Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
miércoles 12 mayo |
San Francisco de Jerónimo
home iconEspiritualidad
line break icon

Basta de abortos, el ginecólogo se convierte

© ServizioFotograficoOR/CPP

September 09, 2013: Antonio Oriente meets with Pope Francis during a private audience at the Vatican.

Credere - publicado el 17/06/15 - actualizado el 12/08/17


Una tarde en la iglesia empecé a reflexionar: “¿Cómo puedo yo pedir un hijo al Señor, cuando mato los de los demás?”. Lleno de un repentino fervor, volví a casa y escribí en una hoja de papel: “Nunca más muerte, hasta la muerte”. Y desde entonces comencé a vivir de modo distinto mi ser hombre y médico”.

– ¿Y después, qué sucedió?

Después de esta decisión, un día al volver a casa – era el mes de mayo del mismo año – encontré a mi mujer Maria Carmela que estaba vomitando. Pensé en un malestar pasajero, pero en los días siguientes la situación no mejoraba. Y al hacer un análisis de sangre, se descubrió porqué: ¡estaba esperando un niño! Después de 8 meses nació Domenico y, al poco, llegó Luigi.

– Podemos sólo imaginar su alegría y la de su mujer…

Primero, la incredulidad, y por tanto la búsqueda frenética de qué podía haber pasado desde el punto de vista científico y, sucesivamente, al no encontrar una explicación plausible, la convicción de que en mi historia personal y familiar había intervenido con fuerza Jesús.

Deseoso entonces de un renacimiento interior completo, decidí cortar claramente los puentes con el pasado, y cualificar cada vez más mi vida humana y profesional. Seguía, sin embargo, quedando un vínculo con el pasado (el instrumental quirúrgico con el que había matado a tantos niños); decidí entonces separarme de ellos entregándolos al Papa. Esto fue imposible durante años; lo intenté con Juan Pablo II y con Benedicto XVI, pero sin resultado.

La oportunidad se me dio el 20 de septiembre de 2013, durante la audiencia de Francisco con los médicos católicos de la Mater Care International. El Papa Bergoglio, en esa ocasión que yo diría milagrosa, me acogió, puso sus manos sobre mi cabeza y me bendijo, y me confirmó en el mandato de evangelización pro-vida; me prometió también que rezaría con esos “hierros”.

  • 1
  • 2
Tags:
aborto
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Lucía Chamat
Una curiosa foto de «Jesús» que conmueve a Colombia
2
Ramón Antonio Pérez
María de San José y su ayuno total: “Durante diez años solo consu...
3
MYANMAR
Ary Waldir Ramos Díaz
«Mátenme a mí, no a la gente»: El libro de la monja valiente en M...
4
ROBERTA MASCENA
Redacción de Aleteia
Se gradúa con el uniforme de limpiadora de su madre
5
SAINT JOSEPH
Philip Kosloski
Esta antigua oración a san José es “conocida por no fallar nunca”
6
Obvious
Mamá, me tengo que ir
7
POPE FRANCIS
Ary Waldir Ramos Díaz
El Papa instituyó el ministerio del catequista en la Iglesia
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.