Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
lunes 01 marzo |
San Félix III, papa
home iconEspiritualidad
line break icon

Corazón, cabeza y voluntad unidas en la oración «Quiero»

Praying child © itsmejust / Shutterstock

Carlos Padilla Esteban - publicado el 11/06/15

"Quiero sentir que me quieres más de lo que yo me quiero, quiero dejarme tocar por tus manos que me buscan..."

El corazón es importante en nuestra vida, es verdad. Pero también lo son la cabeza y la voluntad.

El otro día leí una reflexión interesante: “¿Cuál es la rueda más importante para que un coche ande? Cuando hago esta pregunta en la consulta las respuestas son muy variadas. Algunos aciertan y responden que las cuatro”[8].

Un coche que no tenga cuatro ruedas no llega a su destino. Y tienen razón los que dicen que el corazón es fundamental. Porque sin corazón no avanzamos.

El corazón es el que se adhiere a Dios y a los hombres. Es el que ama. El que se entrega. El que se enamora de la vida. El que pone la pasión en lo que hacemos.

Pero muchas veces en el amor tenemos que adherirnos con la voluntad y con la razón. Todos los aspectos de mi vida son importantes. Si algo no está en orden en mi interior, repercute negativamente en el todo de mi vida.

Si no cuido mi cuerpo, estoy descuidando mi alma. Necesitamos todo para poder caminar. Para poder entregarnos en el amor, tenemos que poseernos. Tenemos que tener paz con nuestra vida.

Una persona rezaba así el otro día:

Quiero tocar la vida, con las manos, sutilmente. Quiero abrazar, sembrar ilusiones, despertar amaneceres. Quiero sentirme pequeño, cuando no logre alcanzarte. Quiero sentirme muy grande cuando note en mí tu fuerza.

Quiero abrazar con el cuerpo y con el alma al mismo tiempo. Quiero mirar las estrellas y las cumbres, el ancho mar, el vasto cielo. Quiero seguir hoy tus pasos, con miedo a perderlo todo, con pasión por darlo todo.

Quiero, Jesús, oler tus olores, mirar con tus ojos. Quiero ver lo que Tú ves, mucho mejor que lo que yo veo. Quiero sentir que me quieres más de lo que yo me quiero. Quiero dejarme tocar por tus manos que me buscan.

Quiero sentir en mi alma la voz que dice mi nombre. Quiero tenerte y quererte. Quiero saber que me tienes. Quiero mirarte escondido, ver tu mano alzar la mía. Quiero oír tu voz que grita. Que espera, calla y consuela. Quiero caminar tus pasos.

Quiero sentir que en mis venas es tu sangre la que fluye. Quiero admirar a los hombres y no quedarme en las quejas. Quiero inventarme maneras de amar hasta dar la vida. Quiero vivir hoy la vida, sin miedo nunca a perderla”.

Ese “sí, quiero” de la oración es un grito del corazón, una expresión honda de la voluntad que se pone en camino.

Son necesarias todas las ruedas para poder avanzar. No podemos correr estando cojos. Queremos darlo todo. Queremos partirnos sin miedo. Todo es importante para que el coche de la vida ande.

Queremos tomar en cuenta todas las facetas de mi vida. Todo importa. Si algo no va bien, repercute en el resto. El cuerpo y el alma son importantes.

Tags:
oracion
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Kathleen Hattrup
El hombre que besó la frente del Papa dice que la Virgen lo curó ...
2
BABY
Aleteia Team
El bebé que nació agarrado al DIU
3
DEMANDE EN MARIAGE
Edifa
No te cases sin haberte hecho estas tres preguntas
4
SINDONE 3D
Lucandrea Massaro
El Hombre de la Sindone, reconstruido en 3D: ¡Son verdad los Evan...
5
MEXICO
Pablo Cesio
México: El hombre que llegó a su propia misa de cuerpo presente
6
Redacción de Aleteia
El cuerpo intacto de Santa Bernardita: Lo que dijeron los médicos...
7
BAPTISM
Pablo Cesio
Bautizan a la bebé que nació viva tras “aborto legal” y la llaman...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.