Aleteia

Papa Francisco anuncia encíclica: Dañar nuestra casa común perjudica más a los pobres

OSSERVATORE ROMANO / AFP
Comparte

El Pontífice: Pidamos perdón por las personas e instituciones que cierran la puerta a los refugiados que buscan una familia y protección

El Papa Francisco exhortó a la responsabilidad en la protección del medio ambiente, anunciando la publicación de su nueva encíclica ecológica, Laudato Si, durante la audiencia general en la plaza de San Pedro este miércoles 17 de junio. En otro momento de su alocución, invitó a pedir perdón a Dios por las personas  e instituciones que cierran las puertas a los refugiados. 
 
“Mañana (jueves 18 de junio) como ustedes saben, será publicada la encíclica sobre el cuidado de la "casa común" que es la "creación". Esta casa que es nuestra se está arruinando y esto perjudica a todos, especialmente a los más pobres”, dijo el Papa ante una multitud que escuchó su 19 predicación sobre la familia y el luto cuando se pierde un ser querido.
 
Citando el Génesis (2,15), explicó que el documento es un llamado a la responsabilidad que comporta la “tarea que Dios ha dado al ser humano en la creación: "cultivar y proteger" el "jardín" en el cual lo ha puesto”.
 
En este sentido, invitó a todos “a acoger con ánimo abierto este documento, que se pone en la línea de la doctrina social de la Iglesia”.
 
Precisamente, ayer lunes en la homilía de Santa Marta, el Papa Francisco lanzó un mensaje indirecto a las lobbies conservadores, sobre todo en Estados Unidos, que ya comienzan a criticar la encíclica.
 
Defender a los pobres no es ser comunista
 
Francisco predicó que es "injusto" acusar a los curas y obispos de "comunistas cuando hablan de los pobres", una advertencia a las voces "vigilantes" de intereses económicos antes que del medio ambiente.
 
"Muchas veces se oye decir: "Este sacerdote habla demasiado de pobreza, este obispo habla de pobreza, este cristiano, esta monja, hablan de pobreza… Son un poco comunistas, ¿no?". Al contrario, la pobreza es el eje del Evangelio", recordó Francisco.
 
Perdón para quienes cierran la puerta a los refugiados
 
Entretanto, pidiendo por ayuda y atención por los millones de refugiados, invitó a todos “a pedir perdón para las personas y las instituciones que cierran las puertas a esta gente que busca una familia, que necesita ser protegida”.
 
El Pontífice recordó que el próximo sábado 20 de junio se celebrará la Jornada Mundial del Refugiado, instituida por la ONU, y además pidió oraciones y ayuda concreta a estas personas que en su mayoría escapan de la guerra y de otros flagelos que atentan contra la libertad y la vida.  
 
“Oremos por todos nuestros hermanos y hermanas que buscan refugio lejos de sus tierras, que buscan una casa donde poder vivir sin temor, para que sean siempre respetados por su dignidad”, expresó Francisco.
 
El Papa animó a todas las personas que dan una ayuda concreta a los refugiados e instó a la comunidad internacional a actuar de manera adecuada y eficaz para “prevenir las causas de la migración forzada”.
 
Por último, saludó a los jóvenes recién casados y a los enfermos, los encomendó en oración y les exhortó a acercarse a la Eucaristía.
 
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.