Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
viernes 24 septiembre |
Virgen de la Merced
home iconEspiritualidad
line break icon

¿Amar al prójimo es amar a Dios?

Ksenia Kirillovykh | Shutterstock

Nestor Mora - publicado el 17/06/15

Dejar el amor de Dios a un lado nos impide amar de verdad a nuestros hermanos

Los seres humanos somos proclives a simplificar todo. A veces los simplificamos con vistas reducir lo que sobra y otras veces, simplificamos para acallar nuestra propia conciencia. Solemos utilizar varías técnicas eficaces, como determinar “lo mejor” y olvidarnos de los demás. Otra técnica es unificar lo diferente para sólo preocuparnos de una cosa.

Este es el caso de quienes deciden que siendo solidarios, con los necesitados, estamos cumpliendo con el mandato evangélico de Amar a Dios sobre todas las cosas y al prójimo como a ti mismo. A esta simplificación se une la tendencia a preocuparnos sólo por los necesitados que nos caen simpáticos, dejando a los demás de lado. ¿Esto es realmente amar a Dios? Veamos lo que nos dice San Agustín:

Amamos a Dios con el mismo amor con el que amamos al prójimo. Más, como una cosa es Dios y otra el prójimo, aunque sean amados con un mismo amor, no por eso es una misma cosa lo amado. San Agustín (Sermón 265,9).

No ha duda de que quien hace un bien al prójimo se lo hace a Dios mismo, sobre todo si el bien conlleva desprendimiento, verdadera justicia y misericordia. Pero, amar a Dios es mucho más que amar a nuestro prójimo. Dejar el amor de Dios a un lado nos impide amar de verdad a nuestros hermanos. Amar a Dios nos lleva a encontrar en todo lo creado la bondad, belleza y verdad que ha puesto Dios. Estos tres trascendentales nos conectan y sintonizan con Dios. Nos permiten verlo en los demás y también en nosotros mismos. Nos permiten ver la acción de Dios sobre el mundo, ya que donde actúa Dios aparece belleza, bondad y verdad. Y nos permite discernir y entender de dónde parten muchos de los males que nos aquejan.

Dios nos mandó amarle sobre todas las cosas. Esto a veces nos parece imposible y otras veces nos parece inútil. ¿No es mejor amar las cosas y las gentes que vemos y con las que nos relacionamos? ¿No es Dios un Dios lejano, que no aparece entre nosotros? ¿Por qué tenemos que tenerle en cuenta si no nos sirve para nada?

Estas preguntas son actuales y llevan siéndolo desde que el ser humano fue creado. La tentación de Adán y Eva presupone que Dios no estaba presente cuando más lo necesitaban. La caída en el pecado, presupone que no tenemos más opción que ser egoístas y soberbios, porque simplemente, así somos.

San Agustín

Detrás de todas estas dudas está el amor egoísta que olvida que hay mucho más detrás de las apariencias del mundo. San Agustín nos explica que Dios no quiere que no amemos lo visible, sino que ordenemos el amor que tenemos por cada cosa, persona y realidad: “No quiero que no ames nada, pero quiero que ordenes tu amor” (Sermón 335C, 13)

El amor debe ser ordenado y no caótico. Primero amar a Dios, después aprender a ver a Dios en cada uno de nosotros. Amarnos de forma no egoísta nos permite ver que Dios está en los demás, nos caigan bien o mal. Después, amar todo lo animado e inanimado que nos rodea, porque en todo hay reflejos de Dios.

Aunque amemos con el mismo amor, cada cosa necesita de un amor diferente.

Tags:
amorAmoris laetitiacaridadoración
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Ary Waldir Ramos Díaz
Papa Francisco: Puede que yo merezca insultos, pero la Iglesia no
2
Ary Waldir Ramos Díaz
El Papa Francisco afirma que la ideología de género es «diabólica...
3
JIM CAVIEZEL
J.P. Mauro
El impactante tributo de Jim Caviezel a la Virgen María
4
crisis man
Marzena Wilkanowicz-Devoud
Los poderosos consejos de 3 monjes para vencer la desgana
5
ANMOL RODRIGUEZ
Domitille Farret d'Astiès
Atacada con ácido cuando era bebé, Anmol Rodriguez supera e inspi...
6
Maria Paola Daud
Cuando la Virgen María detuvo la lava del volcán Etna
7
SPAIN VOLCANO
Violeta Tejera
Padre Alberto, párroco de La Palma: “El volcán nos obliga a desal...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.