Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
martes 28 septiembre |
San Wenceslao
home iconActualidad
line break icon

Brasil: 13 años, en la calle, drogada y embarazada

Domingos Peixoto / Agência O Globo

Aleteia Team - publicado el 27/06/15

Pero el laicismo insiste en sus “soluciones”: no a la familia, y sí al aborto, el sexo libre, la legalización de las drogas

Copacabana, en la tarde del domingo 21 de junio. El ambiente de alegría y playa que envolvía a cariocas y turistas se intensificó con el espectáculo de Ivete Sangalo e Criole en homenaje a Tim Maia.

Agentes de la Secretaría de Desarrollo Social de la ciudad de Río de Janeiro se aproximaron a una chica. Estaba inhalando solvente de pinturas. Su vientre explicitaba su embarazo de siete meses. La chica tiene 13 años de edad.

La mayoría de los agentes sociales ya la conoce. Está en los registros municipales desde hace 8 años. Vive en la calle desde los 5 años y no sabe dónde están sus padres. A pesar del efecto estupefaciente del diluyente, ella responde a algunas preguntas de los agentes sobre su embarazo. “Si es niña, se va a llamar Ana Júlia. Y si es hombre, me olvidé. Ah, João Gabriel”.

Los agentes conducen a la muchacha a un albergue para menores. Nuevamente. Sólo del día 3 al 23 de este mes de junio, los equipos de la prefectura la han llevado 8 veces al albergue de Taiguara. Con ella, otros 19 menores han sido aprehendidos la misma tarde del domingo en la ciudad maravillosa y trasladados a los albergues municipales. Incluso embarazada de 7 meses, antes que termine el día, la chica de 13 años escala el muro del albergue para que a la mañana siguiente, fuera reencontrada deambulando por las calles. Nuevamente. Fue abordada otra vez, ella rechazó la atención médica y expresó su decisión: “No voy a ahí”.

Según los registros de la asistencia social de Río de Janeiro, la madre de la chica también vivió en las calles y hoy nadie sabe de ella. Hubieron intentos de incluirla en proyectos sociales y responsabilizarla por las hijas, sin éxito. Y no es para menos: con la disculpa de su derecho de ir y venir, el estado brasileño permite que los niños queden en las calles al dios dirá en vez de ofrecerles albergues con una infraestructura decente, tratamiento adecuado y perspectivas objetivas de educación, trabajo e inserción social.

Adolescentes embarazadas y sin cobijo no es algo raro en las calles de Río de Janeiro y su historia sigue siempre el mismo camino de irresponsabilidad de los padres; violencia doméstica, desestructuración familiar e involucramiento con las drogas. El destino de sus hijos también acostumbra ser parecido: en las dos guarderías municipales, cada uno con 20 plazas, tiene 29 bebés, 12 de los cuales son hijos de madres que viven en la calle. La mayoría de esas madres usan drogas y terminan dejando de visitar a sus hijos porque el vicio es más fuerte que el vínculo con ellos.

El año pasado, de los 79 niños que pasaron por la guardería municipal Ana Carolina, 28 fueron adoptados y 31 volvieron a la así llamada “familia extensa”, que además de los padres, incluye a parientes como tíos y abuelos.

Al retratar esta tragedia tan habitual, el diario O Globo habló con diversos profesionales que trabajan en la asistencia social carioca. Ellos dijeron no saber qué se puede hacer para solucionar este drama trivializado.

Entre las “propuestas de solución” que habitualmente aparecen en los medios laicos, tampoco hay grandes novedades: aborto legalizado, anticoncepción, sexo libre y “¿responsable?”, discursos que suelen culpar a ideas genéricas como “la sociedad”, “el sistema”, “la cultura tradicional”. También se habla de la legalización de las drogas como medio para combatir el caos social empeorado por las mismas drogas. Encima de todo, además, se intentan eliminar “conceptos intolerantes y retrógrados” como el de la “familia natural”, formada por un padre, una madre y sus hijos. La solución para la tragedia de las familias, por lo tanto, sería destruir la familia para evitar sus tragedias. ¿Estás dispuesto a esperar para ver los resultados de estas “soluciones”?

Tags:
adolescenciabrasildrogasvalores
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Claudio de Castro
El purgatorio y la misteriosa alarma de las 3 a.m.
2
Aleteia Brasil
La pareja que festejó su matrimonio dando de cenar a 160 personas...
3
lobo cordeiro fumaça
Gelsomino del Guercio
«El humo de Satanás entró en la Iglesia»: ¿qué quiso decir el Pap...
4
O Catequista
La polémica sobre el cuerpo incorrupto del Padre Pío
5
PADRE PIO
Philip Kosloski
Cuando Padre Pío rezaba por alguien, decía esta poderosa oración
6
VIRGIN
Patricia Navas
Oración a la Virgen de la Merced para romper cadenas
7
couple
Anna Gebalska-Berekets
La receta «irresistible» del Padre Pío para un matrimonio feliz
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.