¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete a nuestra newsletter

Aleteia

Lectio Divina: Miércoles XII semana del tiempo ordinario

© waldryano
Comparte este artículo para tener la oportunidad de ganar una peregrinación a Roma
Comparte
Has compartido
Total compartido

Una guía para rezar con la Escritura

Solemindad de la Natividad de San Juan Bautista
 
Invocamos al Espíritu Santo
 
Espíritu Santo llena de alegría y paz mi corazón y da sabiduría a mi mente para poder entender la Palabra de Dios. Amén
 
Evangelio según San Lucas 1,57-66.80.
 
Cuando llegó el tiempo en que Isabel debía ser madre, dio a luz un hijo.
Al enterarse sus vecinos y parientes de la gran misericordia con que Dios la había tratado, se alegraban con ella.
A los ocho días, se reunieron para circuncidar al niño, y querían llamarlo Zacarías, como su padre;
pero la madre dijo: "No, debe llamarse Juan".
Ellos le decían: "No hay nadie en tu familia que lleve ese nombre".
Entonces preguntaron por señas al padre qué nombre quería que le pusieran.
Este pidió una pizarra y escribió: "Su nombre es Juan". Todos quedaron admirados.
Y en ese mismo momento, Zacarías recuperó el habla y comenzó a alabar a Dios.
Este acontecimiento produjo una gran impresión entre la gente de los alrededores, y se lo comentaba en toda la región montañosa de Judea.
Todos los que se enteraron guardaban este recuerdo en su corazón y se decían: "¿Qué llegará a ser este niño?". Porque la mano del Señor estaba con él.
El niño iba creciendo y se fortalecía en su espíritu; y vivió en lugares desiertos hasta el día en que se manifestó a Israel.
 
Palabra del Señor
 
1. Lectura, ¿Qué dice el texto?
 
Al enterarse sus vecinos y parientes de la gran misericordia con que Dios la había tratado, se alegraban con ella.
 
Todos los que se enteraron guardaban este recuerdo en su corazón y se decían: "¿Qué llegará a ser este niño?". Porque la mano del Señor estaba con él.
 
2. Meditación, ¿Qué nos dice Dios en el texto?
 
Juan significa "Dios es bondadoso". Zacarías le da este nombre como se lo había ordenado el ángel. Al enterarnos de que una familia a concebido y esta esperando un bebé, todos nos llenamos de alegría y desde el fondo de nuestro corazón agradecemos la bondad de Dios, y todos nosotros esta la mano de Dios. ¿Ayudo a que estos nuevas vidas, nuevas creaciones de Dios, sigan el camino de alegría y bondad que Dios les ha dado?, este es un texto para recordar el aborto, primero entender la responsabilidad a la que nos comprometemos con Dios y segundo ¿Quiénes somos nosotros para quitar esa alegría y honda que Dios ha depositado en este nuevo ser?
 
Este texto nos habla de la alegría y bondad de Dios,
 
3. Oración, ¿Qué le decimos a Dios?
 
Señor,   
Amén
 
4. Contemplación, ¿Cómo interiorizamos la Palabra de Dios?
 
La misericordia, bondad y alegría de Dios. (R)
 
5. Acción, ¿A que me comprometo con Dios?
 
Siempre que veamos a una familia que ha concebido, ofrezcamos alegría y recordemos les que la misericordia y bondad de Dios esta sobre ellos y dar gracias a nuestros padres y quienes han estado a nuestro lado ayudándonos a crecer en espíritu y también en nuestros desiertos.

Tags:
biblia
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.

Selecciona cómo te gustaría compartir.

Comparte
* El reconocimiento de los artículos compartidos solo se efectuará cuando el receptor haga clic en la URL de referencia única.
Pulsa aquí para más información sobre el Sorteo de Peregrinación a Roma de Aleteia.

Para participar en el sorteo, debes aceptar las siguientes condiciones


Lee los términos y condiciones