Aleteia logoAleteia logoAleteia
jueves 01 diciembre |
San Carlos de Foucauld
Aleteia logo
Desde Roma
separateurCreated with Sketch.

Papa Francisco: Nuestra fe es revolucionaria, Jesús es la verdadera libertad

Misa en Quito

@DR

Ary Waldir Ramos Díaz - publicado el 07/07/15

El Papa pide, en Quito, superar divisiones, personalismos e individualismo

Ante un millón de fieles, en su mayoría indígenas, afrodescendientes y mestizos, el Papa Francisco presidió este martes 7 de julio en el parque Bicentenario de Quito la última misa en su visita a Ecuador, y exhortó a "la revolución" de la "alegría de la Evangelización", que significa imitar el amor de Cristo que libera y da verdadera felicidad para superar las divisiones, los personalismos y el individualismo.

“Donándose, el hombre vuelve a encontrarse a sí mismo con su verdadera identidad de hijo de Dios, semejante al Padre y, como Él, dador de vida, hermano de Jesús, del cual da testimonio. Eso es evangelizar, esa es nuestra revolución –porque nuestra fe siempre es revolucionaria–, ese es nuestro más profundo y constante grito”, dijo Francisco.


El Papa Francisco vistió una casulla llena de símbolos: en el pecho una azucena, que representa a santa Marianita de Jesús (primera santa ecuatoriana), y el Corazón de Jesús (al que el Ecuador está consagrado) y en la espalda, en cambio, la cruz y la hostia santa.

La prenda era similar a la que vistió hace 30 años san Juan Pablo II, quien besó el suelo donde se celebró la misa, que recordamos era el viejo aeropuerto de Quito.

En la homilía, Francisco invitó a los feligreses a “«darse», que significa dejar actuar en sí mismo toda la potencia del amor que es el Espíritu de Dios y así dar paso a su fuerza creadora. Y darse aun en los momentos más difíciles, como aquel Jueves Santo de Jesús, donde Él sabía como que se tejían las traiciones y las intrigas”, indicó.

La ceremonia, amalgamada de evocaciones de la cultura autóctona e indígena ecuatoriana, fue armonizada con cantos característicos como el himno al acompañamiento al cuerpo de Atahualpa, el líder indígena asesinado por los conquistadores, aún condescendiendo a llenar de oro una habitación, por su libertad.

Sin embargo, el Papa Francisco no hizo un revisionismo histórico e independentista en una lógica de división, como cualquier partido o ideología. Por el contrario, el mandato de Francisco fue "espiritual" y "esperanzador".

“Y qué lindo sería que todos puedan admirar cómo nos cuidamos unos a otros. Cómo mutuamente nos damos aliento y cómo nos acompañamos”, dijo.

El grito de la independencia de Jesús es el susurro en la última Cena

“Nuestro grito, en este lugar –prosiguió- que recuerda aquel primero de libertad, actualiza el de san Pablo: "¡Ay de mí si no evangelizo!" (1 Co 9,16). Es tan urgente y apremiante como el de aquellos deseos de independencia”. Tiene una similar fascinación, el mismo fuego que atrae. Hermanos, tengan los sentimientos de Jesús: ¡Sean un testimonio de comunión fraterna que se vuelve resplandeciente!”, invitó.

En su homilía, el Papa evocó tácitamente la independencia a España, como un recuerdo histórico del lugar elegido para la ceremonia, una historia ocurrida el 24 de mayo de 1822 en la batalla de Pichincha en Quito, lugar simbólico de la emancipación ecuatoriana guiada por Antonio José de Sucre.

Pero el Papa fue más allá para que los pobres, los necesitados, los abandonados por el Estado, las instituciones o la sociedad en general, recuerden que nunca han perdido su dignidad porque Jesús los ha consagrado "con su sangre".

La evangelización no es proselitismo

“El proselitismo es una caricatura de la evangelización

. La evangelización no consiste en hacer proselitismo, sino en atraer con nuestro testimonio a los alejados, en acercarse humildemente a aquellos que se sienten lejos de Dios y de la Iglesia, a los que son temerosos o a los indiferentes para decirles: «El Señor también te llama a ser parte de su pueblo y lo hace con gran respeto y amor»”, solicitó.

La revolución sin personalismos del Evangelio 

En este sentido, insistió en que la evangelización “puede ser vehículo de unidad de aspiraciones, sensibilidades, ilusiones y hasta de ciertas utopías. Claro que sí; eso creemos y eso gritamos”, señaló. 

Por ello, el Papa indicó que “quisiera que hoy los dos gritos concorden bajo el hermoso desafío de la evangelización”.

El Papa admitió que “sería superficial pensar que la división y el odio afectan sólo a las tensiones entre los países o los grupos sociales. En realidad, son manifestación de ese "difuso individualismo" que nos separa y nos enfrenta”. 

En este sentido, recordó que “a aquel grito de libertad prorrumpido hace poco más de 200 años no le faltó convicción ni fuerza, pero la historia nos cuenta que sólo fue contundente cuando dejó de lado los personalismos”.

Cabe recordar que Quito, después de la Independencia, se convirtió en el centro político de la “Gran Colombia”. Luego de divisiones entre Colombia, Venezuela y Quito, así nació la “República de Ecuador”.

En el Parque del Bicentenario, miles de personas esperaban al Papa y muchas de ellas -también personas de Perú y Colombia- pernoctaron en el lugar pese al intenso frío de la noche, acompañado de lluvia.

Te queremos #PapaFrancisco, te queremos http://t.co/tXfaTbENoopic.twitter.com/YrkCLqrak6

Lugar símbolo de la libertad del país

El Parque del Bicentenario fue inaugurado el 27 de abril 2013 en el viejo predio del aeropuerto de Quito, con 125 hectáreas de verde. El parque también ha sido bautizado como el “Pulmón” de Quito, y cuenta con un centro de congresos para eventos y festivales musicales y deportivos al abierto. El Pontífice, después de la multitudinaria misa, se trasladó a la nunciatura apostólica. 

Tags:
ecuadorpapa franciscoviajes
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...





Envía tu intención a la red de 550 monasterios


Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.