Recibe Aleteia gratis directamente por email
Los mejores contenidos espirituales de la red, ¡recíbelos en tu email!
¡Inscrítebe a la newsletter gratuita!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Lectio Divina: Sábado de la XIII Semana del Tiempo Ordinario

© kevingamal
Comparte

Una guía para rezar con la Escritura

Invocamos al Espíritu Santo

Espíritu Santo llena de alegría y paz mi corazón y da sabiduría a mi mente para poder entender la Palabra de Dios. Amén

Evangelio según San Mateo 9,14-17.

Se acercaron a Jesús los discípulos de Juan y le dijeron: "¿Por qué tus discípulos no ayunan, como lo hacemos nosotros y los fariseos?". 
Jesús les respondió: "¿Acaso los amigos del esposo pueden estar tristes mientras el esposo está con ellos? Llegará el momento en que el esposo les será quitado, y entonces ayunarán. 
Nadie usa un pedazo de género nuevo para remendar un vestido viejo, porque el pedazo añadido tira del vestido y la rotura se hace más grande. 
Tampoco se pone vino nuevo en odres viejos, porque los odres revientan, el vino se derrama y los odres se pierden. ¡No, el vino nuevo se pone en odres nuevos, y así ambos se conservan!". 

Palabra del Señor

1. Lectura, ¿Qué dice el texto?

Jesús les respondió: "¿Acaso los amigos del esposo pueden estar tristes mientras el esposo está con ellos? Llegará el momento en que el esposo les será quitado, y entonces ayunarán. 

2. Meditación, ¿Qué nos dice Dios en el texto?

Este texto gira entorno al "ayuno", y lo entendemos como la abstinencia de algo para cumplir algún compromiso o promesa, en este caso, a Dios. Jesucristo les da esa respuesta porque el "Hijo de Dios" estaba con ellos, había alegría y el compromiso era en todo momento, no había motivo alguno, pero si les advierten, "Lo harán". ¿Mis ayunos son verdaderos compromisos con Dios o sólo lo hago por protocolo?, ¿Mis ayunos surgen desde mi corazón, desde mi voluntad?; ¿Cuando hago ayuno?, ¿Cuando siento la ausencia de Dios en mi vida o porque razón?

3. Oración, ¿Qué le decimos a Dios?

Señor, cuando tu estas en mi, cerca, presente en cada acción y en cada palabra que digo, no hay tristeza alguna; pero es cierto que en muchas veces me ciego y me encierro en mi mundo y me pierdo, pierdo esa unión contigo, me siento vacío, solo porque no estas, porque te he abandonado y siento entonces, que es necesario tomar el tiempo justo para ayunar y volver a ti, al camino que tu me has dado.

Amén

4. Contemplación, ¿Cómo interiorizamos la Palabra de Dios?

Llegará el momento en que el esposo les será quitado, y entonces ayunarán. (R)

5. Acción, ¿A que me comprometo con Dios?

Revisemos como esta nuestra relación con el Señor, está entre y en nosotros, si no, que sea motivo de buscar el tiempo, el ayuno para re encontramos con él, si lo esta, digamos gracias y llenémonos de alegría
 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.