Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
lunes 20 septiembre |
San Andrés Kim y compañeros mártires
home iconEspiritualidad
line break icon

Lectio Divina: Domingo XIV semana del tiempo ordinario

© Jonas Ahrentorp

Fundación Ramón Pané - publicado el 05/07/15

Una guía para rezar con la Escritura

PRIMERA LECTURA: Ezequiel 2, 2-5

SALMO RESPONSORIAL: Salmo 122

SEGUNDA LECTURA: 2 Corintios 12, 7-10

Invocación al Espíritu Santo:

Ven Espíritu Santo,

Ven a nuestra vida, a nuestros corazones, a nuestras conciencias.

Mueve nuestra inteligencia y nuestra voluntad

para entender lo que el Padre quiere decirnos a través de su Hijo Jesús, el Cristo.

Que tu Palabra llegue a toda nuestra vida y se haga vida en nosotros.

Amén

TEXTO BÍBLICO: Marcos 6, 1-6

     6,1: Saliendo de allí, se dirigió a su ciudad, acompañado de sus discípulos. 6,2: Un sábado se puso a enseñar en la sinagoga y la multitud que lo escuchaba comentaba asombrada:
   —¿De dónde saca éste todo eso? ¿Qué clase de sabiduría se le ha dado, que tamaños milagros realiza con sus manos? 6,3: ¿No es éste el carpintero, el hijo de María, el hermano de Santiago y José, Judas y Simón? ¿No viven aquí, entre nosotros, sus hermanas?
   Y esto era para ellos un obstáculo.
  6,4: Jesús les decía:
   —A un profeta sólo lo desprecian en su patria, entre sus parientes y en su casa.
  6,5: Y no pudo hacer allí ningún milagro, fuera de sanar a unos pocos enfermos a quienes impuso las manos. 6,6: Y se asombraba de su incredulidad.

BIBLIA DE NUESTRO PUEBLO

1.- LECTURA: ¿Qué dice el texto?

Estudio Bíblico.

Este es el XIV Domingo del Tiempo Ordinario, y la liturgia nos sigue conduciendo en la lectura del Evangelio del Apóstol San Marcos. Este pasaje del Evangelio nos aporta una frase conocida y difundida más allá del ambiente religioso; “Nadie es profeta en su tierra”.

Jesús nació en Belén de Judea, pero es originario con su familia de Nazaret el lugar que lo vio crecer, y hacerse adulto. Es allí donde permanece la mayor cantidad de años, donde pasa su tiempo trabajando, y aprendiendo. Alrededor de sus 30 años de edad, comienza la etapa conocida como la “vida pública” de Jesús, que da comienzo con el Bautismo en las aguas del río Jordán, hasta su posterior pasión, muerte y resurrección. Luego de haber estado en diversos lugares proclamando la Buena Nueva, Jesús regresa a su pueblo: Nazaret. Esta ciudad estaba ubicada en la parte sur de la región de Galilea, y las investigaciones arqueológicas presentan a una población de tamaño mediano, cercana a los 5.000 habitantes.

Este hecho ocurre en el sábado, el séptimo día de la semana judía. Es el “Sabbat” o también “Shabbath”, el día sagrado, en que el Pueblo esta llamado a observar la Ley, y a descansar. Jesús se dirige junto a sus discípulos a la Sinagoga de Nazaret. Este lugar no resultaba para nada desconocido para Él, al contrario era un lugar frecuentado en su infancia, y durante los últimos años anteriores al comienzo de su “vida pública”.

Quienes estaban en la sinagoga sabían quien era Jesús, un nazareno al igual que todos ellos. Conocían a su familia, sabían a que se dedicaban y lo que hacían. Es por ello, que cuando Jesús que bien lleva el nombre de Maestro, es decir Raboní, se pone a enseñarles a partir de la Escrituras, todos los presentes se asombran. No sólo les produjo sorpresa la sabiduría, y el carisma de Jesús, sino que no logran aceptar racionalmente que aquella persona que bien conocían, sea capaz de anunciar, y de llevar a cabo tales obras. No era posible para ellos que el carpintero, el hijo de María, que provenía de esta humilde familia sea el Hijo de Dios, el Mesías al que este mismo Pueblo esperaba.

Ante la presencia de la inmensidad, y de lo divino que bien encarna Jesús, en este caso a través de sus enseñanza en la Sinagoga, el Pueblo se niega a responder mediante la Fe, recurre a lo más inmediato y racional, recurre a lo cotidiano; “No es este…”.

  • 1
  • 2
  • 3
Tags:
biblia

Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Gelsomino del Guercio
Los asombrosos diálogos entre el diablo y un exorcista del Vatica...
2
JIM CAVIEZEL
J.P. Mauro
El impactante tributo de Jim Caviezel a la Virgen María
3
HERALDOS
I.Media
La Santa Sede intenta cerrar las escuelas de los Heraldos del Eva...
4
PAURA FOBIA
Cecilia Pigg
La oración corta que puede cambiar un día estresante
5
VACCINE
Jaime Septién
¿Covid-19: vacunarse o no vacunarse?
6
I.Media
Benedicto XVI: El hombre ya no es un «regalo» sino un «producto»
7
SINDONE 3D
Lucandrea Massaro
El Hombre de la Sindone, reconstruido en 3D: ¡Son verdad los Evan...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.