Aleteia logoAleteia logoAleteia
viernes 09 diciembre |
San Juan Diego
Aleteia logo
Desde Roma
separateurCreated with Sketch.

Es oficial: El Vaticano reconoce el Estado de Palestina

Pope Francis with Mahmoud Abbas – es

© POOL/CATHOLICPRESSPHOTO

<br />

Ary Waldir Ramos Díaz - Aleteia Team - publicado el 26/06/15

El Vaticano espera en la solución de los dos Estados para acabar con los sufrimientos de la guerra entre israelíes y palestinos

Por primera vez en la historia, el Vaticano reconoció oficialmente este viernes 26 de junio el estado de Palestina con la firma de un acuerdo bilateral que define asuntos esenciales de la vida de la Iglesia y de los cristianos en esos territorios.

El hecho histórico tuvo lugar en el Palacio Apostólico Vaticano ante la presencia de monseñor Paul Richard Gallagher, secretario para las Relaciones con los Estados, quien firmó por la Santa Sede y Riad Al-Malki, ministro del Asuntos Exteriores, quien firmó por el estado de Palestina.

El acuerdo no goza del júbilo del gobierno de Israel, pero va en la dirección de la “solución pacífica y negociada de la situación” en Oriente Medio apoyada por la Iglesia. Es el epílogo de una visión compartida por Pablo VI, que en 1975 consideraba a los palestinos como un pueblo y no como un simple grupo de refugiados.

“Espero que el presente acuerdo pueda de alguna manera constituir un estímulo para poner fin de forma definitiva al dañoso conflicto israelí-palestino”, dijo monseñor Gallagher. 

Por su parte, el ministro palestino Riad Al-Malki señaló que la firma “consolida y mejora las circunstancias actuales, en las que la Iglesia católica goza de derechos, privilegios, inmunidad y libre acceso. Confirma la posición de la Iglesia como importante fuente de apoyo de la vida de muchos palestinos”.

Se trata de un pacto base que había sido “firmado entre la Santa Sede y la Organización de Palestina (OLP) el 5 de febrero 2000 y es el resultado de las negociaciones desarrolladas por la comisión bilateral durante estos últimos años”, se lee en un comunicado conjunto.

En esta firma está en juego la mejora de las condiciones de vida de las minorías religiosas y de los cristianos. Así, el compromiso de las partes es “combatir el extremismo y promover la tolerancia, la libertad de conciencia y de religión” y proteger los lugares de culto.

Acuerdo para buscar la paz en Oriente Medio

“Es una señal del camino cumplido por la Autoridad Palestina en los últimos años y sobre todo por la aprobación internacional culminada por la resolución de la Asamblea General de la ONU, del 29 de junio 2012, que ha reconocido Palestina como estado observador, no miembro”, de la ONU, indicó, monseñor Gallagher.

El acuerdo será efectivo, una vez que cada Estado notifique por escrito que no hay problemas a nivel constitucional o internos para su cumplimiento. El documento firmado hoy en el Vaticano está integrado por un preámbulo y 32 artículos en 8 capítulos, informó la Santa Sede. 

Por su parte, Riad Al-Malki señaló que “sus disposiciones abrazan la visión común de las dos partes a favor de la paz y de la justicia en la región, la protección de las libertades fundamentales, el estatus y la protección de los Santos Lugares, y los medios para reforzar y promover la presencia y las actividades de la Iglesia católica en el Estado de Palestina”.

El ministro indicó que el marco de este acuerdo llega cuando la región es sacudida por “el extremismo, la violencia bárbara y la ignorancia”, las cuales  amenazan “el tejido social y la identidad cultural de la región y seguramente del patrimonio humano”.

La alianza bilateral se produce al cumplirse casí un mes (14.05.2015) después del encuentro entre Abu Mazen y el Papa Francisco con motivo de la participación del presidente en la ceremonia de la canonización de dos religiosas palestinas del siglo XIX en la plaza de San Pedro el pasado domingo 17 de mayo. Además, un día antes, se celebró una reunión privada entre ambos líderes en la Biblioteca Privada del Pontífice.

En este sentido, Riad Al-Malki recordó que la firma del acuerdo “no hubiera sido posible sin el apoyo y el compromiso personal del presidente Abbas y sin la bendición de Su Santidad el Papa Francisco hacia nuestros esfuerzos al respecto”.

Resumen de los puntos más importantes del Acuerdo: 

Síntesis del contenido del Acuerdo entre la Santa Sede y el Estado de Palestina elaborado por el Servicio de Información del Vaticano a partir del texto facilitado por L’Osservatore Romano

El Acuerdo se presenta con un propio carácter… que tiene en cuenta las situaciones jurídico-políticas que giran en torno a conflictos y a reglas superpuestas a lo largo de los siglos. ..El Preámbulo, con un referencia al derecho internacional vigente, enmarca algunos puntos clave: la autodeterminación del pueblo palestino, el objetivo de la solución de los dos Estados, el significado no solamente simbólico de Jerusalén, su carácter sagrado para judíos, cristianos y musulmanes y su valor universal como tesoro religioso y cultural para toda la humanidad, los intereses de la Santa Sede en la Tierra Santa. Las dos Partes, pensando en su relación recíproca y diaria, indican en el acuerdo negociado una manera de trabajar, juntos y por separado, no sólo en la definición de la situación de la Iglesia católica en Palestina, sino también por el bien de los individuos y las instituciones. 

El acuerdo, por lo tanto, puede considerarse como instrumento que concurre al objetivo de esa paz "justa y duradera", que solo puede ser el resultado de un acuerdo entre las autoridades palestinas e israelíes.La idea de que el futuro de la Tierra Santa está en manos de los actores allí presentes, encuentra apoyo en la voluntad de la Santa Sede de ejercer "su misión educativa, espiritual y moral", pero – utilizando y ampliando la fórmula del art. 24 del Tratado de Letrán – permaneciendo a las competiciones temporales o políticas y a no reclamar una competencia sobre las disputas territoriales entre las naciones, a menos que las partes contendientes o instituciones internacionales no apelen unívocamente a su misión de paz .

El capítulo II aborda el tema de la libertad de religión y de conciencia en sus múltiples dimensiones y contenidos que van desde los efectos civiles del matrimonio canónico, a las "facilidades consuetudinarias» para los diferentes ritos, al respeto de los días festivos y al derecho de los cristianos que trabajan en las oficinas públicas a cumplir con la obligación de la misa dominical, la asistencia religiosa a las fuerzas armadas y a los prisioneros, hasta el derecho de los padres a dar a sus hijos una educación religiosa y moral. Hay que destacar, además, por su actualidad, el reconocimiento explícito de una verdadera objeción de conciencia como práctica coherente con el derecho a la libertad de conciencia, creencia y religión.

La firma del Acuerdo pide que se mire al futuro sin olvidar la historia y aquellos eventos que, en la dimensión política y jurídica, han trazado la condición, el tejido social y el orden normativo de Palestina, teniendo en cuenta la acción la Iglesia, como se ve en los siguientes capítulos:

El capítulo III, reconociendo la personalidad jurídica y el derecho a la auto-organización de la Iglesia, salvaguarda su orden interno, la libertad de otorgar cargos eclesiásticos, la exención de los clérigos de los servicios personales obligatorios, incluido el militar, etc .. Se confirma la competencia, prevista por el ordenamiento palestino, de los tribunales eclesiásticos para ejercer la jurisdicción civil. El tema, como se precisa en el capítulo IV, se refiere principalmente (pero no solo) a cuestiones como el matrimonio, la filiación y la adopción, de acuerdo con el estatuto personal de los cristianos en Tierra Santa.

El capítulo V , partiendo del régimen del Status Quo, declina la naturaleza y la tipología de los Santos Lugares, colocando el concepto de la santidad del que se deriva el de los derechos religiosos – como fuente de obligación para las autoridades civiles llamadas a respetar sobre ellos de manera exclusiva la autoridad y la jurisdicción canónica de la Iglesia católica, a menos de intervenciones coordinadas. La cuestión está vinculada a la libertad de culto y las garantías necesarias para las peregrinaciones y las estructuras de hospitalidad para los peregrinos.

El capítulo VI garantiza el derecho de la Iglesia a operar en los sectores educativo, social, de asistencia y de la comunicación, y regula la relación con el sistema jurídico palestino. A ello se acompaña una disposición general sobre la libertad de recibir fondos y la discrecionalidad que es propia de estas instituciones eclesiásticas en el funcionamiento y el personal.

El capítulo VII está dedicado enteramente a las propiedades de la iglesia y al régimen fiscal especial aplicable a ellas inspirado en criterios funcionales de no imponibilidad. Cuestiones que para alinearse directamente a la situación y la legislación local serán objeto de nuevas negociaciones y acuerdos.

El concurso de la comunidad católica palestina a las largas negociaciones que comenzaron de forma sistemática en 2010, ha aportado un valor añadido al Acuerdo. La Iglesia local ha demostrado ser una protagonista efectiva dando una contribución leal no solo a la consolidación de la realidad eclesial, sino a la imagen de Palestina, así como de toda la Tierra Santa.

Tags:
papa franciscotierra santa
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...





Envía tu intención a la red de 550 monasterios


Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.