Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
miércoles 21 abril |
San Anselmo de Canterbury
home iconActualidad
line break icon

«Ayudar a alguien a morir, es matar. Y matar no es tener compasión»

Jaime Septién - publicado el 10/06/15

La nueva legislación de la eutanasia en California tiene peligrosas implicaciones, especialmente para los pobres y los vulnerables

El Estado de California, en Estados Unidos, se encuentra muy cerca de legalizar el suicidio mediante la asistencia de un doctor.  El Senado aprobó la semana pasada la iniciativa de ley SB 128, la cual permitirá a los doctores prescribir medicamentos en pacientes con enfermedades terminales para que los puedan tomar y darse muerte por ellos mismos. La iniciativa está siendo considerada por la Asamblea estatal y podría ser aprobada muy pronto

Por tal motivo, el arzobispo de Los Ángeles, monseñor José H. Gómez, ha escrito una reflexión en diversas publicaciones de California en la que explica que, no obstante las buenas intenciones de quienes apoyan la iniciativa, esta legislación tiene peligrosas implicaciones, especialmente para los pobres y los vulnerables».

Miedo a hacerse mayor

Para monseñor Gómez, no es un secreto que tanto California como toda la Unión Americana están enfrentando una crisis en los servicios públicos de salud en pacientes con enfermedades terminales, en la etapa final de su vida. «La gente tiene miedo de volverse mayor (.) temen el volverse dependientes de otros o morir solos en un hospital, atados a toda clase de aparatos médicos», reconoce en su artículo monseñor Gómez.

Para el prelado de origen mexicano, esa ansiedad es «natural y justificada: no querríamos eso mismo para nosotros ni para nuestros seres queridos». Pero la solución ante un sistema roto es arreglar el sistema y «no matar a aquél que tiene miedo y sufre». 

«Es una falla del liderazgo y de imaginación moral responder al sufrimiento humano haciendo más sencillo que la gente se pueda dar muerte a sí misma», subrayó el arzobispo de Los Ángeles en su reflexión sobre la iniciativa de ley en California. «Ayudar a alguien para morir -incluso si esa persona lo pide-es matar; y matar no es compasión, es matar: es responder a las necesidades de nuestro prójimo con indiferencia, con la fría comodidad de la muerte». 

No es una exageración

Para monseñor Gómez el debate sobre el suicidio asistido es un distractor que inhibe la confrontación con los verdaderos problemas de salud pública por los que atraviesa Estados Unidos.  Se necesita -según el purpurado angelino-un debate honesto, pues la SB 128 está empujando a soluciones rápidas que involucran el asesinato de personas con demasiadas dificultades para ser tratadas médicamente; más aún si son pobres, muy ancianos o discapacitados, así como aquellos que viven en comunidades de inmigrantes o de minorías étnicas. 

«Estas preocupaciones no son exageradas.  Se tiene el caso del Estado de Oregón, donde el suicidio asistido por un doctor es legal, en el cual a una mujer se le negó la cobertura de su seguro para un tratamiento de cáncer mientras que en la misma carta se le invitaba a tomar píldoras para suicidarse, que la misma compañía se ofrecía a pagar», relata monseñor Gómez en su reflexión.

Si bien se trata de un caso aislado, muestra, según monseñor Gómez, la «lógica» del suicidio asistido que podría estarse extendiendo, más adelante, no solamente a los enfermos terminales, sino a todos aquellos que sufren dolores crónicos o intolerables.

«Una vez que se establezca que ciertas vidas no merecen la pena de vivirse, vamos a encontrar más y más personas tomando la decisión de que sería mejor para ellas estar muertas.  Es trágico pero es cierto.  En Oregón ha habido un dramático ascenso en las tasas generales de suicidio -un incremento de más de 40 por ciento-desde que se legalizó el suicidio asistido por doctores», escribe monseñor Gómez.

El arzobispo de Los Ángeles terminó pidiendo que se detenga la implementación de la SB 128 porque «no podemos permitir que California se vuelva un lugar en el que respondamos al sufrimiento de los otros ayudándolos a darse muerte; debemos hacer que California sea vanguardia en la verdadera compasión de los que mueren».

Tags:
eutanasia
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
DIOS ASI LO QUISO
Adriana Bello
Juan Luis Guerra y Ricardo Montaner le cantan al amor eterno
2
PADRE PIO
Philip Kosloski
Cuando Padre Pío rezaba por alguien, decía esta poderosa oración
3
Salvador Aragonés
La gran preocupación del Papa (y de la que no hablan los medios)
4
ROBERTA MASCENA
Redacción de Aleteia
Se gradúa con el uniforme de limpiadora de su madre
5
Amii Stewart
Silvia Lucchetti
Amii Stewart: Un día la estatua de la Virgen me habló
6
Juan Daniel Escobar Soriano
¿Por qué un católico no puede pertenecer a la masonería?
7
SAINT JOSEPH
Philip Kosloski
Esta antigua oración a san José es “conocida por no fallar nunca”
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.