Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
viernes 24 septiembre |
San Pío de Pietrelcina
home iconEspiritualidad
line break icon

Lectio Divina: Domingo XII semana del tiempo ordinario

© Kenneth Allen

Fundación Ramón Pané - publicado el 21/06/15

La barca que es la Iglesia, se ve abordada con frecuencia por tormentas, que amenazan hundirla, pero permanece firme porque en ella está Jesús, Él es quien timonea para llevarla a puerto seguro.

Si pensamos la barca sin Jesús, nos quedamos con una imagen triste y desoladora, porque en ella reinaría la tristeza y la desesperación, se acercarían las tormentas y difícilmente se saldría de ellas. La presencia de Jesús en la barca garantiza la seguridad, calma los miedos, y otorga el don de la Fe.

Reconstruimos el texto:

    ¿Qué les propone Jesús a sus discípulos? ¿Qué hacen entonces?
    ¿Qué ocurrió mientras estaban en la barca?
    ¿Qué estaba haciendo Jesús en el momento de la tormenta?
    ¿Qué hacen, y dicen los discípulos a Jesús?
    ¿Qué le dice Jesús al viento y a las aguas? ¿Qué ocurre con estas?
    ¿Qué les pregunta Jesús a sus discípulos?
    ¿Qué sintieron? ¿Qué se preguntaban entre ellos?
    ¿En qué momento del día se desarrolla el relato?

2.- MEDITACIÓN: ¿Qué me o nos dice Dios  en el texto?

Hagámonos unas preguntas para profundizar más en esta Palabra de Salvación:

    ¿Soy consciente que mi discipulado es en la Barca, es decir en la Iglesia?
    ¿Cuáles son las tormentas que golpearon o golpean mi vida? ¿Cómo las afronto?
    ¿Recurro al Señor en la “tormenta”, para que me ayude y asista? ¿O prefiero no “despertar” al Señor, creyendo que yo solo puedo solucionarlo?
    ¿Tengo presente todas y cada una de las veces en las que el Señor salió en mi ayuda y protección? ¿Qué sensación experimente/o ante esto?
    ¿Qué siento cuando el Señor pregunta por qué tenemos miedo, y vacilamos en la Fe? ¿Entiendo que esto también me interpela a mí?
    ¿Entiendo que Jesús es quien timonea la barca? ¿Qué significa esto para mí? ¿Me siento seguro?
    ¿También yo me pregunto quien es el Señor, que con su palabra transforma todas las cosas?  Y si me preguntaran quién es el Señor, y que hizo por mí, ¿que les diría?

3.- ORACIÓN: ¿Qué le digo o decimos a Dios?

Orar es responderle al Señor que nos habla primero. Estamos queriendo escuchar su Palabra Salvadora. Esta Palabra es muy distinta a lo que el mundo nos ofrece y es el momento de decirle algo al Señor.

¡Espíritu de Dios, paz profunda del corazón del hombre!
¿A dónde volar para encontrar un cielo infinito de calma y de serenidad?
¿A quién invocar con certeza de fe par conseguir en mi mente la paz del Señor?.
Siento mi corazón preocupado y nervioso; camino anhelante y no sé por qué; siento la sangre agitada y no encuentro explicación; vivo mil sentimientos encontrados que siembran zozobra en mi interior y no alcanzo a ver su raíz.

Sólo pensar en ciertas cosas y en ciertas personas me altera la calma y perturba mis nervios.
Estoy perdido y desolado en un caos de confusión.
¡Ven, Espíritu divino! Serena mi mente.
Lléname de la paz del Señor.
Que nada me perturbe y espante:
ni la injusticia, ni la calumnia, ni la difamación; ni el mal ejemplo de nadie, ni el dolor de la vida, ni la oscuridad de la fe, ni el fracaso económico…
Que nunca pierda tu horizonte de amor y que el fruto de tu paz sea mi mejor testimonio de hijo de dios.
¡Dame sentirte y vivirte como presencia de PAZ INTERIOR!

Amén.

Hacemos un momento de silencio y reflexión para responder al Señor. Hoy damos gracias por calmar también mis tempestades y porque nos llena de paz y alegría. Añadimos nuestras intenciones de oración.

4.- CONTEMPLACIÓN: ¿Cómo interiorizo o interiorizamos la Palabra de Dios?

Para el momento de la contemplación podemos repetir varias veces este versículo  del  Evangelio para que vaya entrando a nuestra vida, a nuestro corazón.

  • 1
  • 2
  • 3
Tags:
biblia
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
JIM CAVIEZEL
J.P. Mauro
El impactante tributo de Jim Caviezel a la Virgen María
2
Ary Waldir Ramos Díaz
Papa Francisco: Puede que yo merezca insultos, pero la Iglesia no
3
Ary Waldir Ramos Díaz
El Papa Francisco afirma que la ideología de género es «diabólica...
4
crisis man
Marzena Wilkanowicz-Devoud
Los poderosos consejos de 3 monjes para vencer la desgana
5
ANMOL RODRIGUEZ
Domitille Farret d'Astiès
Atacada con ácido cuando era bebé, Anmol Rodriguez supera e inspi...
6
SINDONE 3D
Lucandrea Massaro
El Hombre de la Sindone, reconstruido en 3D: ¡Son verdad los Evan...
7
Christine Stoddard
5 pequeñas oraciones para disminuir el estrés y tener paz
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.