Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
martes 13 abril |
San David Uribe
home iconActualidad
line break icon

El adiós del obispo al hombre que iba a morir por eutanasia pasiva

capture youtube

Esteban Pittaro - publicado el 11/07/15

No juzgamos a nadie, aunque somos críticos ante algunas prácticas y decisiones...

El obispo de Neuquén, monseñor Virginió Bressanelli, dio un emotivo último adiós a Marcelo Diez, quien, tras permanecer 20 años en aparente estado de inconciencia, fue objeto de un inédito fallo de la Corte Suprema de Justicia argentina. El máximo tribunal autorizó que se le retirerara la hidratación y la alimentación al hombre, pero falleció el mismo día que se conoció el fallo, aunque por causas naturales, antes de que se cumplimente en él la sentencia.

Monseñor Bressanelli había solicitado años atrás a los familiares que les confíaran al paciente para que, junto a la institución Lucha Neuquina contra el Cáncer LUNCEC, cuidaran de la persona hasta su muerte natural. Lo conocía y siguió de cerca tanto su condición como la evolución judicial del pedido de retiro de la hidratación y la alimentación, lo que constituye un caso de eutanasia pasiva.

El obispo compartió su dolor en un comunicado y en una conferencia de prensa. Pero no dejó de compartir la sensación de paz que tuvo cuando se enteró que “la vida de Marcelo entre nosotros se había cerrado en forma natural, en el Instituto CEMIC, por designio de Dios, que ama la vida y no creó la muerte”.

El que la muerte de Diez hubiese ocurrido antes de que se aplicara el retiro de la hidratación y el alimento, que según la Corte constituía una “forma de tratamiento médico”, fue para monseñor Bressanelli motivo de agradecimiento a Dios, porque, como aseguró en la conferencia de prensa, “hubiese sido un trauma para mucha gente del pueblo neuquino”. 

Asimismo, el prelado advirtió que, pese a lo expresado por la sentencia, Marcelo “no estaba sometido a ninguna práctica médica extraordinaria, o desproporcionada o de ensañamiento terapéutico que prolongara artificialmente su vida”. “Todos los que, directa o indirectamente, han tenido contacto con él saben que afirmar lo contrario no corresponde a la verdad”, aseveró.

Asimismo, tras hablar de la “terapia del amor” con la que se le cuidaba, monseñor Bressanelli insistió en que Diez contaba con un grado de conciencia mínima.

El obispo aclaró que pese a las diferencias debidas a “concepciones antropológicas distintas e interpretaciones jurídicas opuestas, a veces irreconciliables entre sí”, no deja de creer en la buena intención de las personas involucradas en el caso.

“Merecen nuestro respeto y convicción de que sufren, en su interior, tener que expedirse públicamente sobre la vida de otros. No juzgamos a nadie, aunque somos críticos ante algunas prácticas y decisiones”, expresó.

*Muerte digna*

En el fallo, la Corte Suprema acogió el pedido de las hermanas de Diez, que en 2011 solicitaron la “abstención del tratamiento médico para prolongar su vida”, meses antes de que se promulgue la denominada Ley de Muerte Digna. Según ésta, una persona que padece de una enfermedad terminal, irreversible, puede solicitar que se suspendan los tratamientos médicos que permiten su subsistencia.

Aunque la Corte escriba en su fallo que “no se trata de un caso de eutanasia”, al retirar la hidratación y la alimentación se autoriza una práctica “claramente eutanásica”, como aclaró en un artículo publicado en el diario La Nación el especialista en Bioética de la Universidad Católica Argentina Dr. Rubén Revello.

El obispo evitó confrontar con las hermanas de Diez, para las que tuvo cordiales palabras. Y aunque tuvo respetuosas palabras con la Corte al apreciar “cuánto dicen de la persona humana, su dignidad y sus derechos”, aclaró: “yo encuentro cierta contradicción entre tal afirmación, tan fuerte y tan buena, con la conclusión del dictamen”.

Y a Diez, a quien conoció bien, le deseó unas últimas y emotivas palabras: “Marcelo ya cerró su existencia entre nosotros. Después de un largo Calvario, ayer a la tarde celebró su Pascua con el Señor. Ahora que realmente descansa en paz y que recuperó espiritualmente su vida en plenitud, a la que aspiraba con ardor juvenil el día de su accidente, le pedimos que interceda por la paz y la valoración de la vida en todas sus formas”.

Tags:
argentinaeutanasia
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
MIRACLE
Maria Paola Daud
Mateo se perdió en el mar… ¡y apareció en brazos de papá!
2
MIGRANT
Jesús V. Picón
El niño perdido y hallado en pleno desierto que invita a reflexio...
3
QUEEN ELIZABETH WEDDING
Adriana Bello
Las bodas de titanio de la reina Isabel II y el príncipe Felipe
4
SATAN SHOES
Adriana Bello
Las zapatillas de Satanás no son un juego
5
Dicas de amor
Una hermana es más que una amiga, es la mitad de nuestro corazón
6
ALICE BATTENBERG
Adriana Bello
La monja de la realeza
7
Attentat Indonésie
Agnès Pinard Legry
Este héroe evitó una masacre en la catedral esta Semana Santa
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.