ser su fiel reflejo?
    ¿Entiendo que el Bautismo me dio la dignidad de Profeta, y como tal tengo que salir a llevar la Buena Nueva a los demás? ¿Hablo de la Palabra del Señor en mi entorno, y lugares cotidianos? ¿Hay algo que me frena a hacerlo?
    ¿Qué llevo en mi camino discipular, que me hace poner en el centro de mi vida, cosas que me hacen errar y perderme? ¿Entre ellas están los objetos materiales, el éxito, el placer, la ambición? ¿Estoy dispuesto a llevar conmigo sólo lo necesario e indispensable? ¿Me cuesta desprenderme?
    ¿Mi anuncio, o predicación va acompañado de obras de caridad, para con los necesitados y enfermos? ¿Entiendo que mi anuncio de la Buena Nueva como apóstol no debe ser sólo “oral”, sino también testimonial, es decir anunciar con mi propia vida? ¿Cómo es mi testimonio de vida cristiana hoy? ¿Es coherente?
    ¿Cómo Apóstol busco configurarme según la imagen de mí Maestro y Señor? ¿Busco pensar, actuar, y amar al estilo de Jesús? ¿Lo intento o me comprometo a hacerlo, a pesar de saberme débil? ¿Me encomiendo al Señor para que me fortalezca siempre?

3.- ORACIÓN: ¿Qué le digo o decimos a Dios?

Orar, es responderle al Señor que nos habla primero. Estamos queriendo escuchar su Palabra Salvadora. Esta Palabra es muy distinta a lo que el mundo nos ofrece y es el momento de decirle algo al Señor.

AQUÍ ME TIENES, SEÑOR,
dispuesto a todo lo que quieras de mí,

  • 1
  • 2
  • 3
Tags:
biblia
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.