Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
sábado 16 octubre |
Santa Margarita María Alacoque
Aleteia logo
home iconEspiritualidad
line break icon

Oración y reflexión para cuando falta calma

Angry woman Vs Calm woman © Michal Nowosielski - Alliance / Shutterstock

Carlos Padilla Esteban - publicado el 25/06/15

"Deja que no sufra tanto por cosas que no controlo, no permitas que me aleje de ti cada noche..."

Le doy gracias a Dios por esas personas con las que puedo descansar, con las que no tengo que estar alerta, ni medir mis palabras. Esas personas que están siempre. Jesús también las tenía, los apóstoles, su Madre, los hermanos de Betania. Esas personas que no te están examinando siempre. Creo que ellos hacen que la vida sea mejor. Ellos me hablan de Dios.

Me pregunto si yo soy descanso para otros. Si otros pueden dormir así a mi lado. Sin miedo, sin tensión. Si otros confían en cómo guío yo la barca. Sin querer quitarme el timón porque no se fían. ¿Somos lugar de descanso para otros? ¿Pueden otros descansar a nuestro lado? Jesús descansaba en los suyos. Se fiaba ciegamente.

Ojalá Cristo pudiera siempre descansar conmigo. Ojalá pudiera con las personas que quiero tener muchos momentos así, de estar juntos sin nada más. Dejando las cosas urgentes que tengo que hacer. Jesús hacía eso, se llevaba a los suyos al mar o a la montaña para descansar. Seguramente, más que sus palabras, los discípulos guardarían en el corazón esos ratos de intimidad. 

¿Por qué tenemos tanto miedo a la vida? El miedo forma parte de nuestra naturaleza, es cierto. La fe y el miedo están relacionados. El que tiene más fe, tiene menos miedo. La falta de fe, aumenta el miedo. Miedo al futuro, a lo que no controlamos.

Jesús toma mis miedos porque le importan. Le importa todo lo que a mí me pasa. Él, solo Él, puede calmar la tempestad de mi alma. Puede cambiar mi miedo en paz si me entrego, si me abandono a Él.

Una persona rezaba: "Deja que no sufra tanto por cosas que no controlo. No permitas que me aleje de ti cada noche. No permitas que me esconda cuando sales a mi encuentro. No dejes que sufra el frío cuando tus brazos me abrazan. No dejes que tenga miedo cuando Tú estás a mi lado.

Déjame sembrar mañanas que calmen hoy tantos miedos. Déjame mirar las noches como antesala del cielo. Sin pensar que nada vale tanto como pretendemos. Déjame alzar el vuelo cuando caiga agarrotado. Déjame mirar al hombre cuando sufra y no se encuentre. Déjame soñar bien fuerte cuando no sepa quererte.

Déjame abrazar silencios para que no pierdan fuerza. Déjame cantar canciones, caminar algo despacio, frecuentar ventanas amplias, de esas que muestran la vida y llenan de sol el alma. Déjame vivir contigo aunque no note tus manos. Deja que camine siempre más allá de lo que puedo. Que recorra mil caminos. Que sepa llegar bien lejos y cuando la voz se quiebre, deja que canten mis manos.

Quiero ahondar hoy en lo hondo del alma que Tú me diste. Deja que vuele en tu vuelo, deja que calme mis ansias. Que no me quiebren la noche, ni la tormenta, ni el fuego. Que no me hunda despacio cuando las sombras no dejen ver la luz de las estrellas".

Es un canto a la esperanza. El deseo del corazón que quiere volar tan alto. Una luz en medio de la noche.

¿Por qué tenemos tanto miedo a la vida? Jesús conoce nuestro corazón. Lo que cuenta no es la tormenta, sino cómo la vivimos. Lo que cuenta siempre es el cómo. El estilo, la forma, lo que sentimos por dentro. La misma cosa, fácil o difícil, podemos vivirla con amor o pensando en nosotros, con luz y optimismo o sin esperanza.

Muchas veces el miedo es muy fuerte porque hemos puesto la confianza en nuestras fuerzas, en nuestros planes. Nos volvemos a Dios de vez en cuando para asegurar que la barca sigue mi rumbo.

El otro día leía lo importante que es el optimismo: "El optimismo libera de la necesidad de estar seguro y tenerlo todo controlado, de la rumiación egocéntrica porque se centra en el presente, en lo que puedo hacer yo hoy y ahora, sin miedo al futuro"[1].

  • 1
  • 2
Tags:
alma
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
squid game
Dolors Massot
¿Qué ocurre con la serie «El juego del calamar» (Squid Game)?
2
main de robot
Francisco Vêneto
«Estamos creando a Dios»: ex funcionario de Google sobre la (IA) ...
3
ZARAGOZA
Maria Paola Daud
Las bombas que por “milagro” de la Virgen del Pilar no explotaron
4
Gelsomino del Guercio
Carlo Acutis habló de un regalo que le hizo Jesús, ¿de qué se tra...
5
THERESA
Maria Paola Daud
¿Santa Teresa de Ávila fue la inventora de las papas fritas?
6
ORDINATION
Francisco Vêneto
Ex testigo de Jehová será ordenado sacerdote católico a los 25 añ...
7
Philip Kosloski
6 de los más notables santos incorruptos
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.