Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
jueves 21 enero |
Santa Inés
home iconEspiritualidad
line break icon

Empezó pidiendo alimentos para los enemigos de la II Guerra Mundial: AIN

AFP PHOTO/STR

Ruinas de la iglesia armenia de San Jorge en Aleppo (Siria), destruida durante un enfrentamiento entre rebeldes y tropas del Gobierno

Manuel Bru - publicado el 15/06/15

50 años prodigando misericordia: Nunca hay que desconfiar ni de la providencia de Dios ni del corazón de los hombres

En la celebración del 50 aniversario de la presencia en España de la Fundación Pontificia Ayuda a la Iglesia Necesitada, intervino, como primer promotor de esta obra en España, el padre mercedario y académico Alfonso López Quintas, tal vez el último filósofo español del siglo XX tras Julián Marías o Antonio Millán Puelles.

En su intervención nos contó una historia, que me causó una grandísima impresión, de la vida del fundador de Ayuda a la Iglesia Necesitada, o Ayuda a la Iglesia que sufre, el padre Padre Werenfried van Straaten, más conocido por el padre Tocino, cuando comenzó pidiendo patatas y piezas de tocino pueblo por pueblo en Centro Europa en principio para auxiliar a los sacerdotes y religiosos de la devastación, y en seguida para todos los demás que compartían su misma suerte en las cárceles y en los campos de refugiados tras la II Guerra Mundial. 

Se atrevió a visitar unas zonas rurales muy pobres donde la devastación de los rusos y ucranianos había sido terrible, y dejándole los párrocos del lugar hablar en la misa dominical les decía: “vengo a pediros alimentos para vuestros enemigos, los que saquearon y prodigaron la muerte por estas tierras, que ahora en las prisiones pasan hambre”. El silencio era estremecedor. 

Después se quedaba todo el día en la casa parroquial y, prodigiosamente, recibía uno tras otro a los feligreses, que le traían tocino y patatas, y le pedían que no se lo dijese a nadie, creyendo cada uno de ellos que era el único que había sucumbido ante la asombrosa sugerencia de aquel sacerdote de presencia física y de voz potente de vivir heroicamente la consigna evangélica de amar a los enemigos y cubrir el mal del pasado con el bien del presente.

Una de la frases más repetidas del Padre Werenfried era: “Nunca hay que desconfiar ni de la providencia de Dios ni del corazón de los hombres”. 

Después el padre Werenfried extendió su obra por todo el mundo, con el impulso personal del papa Pío XII, para ayudar a todos los cristianos que sufren en el mundo por ser cristianos: los cristianos perseguidos, en primer lugar, y las comunidades cristianas, con sus abnegados obispos y sacerdotes, que más sufren en el mundo la pobreza, y las dificultades, sociales, políticas y económicas, para evangelizar y para celebrar su fe.

A través de tres medios fabulosos -la oración (porque lo que no es posible para los hombres lo es para Dios), la información (porque no podemos amar lo que no conocemos) y la ayuda concreta (porque la caridad de Cristo nos urge)-, Ayuda a la Iglesia Necesitada prodiga misericordia tras misericordia, para que con nuestros bienes materiales, pero sobre todo con nuestro compungido corazón orante, no olvidemos nunca que, como reza el famoso libro del padre Werenfried, Dios sigue llorando en la tierra.

50 años de presencia de AIN en España significa 50 años de colaboración con la acción de esta Fundación Pontifica en la construcción de iglesias, la ayuda a obispos, sacerdotes, religiosos, y religiosas en dificultad, la ayuda en la difusión del Evangelio, y la ayuda a los cristianos perseguidos y a todos los refugiados y damnificados.

50 años en pro de lugares dignos para acoger a Dios: Las aportaciones a la construcción y reconstrucción de iglesias, conventos, capillas, seminarios y casas parroquiales representaron más del 40% de la ayuda de AIN en 2014. Una media de 19.570 euros es lo que se destinó a cada proyecto aprobado.

Se trata de que las comunidades cristianas puedan desarrollar su vida de fe en entornos dignos y de que cuenten, en el caso de los templos, con la presencia física de Dios en la Eucaristía. 

  • 1
  • 2
Tags:
ayuda humanitariaespañapersecucion
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia hoy se publica diariamente en ocho idiomas: francés, inglés, árabe, italiano, español, portugués, polaco y esloveno.
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
CHRISTIAN TOMBSTONE
Francisco Vêneto
Encuentran en Israel una losa de 1.400 años con una inscripción m...
2
TudoSobreMinhaMae.com
Cómo desarmar el berrinche de tu hijo con una pregunta
3
Rodrigo Houdin
Sacerdote tras la explosión: “Estoy atrapado en el quinto piso, r...
4
WOMAN PRAYING
Felipe Aquino
La increíble fuerza de la oración de una madre por un hijo
5
MARTIN LUTHER KING
Jorge Graña
¿Sabías que Martin Luther King apreciaba mucho el Rosario?
6
LIBBY OSGOOD
Sandra Ferrer
Libby Osgood, la científica de la NASA que se hizo monja católica
7
AGUILAR
Alvaro Real
España: ¿Por qué retiran una cruz de la puerta de este convento?
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.