Recibe Aleteia gratis directamente por email

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Paulinas: El evangelizador es un embajador de Jesucristo

© Paulinas
Paulinas
Comparte

Perú y Bolivia celebran el centenario de las Hijas de San Pablo

Mil vidas por el evangelio fue el lema de la venerable Teresa (Tecla) Merlo, fundadora de las Hijas de San Pablo, más conocidas en el mundo entero como las Paulinas y que están conmemorando sus primeros cien años de fundación.

Esta mujer de origen italiano, nacida en 1894 de padres agricultores, nunca imaginó que la vida entregada a Dios con tanta convicción le permitiría llevar el Evangelio a muchísimos países.

Aquello permitió que brotase la semilla para la fundación de comunidades de religiosas  empeñadas en difundir el evangelio a través de los medios de comunicación social, como fue el ideal y el deseo del también italiano, hoy beato Santiago Alberione, fundador de la Sociedad de San Pablo (Paulinos) y de otras congregaciones e institutos que hoy conforman la Familia Paulina.

Cien años de gratitud

Con motivo de la celebración del centenario a nivel mundial, las hermanas paulinas de la Delegación del Perú y Bolivia organizaron un simposio por tres días en Lima denominado “Pablo, Testigo de Cristo”, mediante el cual han querido acercar al público la figura del Apóstol de las gentes -su inspirador-, así como la vida y obra de sus fundadores y los rasgos fundamentales de su carisma apostólico.

Este evento, desarrollado del 10 al 12 de junio en conjunto con la Facultad Teológica Pontificia y Civil de Lima y otros colaboradores, tuvo como uno de los expositores al teólogo Gustavo Sánchez, bajo el tema Salvados por la fe. En su ponencia destacó que la fe es el don divino que lleva al hombre al aceptar y adherirse con todo su ser a Dios, acogiendo aquello que Él revela y ordena su vida según lo que Dios mismo le muestra.

Por su parte, el padre Antonio María Artola, CP, desarrolló el tema Una vida hacia la eternidad, afirmando que la eternidad es una existencia completa que no tiene principio ni fin. Al terminar el día, el presbítero Ciro Quispe, en su exposición “El Bautismo, puerta de la fe”, destacó que con el bautismo morimos al pecado. En ese sentido advirtió que el bautismo anticipa a la eternidad, anticipa a vivir en gracia con Dios y quien muere en el bautismo queda libre del pecado.

Evangelización, carisma y centenario

El simposio, que acogió un buen número de participantes, tuvo entre los ponentes del segundo día al presbítero Pedro Hidalgo, quien expuso sobre “Evangelio y Evangelización” afirmando que para san Pablo, el Evangelio es el poder de Dios para todo el que cree.

Para Pablo el Evangelio es Jesús y allí radica todo el poder y la fe, el Evangelio genera una nueva comunión en el amor y trasciende las fronteras de la Iglesia, explicó.

En ese sentido, según Hidalgo, el evangelizador es un embajador de Jesucristo, es un siervo de Jesucristo comprometido a crear comunidades. Por ello, estamos en tiempos de una nueva evangelización con un nuevo modo de presentar métodos y expresiones.

Durante el evento, el beato Alberione y la venerable sor Tecla Merlo se llevaron los reconocimientos. En ese sentido, la religiosa paulina de Colombia, Luz Marina Plata, afirmó que ambos fundadores desafiaron a la historia, habiendo superado el impacto de las dos guerras mundiales. Por tal motivo, la religiosa instó a los participantes a "lanzarse" sin temor al uso de los medios digitales.

San Pablo y la comunicación

El tercer y último día, el padre paulino Alberto Scalenghe y delegado del Superior General en el Perú, afirmó que debe haber coherencia con lo que se dice en la predicación para que te crean. Las actitudes dicen mucho del agente pastoral, y en ese sentido Pablo conocía a sus destinatarios.

Finalmente expuso el presbítero Carlos Rosell De Almeida, rector del Seminario Santo Toribio de Lima, quien en su alocución destacó que las tres preposiciones de san Pablo: Por Cristo, en Cristo y para Cristo, son una premisa para los cristianos, los cuales deben hacer notar que tienen el Espíritu Santo para seguir haciendo obras de misericordia.

También destacó que san Pablo pide que vivamos los mandamientos y la plenitud en la caridad, por ello la vida cristiana es: vida de un hijo de Dios, vida centrada en Cristo, vida movida por el Espíritu Santo y vida en Iglesia y vida con María.

Las Paulinas continuarán con las celebraciones con actividades previstas en las demás ciudades donde están presentes en el Perú, tales como Piura, Iquitos, Cajamarca, Arequipa, Puno y Tacna.

Con información de Abraham Cutipa Galindo

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.