Aleteia

10 actitudes que pueden estar impidiendo que seas feliz

© Public Domain
Comparte

La felicidad es el resultado de un conjunto de pequeñas cosas que, juntas, hacen que tengamos una vida mejor y más completa

La felicidad es un término muy amplio y subjetivo y, muchas veces, difícil de explicar.

Los motivos por los cuales una persona es feliz o infeliz son relativos, pero yo creo que muchos de ellos provienen de los logros, realizaciones personales y la satisfacción con la propia vida o la falta de todo eso.

Pienso que todo el mundo conoce a alguien que está siempre insatisfecho, reclamando e infeliz, ¿verdad?

Después de un tiempo estudiando la felicidad y observando personas que están siempre reclamándole cosas a la vida o deprimidas – no considerando aquellas que muchas veces tienen razones legítimas para eso -, he identificado algunas características comunes entre la mayoría de ellas.

Las personas infelices generalmente:

1. No asumen el control de su vida

Una frase famosa que traduce eso es: “no tengo elección” como justificante para todo aquello que hace que la vida de esas personas sea infeliz.

Lo que ellas muchas veces no entienden es que no tener elección es una elección. Soportar al jefe malo y llorar todos los días antes de ir a trabajar es una elección. Ellas están escogiendo tener el dinero, la estabilidad o cualquier otra cosa que ese trabajo les proporcione en detrimento de su posible libertad o de una nueva carrera.

Si tú no tienes el valor de cambiar eso que hace que tu vida no sea del modo que quieres, acepta que esa una elección e intenta ser feliz con ella. Intenta mirar el lado positivo de esa situación en la que te encuentras, como tener el sosiego de la estabilidad económica cuando se tiene un empleo.

No estoy hablando de pensar positivo o ser falsamente optimista, sino de ser verdaderamente agradecido por el beneficio que toda elección (por mala que sea) también proporciona.

2. Desisten incluso antes de intentar

Las personas que se consideran infelices generalmente asumen que no saben o no logran hacer algo, muchas veces sin intentar o después de haber fallado una única vez.

Son aquellas que simplemente aceptan el hecho de no ser buenas con los números o los trabajos manuales, o la cocina o para abrir un negocio X o Y porque ya existen otras personas exitosas en esas áreas y no hay más espacio para ellas.

Una cosa es no querer aprender o hacer algo porque no te gusta, hasta ahí, todo bien. El problema es que muchas veces las personas no quieren (o no logran) asumir eso y crean barreras y disculpas que justifiquen el hecho que ellas no tienen motivación ni siquiera para intentar.

La perfección y el talento vienen con la práctica. Si existe algo que te gusta y tienes muchas ganas de hacerlo, ¡hazlo! Hazlo todos los días. Es la única manera de saber si va a resultar o no. Inventar disculpas antes de intentar es exactamente lo que te aleja del éxito.

3. Se comparan excesivamente con otras personas

Una de las cosas que más hace al ser humano infeliz, en mi opinión, es compararse con los demás. Cuando te comparas con alguien dejas de mirar el factor, no siempre obvio, que coloca a esa persona, con quien tú te comparas, en el lugar donde está.

Por más que pienses que el éxito, la belleza o lo que sea, vino de manera fácil, tú no estabas en la piel del otro para saber y no tienes derecho a juzgar.

Es necesario entender que cada uno es merecedor de lo que tiene, sea para bien o para mal, incluso cuando no logres entender el motivo.

4. No lidian bien con las adversidades

Uno de los descubrimientos más interesantes de esta investigación sobre la felicidad fue que las personas más felices son aquellas que saben cómo lidiar con las adversidades de la vida.

Es imposible vivir una vida entera evitando problemas o cosas negativas que puedan sucedernos. Lo que algunas personas no entienden es que restar importancia o fingir que no está sucediendo algo no hará que sean más felices.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.