Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
domingo 19 septiembre |
San Jenaro
home iconPuntos de vista
line break icon

El problema griego para un cristiano como yo…

La boa y el elefante - publicado el 08/07/15

Estos días, con todo este jaleo alrededor de Grecia, el referéndum y los socios europeos, he escuchado simplificaciones tan absurdas del problema que he tenido que hacer un esfuerzo por no empezar a romper platos contra el suelo, al más puro estilo heleno. Las cosas no son fáciles, nunca lo son, y menos con la escasa información de la que dispone un ciudadano de a pie. No es sencillo…

Ahora bien… tengo que dejar una cosa muy clara después de varios días de interiorizar la situación e intentar pasarla por el tamiz del discernimiento: no es fácil desde el punto de vista económico, no es fácil desde el punto de vista político, no es fácil desde el punto de vista social… pero desde el punto de vista evangélico… ¡desde el punto de vista evangélico el asunto está muy claro!

Jesús tal vez nos recordaría eso de que al César lo que es del César y a Dios lo que es Dios y se escabulliría entre las preguntas agobiantes de los que buscan su posicionamiento político o legislativo. Eso a Él le daría igual. Porque él sabría que su lugar está entre la gente y que la anciana sin pensión le necesita, y la familia sin ahorros también, y el parado que no sabe ya con qué cara plantarse ante sus hijos, también…

No es admisible que, como cristianos, no nos compadezcamos de las personas que sufren, sean cuales sean sus errores. No es cristiano mirar la realidad desde lejos y emitir juicios a golpe de titular de periódico. No es cristiano no permitir a las personas redimirse, rectificar, cambiar. No es cristiano golpear sin misericordia y tratar a las personas y a los pueblos como si fueran entelequias, ideas, ficción… No es cristiano argumentar en lugar de pararse en el camino a atender al hermano herido… No es cristiano no ser luz sino tiniebla; no ser esperanza sino condena; no ser puente sino muro, no ser mano tendida sino entrecejo fruncido…

Yo no tengo la solución al problema griego pero sí tengo la certeza de que Jesús de Nazaret, el Resucitado, se hace presente en medio del sufrimiento de la gente y les dice, una vez más, "no tengáis miedo".

@scasanovam


Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Gelsomino del Guercio
Los asombrosos diálogos entre el diablo y un exorcista del Vatica...
2
HERALDOS
I.Media
La Santa Sede intenta cerrar las escuelas de los Heraldos del Eva...
3
PAURA FOBIA
Cecilia Pigg
La oración corta que puede cambiar un día estresante
4
VACCINE
Jaime Septién
¿Covid-19: vacunarse o no vacunarse?
5
SINDONE 3D
Lucandrea Massaro
El Hombre de la Sindone, reconstruido en 3D: ¡Son verdad los Evan...
6
BEATRIZ
Pablo Cesio
¿Dónde está Beatriz? El extraño caso de la mujer que desapareció ...
7
I.Media
Benedicto XVI: El hombre ya no es un «regalo» sino un «producto»
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.